lunes, 8 de septiembre de 2008

LAS CRISIS DE LA CRISIS

.
Si uno se pone a leer la prensa del día, ya sea digital o impresa, la depresión puede llegar a límites preocupantes; y si uno, después de intentar comprender esas noticias, no se toma un frasco entero de valium es porque uno es creyente y a parte de creer en la Divina Providencia, tiene muchas otras responsabilidades y esperanzas todavía que cumplir en esta vida. Pero los hechos son para que terminemos todos -de psiquiatra-.
España está en crisis, eso es un hecho constatable, notorio y real; pero no sólo existe una creciente crisis económica, sino una crisis global de efecto dominó.
.
A gran escala, efectivamente podemos hablar de una gran crisis económica que, de seguir así, va a tener unos efectos devastadores.
No sólo va a terminar con las grandes inmobiliarias, esto nos afectará a todos. Basta darse un paseo por cualquier calle céntrica de Madrid, para verlo. Los carteles de "se vende", o "se alquila", no solo cuelgan de muchas viviendas; ya se empiezan a ver en muchas tiendas; precisamente esos comercios -de toda la vida- que han ido subsistiendo con mucho trabajo y mucho esfuerzo, son los que ahora están abocados también a la venta o al traspaso. ¿Quien no está empezando a ver ya, muchos "Liquidación por cierre de negocio".
Incluso los establecimientos de hostelería, los bares, están empezando a notar la sequía monetaria, ¡y lo que te rondaré morena!.
¿Se acuerdan ustedes del tristemente famoso "corralito argentino"?, pues ... cuando las barbas de tu vecino...; y es que se han dado muchas facilidades en estos cuatro últimos nefastos años de desgobierno, en forma de prestamos e hipotecas salvajes y muchos se van a quedar sin casa y sin modus vivendi, ¡si no al tiempo!...
De esto, los grandes Bancos, supieron nadar y guardar la ropa, no así las Cajas, que terminaran pagando sus connivencias con estas políticas del derroche.
.
También es justo que hablemos, porque es real de una gran crisis institucional:
Ahí están Otegi y los pro etarras montando su circo, Ahí está Ibarreche con su referéndum bajo el brazo, hay están Pujol, Más, Montilla y ese contubernio que han dado en llamar tripartito, apretando las tuercas a un desgobierno que se las deja apretar. Incluso ahí está la federación española de fútbol con su presidente, Villar , al frente, para permitir nada menos que una selección (¡nacional!) catalana dispute torneos internacionales. ¡Lo nunca visto!.
Lo malo de esto, es que no hay oposición ante tamaño despropósito, esto se viene abajo y todos aplaudiendo ante la gran demolición estatal. ..., y mientras tanto el de la Zarzuela, el supuesto garante de la unidad de España, missing, desaparecido, no sabe, no contesta.... ¡Esto es de traca!. ¡Bienvenidos a los Taifas del Siglo XXI!, y la historia.... a tomar viento, que no sirve para nada.
.
Pero si todo esto no fuera grave, que lo es y mucho, considero yo, que la innegable crisis moral creciente en esta sociedad, es un peldaño más, mejor dicho, es la que está haciendo que todo esto se tambaleé (lo del efecto dominó, ¿recuerdan?). Esta es "la primera ficha".
Este desgobierno tenebroso se apresura a tapar las crisis con muertes y pasados, metiéndonos de lleno en un abismo mucho más profundo.
Ante su impotencia para gobernar, su arma para entontecer y envilecer es servirnos en bandeja la posibilidad del asesinato fácil de inocentes: el aborto; el crimen impune a los que "ya no sirven": la eutanasia, ¡Viva Hitler!; y la apertura de zanjas, de viejas heridas, de odios, de rencores, de recuerdos pasados de guerra y de muerte.

¡Que gran irresponsabilidad!, ¡Que equivocación!, ¡Que maldad!.

