viernes, 30 de mayo de 2008

UN SÓLO CORAZÓN DONDE CABEMOS TODOS


Hoy la Iglesia Universal conmemora la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús.
La solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús recuerda el misterio del amor de Dios por cada hombre y mujer. -Juan Pablo II. 10, Junio, 2004.
La devoción al Corazón de Jesús es antigua, y radica en la profunda meditación sobre los sufrimientos de Cristo en su pasión, en el costado y el Corazón abierto de Jesús, de donde salió sangre y agua. De ese Corazón nació la Iglesia y por ese Corazón se abrieron las puertas del Cielo.
Así pues, esta excelente devoción guarda y enseña el camino ejemplar del Maestro. Senda, que no elude el valor del dolor y del Sacrificio, para llegar a la meta salvífica de la unión con el Padre. Por eso, en estos tiempos, esta práctica piadosa se hace más necesaria que nunca. Son tiempos de extravío y desorientación, incluso en el seno de la misma Iglesia, y por eso los cristianos debemos agarrarnos con fuerza, al Único que anclado en la verdad, porque es la Verdad misma, es nuestro punto referente.
.
Hay quien piensa lo contrario y apuesta por reformas y cambios sustanciales. Mudanzas en la esencia misma de los principios que nos sostienen. Estos últimos días, El cardenal Carlo María Martini dijo que “la Iglesia debe tener el valor de reformarse”. Martini solicita “ideas” para discutir y reflexionar sobre sí misma. Dicho de otro modo, el cardenal cree que la Iglesia debe adaptarse a los signos de los tiempos.
Para mí, tal y como nos enseña el Magisterio y la tradición, la Iglesia es la continuadora en el tiempo de la obra de Jesús en el mundo, y tal como dicen las Escrituras tiene una cabeza visible: “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.” (Mt. 16, 18). Y es a aquel que la rige por deseo del mismo Cristo, donde hay que mirar constantemente. El jefe supremo de la Iglesia es Jesucristo, que la asiste y dirige desde el cielo. Pero al partir de este mundo era necesario que dejara quien hiciera sus veces sobre la Tierra; y con ese fin designó a San Pedro.
.
No quiere decir que la Iglesia tenga que estar cerrada a los cambios, ni a la Historia; no lo está. Pero me temo que el “equivocado” Cardenal Martini, va aun más lejos.
El cardenal elogia a Lutero, y se muestra como un hombre con dudas de fe, por otra parte lógicas, como ya lo dejó entrever la Madre Teresa; pero el problema radica cuando da a entender que, el creyente no es uno que ha llegado, sino que es siempre un ateo que se esfuerza cada día en comenzar a creer. Así mismo, el cardenal, plantea la discusión sobre la posibilidad de ordenar a hombres casados y reclama una apertura del Vaticano en materia de sexo, ¡derogando partes del contenido de la encíclica Humanae Vitae!. Echando por tierra la infalibilidad de los Papas.
.
Frente a la defensa o no del celibato o la ordenación de mujeres; yo pienso que la Iglesia tiene por delante otros problemas en el mundo actual. Probablemente el primero de ellos es el reto de experimentar en cada uno de sus miembros (y eso somos todos), un testimonio vital y ejemplar de Aquel a quien decimos seguir. Y estoy hablando de un cambio necesario y radical en nuestras vidas, en el obrar y en el hablar. Y probablemente, el otro reto, no menos importante y aparejado indisolublemente con el primero, seria anunciar y vivir la caridad y el servicio a los hombres. Es decir, como siempre he defendido –la reforma- empieza por uno mismo.
Es decir, hablando en plata, dar menos importancia al sexo, que la tiene según el ámbito, pero primar sobretodo los esfuerzos en la oración, en la comunión y en la caridad.
.
Los cristianos debemos lanzarnos por todos los caminos de la tierra, para ser sembradores de paz y de alegría con nuestra palabra y con nuestras obras. Hemos de luchar —lucha de paz— contra el mal, contra la injusticia y contra el pecado, para proclamar así que la actual condición humana no es la definitiva; que el amor de Dios, manifestado en el Corazón de Cristo, alcanzará el glorioso triunfo espiritual de los hombres.
La gran promesa del Sagrado Corazón de Jesús es muy consoladora: la gracia de la perseverancia final y el gozo de encontrar en su Sacratísimo Corazón un refugio seguro de misericordia en nuestra última hora.
.
Corazón divino de Jesús,
por el Corazón de María,
la mujer nueva de Nazaret,
nos consagramos a tu Corazón
para ser en nuestro mundo
antorcha de esperanza para los decaídos,
alegría para tantos hombres
que se encuentran solos y desesperados.
.
No nos dejes caer en la tentación
de no hacer nada.
Ayúdanos a sembrar los caminos
de amor a los que sufren
y ser entre los hombres
constructores de la Civilización del Amor. Amén.

