jueves, 26 de junio de 2008

BUSCANDO PAZ INTERIOR

Cómo es de noche, amanece un nuevo día y uno pretende que sea mejor que el anterior, lo que me mueve en este momento es olvidar, aunque sea momentáneamente, el dolor, contener la rabia y aliviar mi espíritu con la oración.

Llevo ya demasiados posts, dando caña, y dando rienda suelta a lo que me pide el cuerpo y es hora de aplacarse y de buscar la paz interior, porque después viene mi hermana bichito y me lo echa en cara.
Así que para terminar bien la jornada y para empezar mejor la que comienza, nada como echar mano de las palabras dulces, sabias y sosegadas del gran maestro espiritual, que fue y es San Francisco de Asis.
A todos los que tengáis esta necesidad que ahora tengo yo, os invito a rezar conmigo esta insuperable “Oración por la Paz”, del Hermano Francesco, el pobrecito de Asis:
.
"Donde hay odio, ponga yo amor.
Donde hay ofensa, ponga yo perdón.
Donde hay discordia, ponga yo unión.
Donde hay error, ponga yo verdad.
Donde hay duda, ponga yo fe.
Donde hay desesperación, ponga yo esperanza.
Donde hay tinieblas, ponga yo luz.
Donde hay tristeza, ponga yo alegría.

Oh Maestro! Haced que yo no busque tanto: ser consolado, como consolar; ser comprendido, como comprender; ser amado, como amar.
Porque: dando, se recibe; olvidándose, se encuentra; perdonando, se alcanza perdón, y muriendo, se resucita a la vida eterna. Amén."

* * * * *

8 comentarios:

Terly dijo...

Arcendo:
Te he acompañado en la oración y la verdad es que me siento mejor.
Un abrazo.

Militos dijo...

Esto sí es paz. A mí antes Sólo me gustaba San Francisco Javier y el santo de Asís me parecia un poco blando. pero ahora te prometo que lo siento de otra forma. Y esta oración me parece toda una revelación de esos deseos del alma que ni siquiera sabes que los tienes, cuando notas que te falta algo y no lo encuentras.
Anoche, antes de darte las buenas noches, estuve leyendo lo de San Francisco y el hermano lobo y me encantó.
No sé si ya no andas por aquí pero vine a devolverte la visita y a darte las gracias por tus palabras que no sé de donde las sacas pero que me hacen tanto bien. Bueno si lo sé, del mismo sitio que yo cuando no hay enfados,
!Que foto tan linda la del niño¡.
No tengo ganas de despedirme ¿Qué hago?.
No me acuerdo cual era el nombre del lobo de San Francisco, luego lo busco.
Muy bien elegida esta entrada para terminar un día tan revuelto.
Quereres y besiños.

Aguijón dijo...

Bonita oración. Gracias por este "kit-kat".

H dijo...

(Off topic) Te invito a unirte a esta iniciativa.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Hola arcen,no puedes bajar la guardia sigue dando "caña".A veces sin necesidad nos ponemos melancólicos por otros motivos.No mascullas tus palabras.Siempre paradójico y provocador,hablas muy claro y en voz alta,y en tu estilo lapidario,con esa pasión y fuerza de convicción propias de los hombres prendados del absoluto.
Dios es aquel que ama lo bastante como para consolar a los que lloran,no transformando sus lágrimas en risas a golpe de varita mágica,sino enseñando a amar como ama él,hasta lograr que su amor inunde sufrimiento.Recibe más que un saludo,un abrazo.

Militos dijo...

Querido arcendo: Hace mucho que mi vida entera está en manos de mi Madre, pero haces bien en recordármelo. De todas formas este capítulo no va mal, el peor ahora es el de Brighton.
Lo que siento es que yo no puedo servirte de ayuda como haces tú conmigo. Sólo ya sabes, rezo y rezo.
Besiños y besiños

Militos dijo...

Hoy tampoco tengo ganas de despedirme. Te voy a releer un poco.
¿Te importa?.
Besiños

María Jesús Verdú dijo...

Me he sentido mejor después de leer el post y de pronunciar esta oración

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...