miércoles, 20 de agosto de 2008

REFLEXIONES ANTE LA MUERTE

Hoy toda España está afectada por la tragedia de Barajas. Cualquier persona con un mínimo de sensibilidad queda consternada ante tan tremendo accidente. Desde aquí, no podemos pasar sin hacer referencia al mismo y pedir una oración por todas las víctimas y sus familiares.

.

Cuando algo de estas características tiene lugar es un mazazo que marca durante mucho tiempo a toda la población. Las causas todavía estarán por estudiar pero la explicación de más de 140 vidas segadas en un minuto, y es difícil decirlo ahora, sólo hay que buscarla agarrados a la fé en un Dios Padre, que nos quiere y que desea lo mejor para todos y cada uno de sus hijos; porque, para los que tenemos fé, a pesar de que no nos pueda caber en la cabeza tanta pena junta, sabemos que todo lo que pasa, ocurre por una poderosa y amorosa razón superior a nuestro entendimiento.

.

Así, ante este suceso sólo se me ocurren dos cosas; la primera me viene como moraleja a lo ocurrido hoy en Madrid, y me la dá el mismo Evangelio:

"Estad preparados porque no sabéis ni el día ni la hora..." (Mateo 25,13). Porque, a pesar de tener presentes estas palabras, siempre creemos que eso le toca a los otros, nunca a uno mismo. Hace falta la muerte de alguien para volvernos al Maestro y reconocer que sólo somos un soplo que pasa o una pelusa que se lleva el viento. Y que conviene estar alertas para usar la vida en algo bueno, porque pronto se acabará y se nos pedirá cuenta de cómo la hemos gastado.

La otra reflexión se la lleva esta noticia:

“Cada día se produce en España una media de 278 abortos, lo que supone que cada cinco minutos un embarazo es interrumpido…” (Diario El Mundo).

¿Cómo puede ser que estemos (legítimamente) consternados ante la muerte de algo más de 140 personas y aceptemos, sin inmutarnos, el asesinato DIARIO de 278 inocentes?. Creo que esta sociedad, necesita un urgente examen de conciencia.

.

De todas maneras, para unos y otros, nuestro único deseo en estos momentos es que descansen en paz, que Dios conceda consuelo y esperanza a sus familiares y seres queridos y esperar que el día en que a nosotros nos toque dejar este mundo estemos preparados en todos los sentidos.

* * * * *

6 comentarios:

Terly dijo...

Dos tragedias de enorme dimensión, Arcendo, la muerte de 147 personas que seguramente pensaban en pasar unos días de relax y la muerte provocada de esa gran cantidad de vidas en embrión que diariamente son interrumpidas, aniquiladas, seres inocentes que ni siquiera se les da la oportunidad de nacer. Sólo Dios sabe cuantos eminentes científicos, poetas, literatos, artistas de toda índole, juristas o simples trabajadores en pro del bien de los demás, nos habremos perdido por no haberles dado la oportunidad de nacer.
Un abrazo.

Luisa dijo...

Me sumo a tu opinión Arcendo y al comentario de Terly.
Abrazo a los dos
Luisa al Sur de España

Alter ego (el otro yo) dijo...

Hola Arcen,menuda tragedia y del otro tema
España se ha convertido en "el paraíso de los centros de abortos" cada vez son más jovenes que quieren abortar.¿Que medida toma el Gobierno? ninguna,ni tampoco la crisis que estamos pasando poco a poco.No me lo puedo creer.
Saludos.

blumun dijo...

Hola Arcendo, yo tambien, ayer,reflexionaba sobre muchas muertes que no son tan mediáticas , ni hacen vender tanta información. Y por supuesto, con mis condolencias a las familia de las víctimas, pues ha sido horroroso. Tambien pienso en las demás muertes, y me rebela el silencio institucional.
Un abrazo.

JORGE dijo...

La exhortación: «¡Estén preparados!» no es una invitación a la angustia de pensar en cada momento en morir. Significa «estar en regla». Para el propietario de un restaurante o para un comerciante estar preparado no quiere decir vivir y trabajar en permanente estado de ansiedad, como si de un momento a otro pudiera haber una inspección. Significa no tener necesidad de preocuparse del tema porque normalmente se tienen los registros en regla y no se practican por principio fraudes alimentarios. Lo mismo en el plano espiritual. Estar preparados significa vivir de manera que no hay que preocuparse por la muerte. Se cuenta que un día a San Luis Gonzaga, mientras jugaba cartas con sus amigos, le preguntaron “a boca de jarro” «¿Qué harías si supieras que dentro de poco vas a morir?», el santo respondió: «¡Seguiría jugando!». La receta para disfrutar de la misma tranquilidad es vivir en gracia de Dios.

Me pregunto: los que promueven el aborto (es decir que participan en la muerte de 80 millones de niños al año) ¿Qué responderían ante esta pregunta?

Militos dijo...

Todas las muertes inesperadas y masivas duelen en el corazón de los que quisiéramos aliviar el dolor humano y no podemos hacer otra cosa que rezar. Y ya es bastante. El aborto también es inesperado para el propio niño. Si la madre descastada imaginara el dolor de su hijo no podría seguir adelante con ese homicidio. Pero no, lo mejor es ponerse la venda y atender sus prioridades.
yo lo siento pero a mí no me gusta convivir con esta humanidad. Y también me voy a poner una venda en los ojos y una pinza en la nariz para que no me salpique la sangre de tanto inocente.
Descansen en paz las víctimas del accidente y que nuestros ruegos les ayuden a traspasar el umbral de la Gloria.

La anécdota que cuenta Jorge siempre me gustó y me pareció un gran ejemplo para estar preparados en cualquier momento. También tiene razón cuando dice que el Señor no anda al acecho para pillarnos en el peor momento.

PD/ ya estoy en Madrid hasta el sábado mediodía.
Voy a leer tus otras entradas. Me da la impresión de que me voy a enfadar.
Besiños

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...