* * * * *

8 comentarios:

Militos dijo...

Arcendo: Pura y completa doctrina.
Me gusta mucho. Yo visceral, como siempre. Luego lo medito despacio.
Vuelvo a repetirte: Gracias por ser como eres.
Besiños

Yeli dijo...

“y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” Mateo 24:12

Aunque tengo algunos puntos de vista encontrados con los tuyos, no tengo duda de que no importa cuanta violencia nos rodee y cuan fuerte sea el arrastre hacia el adormecimiento...es Cristo en nosotros la esperanza de gloria!
Un abrazo.
Yeli

JORGE dijo...

Apreciado en Cristo Arcendo,

La virgen nos ha preparado todo el mes, para humildemente cerrarlo con la fiesta del Corazón de su Hijo, que hermoso regalo de nuestra Madre, pienso que son los Corazones de Jesús y de María que se han unido como maravilloso regalo para nosotros, no desperdiciemos este regalo.

Interesante tu comentario, creo que habría que recordar que hoy es precisamente también la Jornada Mundial de Oración por la Santificación de los Sacerdotes (obispos y cardenales incluidos). Apoyémoslos espiritualmente, para que perseveren fieles a la fe de la Iglesia que nos gloriamos en profesar, porque también son humanos, y necesitan nuestra ayuda (material y espiritualmente).

Ahhh, porsiaca... hace poco hemos habilitado la opción de comentarios en nuestro godcast (www.travesiaporlavida.podomatic.com), aunque a veces hay dificultades, porque en podomatic están haciendo mejoras, y en ciertos horarios desabilitan algunos recursos, es cuestión de probar a diferentes horas. Hay cocido, callos, oreja, sopa de ajo, migas manchegas con chorizo, y calamares a la romana para los primeros que accedan ☺

Gracias y bendiciones

Alawen dijo...

Arcendo, hermoso post, estoy de acuerdo con el 100% de su contenido, para qué añadir más.
Conste que leo tus entradas con asiduidad, si no me prodigo más en los comentarios es por problemas de tiempo. Vamos, que estoy "mú liá".... XDDDD
Un abrazo, como siempre...

Mary dijo...

hermoso tu post ¡

Laura de Nava dijo...

Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío. Tu entrada es hermosa y menos mal que vine aquí primero porque la de hoy en el nuestro iba a ser similar jajaja. Bueno, lo importante es adorar y alabar a Cristo, y eso lo hacemos juntos como hermanos y comunidad de santos. Dios te guarde.

Militos dijo...

Porque El nos amó primero, nos acostumbramos a no dar nada o muy poco a cambio. Hoy si tengo que darte la razón del todo, sin agua fría por medio. Lo has dicho muy bien y seguro que sabes hacerlo mejor.
La Misericordia del Sagrado Corazón nos alcance a todos para que sepamps darle lo que El nos pida y no lo que nosotros queramos darle.
Gracias por esto y por lo demás.
Besiños.

JORGE dijo...

Otra cosa, oremos por la salud mental del Cardenal Martini, porque a mi parecer, esa sería la posible causa de sus inadecuadas apreciaciones, que ya en su oportunidad, algunas fueran puestas al derecho, entre otros, por el ahora fallecido Cardenal Alfonso López Trujillo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...