Sin embargo, esta sociedad, ya podrida en muchos aspectos, lejos de quitarse la venda, sigue embobada, idiotizada, hipnotizada; aplaudiendo (salvo escasas excepciones) estas barbaridades y votando una y otra vez a los mismos que nos están enfangando. Y así nos va a pequeña escala.
.
Porque, puesta la vista en el microscopio de la vida cotidiana, notamos que también estamos afectados de crisis. El respeto y la educación personal cada vez se valoran menos y la fidelidad es algo obsoleto. El matrimonio no es un compromiso de amor, ahora es un contrato impersonal y de intereses totalmente "animales", instintivos.
Según el I.N.E. los divorcios son más numerosos y se producen antes. Entonces me pregunto...¿que valor se le dá a los hijos?, y lo que es peor, ¿que concepto de sus padres y de esta sociedad guardaran ellos, ante estas separaciones?.
No es que el concepto de familia tradicional no sirva, sino que se están encargando de dinamitarla; y no porque "otros" núcleos, otras "nuevas familias" sean mejores, sino porque este concepto primario es el mejor.
.
Ante todo esto, esta vez, me ha salido un post, además de largo, excesivamente pesimista; pero no por ello deja de ser realista, los datos y las vivencias de cada uno están ahí para corroborarlo. Pero no quiero terminar sin un halo de esperanza, sin alumbrar una pequeña llama en este túnel.
Decía el Padre San Josemaría Escrivá, que "estas crisis del mundo son crisis de santos", y yo estoy convencido de que esto es así; y que todavía hay mucha gente buena enseñándonos como dar la vuelta al mundo como se le dá la vuelta a un calcetín.
Esta revolución que hoy necesitamos empieza por "la primera ficha", por recuperar el orden moral de cada uno de nosotros, por volver a los conceptos y principios absolutos, que nunca se han perdido, están ahí. Por un rescate de los valores humanos y espirituales que nos han hecho evolucionar en otros tiempos.
.
Si reivindicáramos, la dignidad de la persona agarrándonos fuertemente a Dios , estaríamos en disposición de recobrar el verdadero sentido de la vida. Alcanzar el objetivo, posiblemente puede entrañar sacrificios. Pero, ¿no es la Cruz, símbolo de salvación?
Nuestra cruz, por ahora, no es la que está clavada en la cima de la montaña, es la cruz callada de cada día; la de las pequeñas cosas, la de los detalles. En la oficina, con la familia, en la escuela, en el campo, con los amigos, con todos los que nos cruzamos todos los días; ahí está ahora, la lucha. Dando testimonio con nuestro quehacer, de lo que pensamos, diciendo lo que nos quema cuando más cuesta. Porque, cuando lleguen momentos más arduos, sin llegan, entonces ya tendremos ayuda para sobrellevarlos.
En su "Estudio de la Historia", Arnold Toynbee recoge un párrafo de Edwyn Bevan sobre el futuro; que ya he repetido aquí otras veces, pero me gusta recordar y además nos puede resultar ahora tremendamente útil:
"Está la Iglesia católica, factor con el que hay que contar. Quizá tenga que, sufrir la peor opresión en un futuro Estado universal. Pero lo mismo que llegó a obligar al mundo romano a someterse a Cristo, quizá podría nuevamente, por la fecundidad del martirio, conquistar el Estado mundial racionalista y científico del porvenir".
Hemos de estar preparados, para lo que venga. El futuro puede ser nuestro, ¡pero hay que ganarlo!.

* * * * *

3 comentarios:

H dijo...

Lo que más me ha gustado es saber que tenes cosas buenas que hacer, no como los hijos de puta que nos rodean...

Qué gran entrada, si tuviera buen lector...

ANAROSKI dijo...

Que pedazo de entrada Arcendo te has lucio y de larga nada, a mi se me ha hecho interesantisima, y no me ha parecido ni larga ni corta, simplemente la extensión que merecía, así estamos, yo trabajo en el Sector hipotecario y las estoy pasando canutas, y veo mucho pero que mucho sufrimiento a nuestro alrededor, a ver si vamos saliendo de este lío poco a poco, porque la cosa pinta aún más fea, seguiremos rezando.

Un beso.

Militos dijo...

Oye H: que buenos lectores sí que tiene. Lo malo es que el gobierno no lee.
Arcendo: lo que más me gusta es que después de describir panoramas como éste, des soluciones, como la lucha cotidiana. gracias y besiños

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...