martes, 16 de diciembre de 2008

PRIORIDAD: ¡RECUPERAR LA ALEGRÍA!


De todos los valores que hemos hablado, en el tiempo que lleva abierto el blog, y de los que hablaremos próximamente, sin restar importancia a ninguno de ellos; hoy quiero tratar de uno, de los que considero más necesarios en el mundo en que nos movemos. Se trata de la Alegría.
.
Hoy, ya no es tan fácil encontrar la alegría. De hecho, se ha vuelto más bien excepcional. Todo el mundo suele ser arisco, impaciente, a veces duro y nos parece normal cruzarnos a diario con rostros amargados.
Comprendo que haya momentos de oscuridad y tristeza, pero, ¿Cómo se puede vivir la vida entera sufriendo?.
La tristeza no es más que la cárcel del alma, nos resta libertad y capacidad de reacción.
.
Los seres humanos conocemos el dolor y quienes hemos perdido a un ser querido lo hemos experimentado bien. Sin embargo, así como conocemos el sufrimiento, también somos capaces de tener sensaciones opuestas, la alegría, por ejemplo. Pero, la alegría es un valor, y como otros ha de asumirse y cultivarse, exige cierto esfuerzo y predisposición por nuestra parte, y sobretodo una razón en la que asentarse. Pero es una obligación buscarla, decía Michael Quoist, "tienes derecho a llorar, pero aún entre lágrimas, no tienes derecho a renunciar a la alegría"..
Nuestra alegría no es la del animal bien comido y bien bebido, que con sonrisa boba, vive la vida sin otra preocupación egoísta que la de pasarlo lo mejor posible hasta que llegue el fín: "ríe, come, bebe que la vida es breve"; sino es una alegría que viene de dentro.
La alegría surge, en primer lugar, de una actitud, la de decidir cómo afronta nuestro espíritu las cosas que nos pasan. Quien se deja afectar por las cosas malas, elige sufrir. Quien decide que su paz es mayor que las cosas externas, entonces se acerca más a la alegría. En cierta manera se puede decir que, el que tu vida sea triste o alegre no depende de tu vida, depende de tí.
Lo que hay que tener claro es que, la alegría verdadera, la que perdura por encima de las contradicciones y del dolor, es la que mana de la fuente más común, mas profunda y más grande; del Amor. Decía Tagore, "Me dormí y soñaba que la vida era alegría, me desperté y ví que la vida no era sino servicio. Serví y ví que el servicio era la alegría".
.
Una vez, persuadidos de esto, la cuestión sería ¿Qué se debe hacer para vivir el valor de la alegría?. Vamos a concretar, en una sola frase, coherencia. Coherencia que, no es sino vivir en armonía con nuestros planteamientos, es decir con nuestros semejantes. El valor de la alegría está alejado del egoísmo, es saber darse sin interés, por el simple hecho de querer ayudar. “La alegría es el amor disfrutado; es su primer fruto. Cuanto más grande es el amor, mayor es la alegría (Santo Tomás, Suma Teológica).
Mucha gente veía atónita a Madre Teresa de Calcuta con esa sonrisa que le salía del alma mientras dedicaba sus cuidados a los que todo el mundo rechazaba. La tristeza solo cabe en quien ha perdido la esperanza; la alegre disposición de Madre Teresa estaba bien anclada: "Yo os daré una alegría que nadie os podrá quitar"(Juan 16, 22). Su alegría, es la de quienes se encontraron con Dios en las circunstancias más diversas y supieron seguirle.
Pero, incluso, al margen del plano religioso, debemos pensar que, el tener vida ya es motivo suficiente de alegría, y que aún en las circunstancias más adversas, cualquiera está en condiciones de hacer algo positivo y de provecho para los demás, "hacer el bien, sin mirar a quien", porque cada vez que realizamos algo bueno, con sacrificio o sin él, con desprendimiento de nuestra persona y de nuestras cosas, nos inunda una cierta paz interior que nos hace más humanos.
.
Una simple sonrisa o un gesto alegre es capaz de cambiar el corazón más duro y la situación más adversa, "Si estás triste no podrás ascender ni un montecillo, pero si estás alegre, serás capaz de escalar la más alta de las montañas", dice un antiguo Proverbio oriental.
El santo Rosario dice que nuestra Madre es causa de nuestra alegría, así pues, encomendémonos a Ella, para que nos enseñe a impregnar nuestra alma, nuestra cara, nuestros actos y palabras con esa santa alegría que metamorfosea lo que nos rodea y es capaz de mover montañas.

* * * * *

8 comentarios:

Militos dijo...

Me gusta que hables de Alegría. la estamos necesitando. Los desmanes socialistas no pueden enturbiar la alegría que debemos a los demás y a nosotros mismos.
El primer post que escribí en De Dentro, casi hace dos años se titulaba LAETÁRE.Han pasado muchas cosas desde entonces, pero yo sé que El me ha mantenido en este camino, no porque me guste, sino porque es su voluntad y no hay otra fuente de alegría mejor que seguir su voluntad.
Gracias porque tú también me has ayudado a no rendirme.
Hay un salmo muy bonito, algo así como: "el Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres".

Cuando entro en tu blog, siempre rezo la letanía: Causa de nostra laeticie... Cada uno de mis hijos eligió una letanía del Rosario y esta es la de Esther, pero lo curioso es que lo hicieron a voleo y da la casualidad que la elegida es la que más le va a cada uno. Son los milagros de la Virgen.
Y la rezo también por tí.
Seguro que Ella te ha inspirado este buen y necesario post.
Gracias Arcendo, un alegre beso

Martha Colmenares dijo...

Días de Navidad y sin embargo pareciera que nos toca estar atentos, de lo contrario, nos lleva la corriente. Aquí en Venezuela por ejemplo, para la festividad del recibimiento del Niño, nos agarraron con otras elecciones, para votar una enmienda ya que Chávez a pesar de haber ganado la oposición el año pasado el No a la reforma, pues como buen tirano, insiste en desconocer lo que establece la constitución para perpetuarse en el poder.
Abrazos.

Militos dijo...

Buenos días Arcendo qe tengas un alegre día. Un beso

CRIS dijo...

Como bien dices, hay alegrías ficticias y que no sacian, que son de puertas para afuera, que esoconden miedos, angustias, sufrimientos.

Porque en realidad la alegría nace...no "se hace". Muchas veces puedes sufrir, y en el fondo estar alegre, porque, precisamente, se sustenta en la esperanza.

Es un post muy profundo y necesario...para este tiempo y para todos.

Un abrazo Arcen...

Por cierto, el salmo que dice Militos es el 125, y yo también pienso que es de los más bonitos, es un Himno que cantaba el pueblo de Israel a la vuelta del destierro (de la tristeza a la alegría, de la esclavitud a la libertad. Se llama "Dios, alegría y esperanza nuestra":

1Cuando el Señor cambió la suerte de Sión,
nos parecía soñar:
2la boca se nos llenaba de risas,
la lengua de cantares.

Hasta los gentiles decían:
«El Señor ha estado grande con ellos».
3El Señor ha estado grande con nosotros,
y estamos alegres.

4Que el Señor cambie nuestra suerte,
como los torrentes del Negueb.
5Los que sembraban con lágrimas,
cosechan entre cantares.

6Al ir, iba llorando,
llevando la semilla;
al volver, vuelve cantando,
trayendo sus gavillas.

Militos dijo...

Jo Cris... que bonito todo el salmo.Es una maravilla. Voy a tomar nota para ponerlo en el Belén.
gracias Arcendo por el post y por dejarme dar las gracias a Cris. Con amigas como ella es fácil la alegría.
Un beso

Desire dijo...

Que bello post Arcendo siempre me ha llamado la atencion la sonrisa de esas personas que irradiaban santidad, relamente es una sonrisa que viene del alma.
En este mundo tan triste a veces somos nosotros los que tenemos que buscar la santidad a traves de l alegria.
Precioso, gracias Arcendo

Quico dijo...

Desde luego todos tenían esa alegria verdadera dentro... esa que tanto falta en ésta sociedad podrida... Un abrazo Arce!

Quico

Guerrera de la LUZ dijo...

Don Jesúuuuuuusssssssssssssss ay cuánto le quiero... es un amor de sacerdote, qué bendición.

Arcen qué precioso y super necesario post, es importantísimo cultivar la alegría y no ceder ni un mínimo ante la tentación de la tristeza.

Nuestra alegría es impresionante, es la que procede de sabernos de verdad hijos de Dios y herederos del Reino, esa no nos la arrebata nadie. Qué alegría!!!

Besos a todos.

Gracias wapísimooooooooo¡¡¡

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...