martes, 24 de febrero de 2009

TIEMPO DE ALEGRIA.

.
En su definición etimológica, la palabra Cuaresma, viene de la expresión latina “quadragesima”, y señala el cuadragésimo día antes de la Pascua.
Para los cristianos, señala un período principalmente de preparación para esa fiesta pascual que culminará con el domingo de Resurrección, una de las fechas claves de nuestro calendario litúrgico.
Y es precisamente mañana, Miércoles, 25 de febrero cuando este año tiene su comienzo ese período. Como es tradicional, el inicio se señala simbólicamente con la imposición de la ceniza.
En este tiempo, la Iglesia como Madre, nos recuerda la necesidad de cambio constante, de conversión diaria, para que antes de que sea tarde, rectifiquemos lo que haya que mejorar en nuestras vidas.
Pero esos cambios, exigen esfuerzo, exigen incluso lucha, lucha contra el mal personal, contra cualquier forma de egoísmo, una lucha incesante e ineludible que todo discípulo del Maestro, está llamado a sostener.
.
Sin embargo, la lucha no es fácil y la Iglesia nos recuerda hoy, la condición débil y caduca del hombre, que camina hacia la muerte, acompañando el ritual de la ceniza con unas inquietantes palabras del Libro del Génesis: "Acuérdate de que eres polvo y en polvo te convertirás" (Gén 3,19).
La ceniza, del latín “cinis”, es el residuo de la combustión por el fuego de las cosas o de las personas; de ahí su sentido simbólico de muerte, de caducidad; pero también de purificación y cambio. La Cuaresma empieza con la ceniza, sí, pero termina con agua y luz. Algo debe quemarse en nosotros -el hombre viejo- para dar lugar al nacimiento de otra Vida; y no conviene olvidar que todo nacimiento, conlleva sacrificio incluso hasta el dolor.
.
¿Pero, es necesario ese cambio? Hoy más que nunca, sí. Y la Iglesia, también a través de la ceniza nos lo recuerda.
Porque estamos cegados, porque el polvo de la tierra nos tiene cegados, tenemos polvo en los ojos y en el alma. Polvo son las riquezas, polvo son los honores, polvo son los placeres, polvo enceguecedor que nos impide ver.
.
Por lo tanto sí, es tiempo de purificación, pero durante este tiempo no estamos solos, contamos con una serie de medios concretos que la Iglesia nos propone para alcanzarla, principalmente, la penitencia, la oración y el sacrificio.
.
Desde siempre la Iglesia La Iglesia ha recomendado y sigue recomendando la práctica de la confesión frecuente. Sin este medio de santificación personal, resulta muy difícil —por no decir imposible— mantener un alto nivel de vida cristiana y por lo tanto de purificación personal, por eso en este tiempo, este medio, esta arma, se debe utilizar con esfuerzo redoblado.
También es imprescindible, la renuncia, en las circunstancias ordinarias de nuestra vida, porque así mismo, constituyen un medio concreto para vivir el espíritu de Cuaresma. Porque no olvidemos que estamos luchando por cambiar y la facilidad adormece el ideal. Le alienta, en cambio, él estimulo de la vida dura que nos hace adivinar lo profundo del deber cumplido, las responsabilidades que hay que afrontar, y la gran misión digna de nosotros. Lo demás no cuenta.
Es en esta hora en que hay que rechazar y hundir lo más entrañable de nuestro ser y alzar el amor por encima del corazón, y, por lo tanto, cuando todo es renuncia, entonces es cuando también comienza a ser completo y puro el sacrificio.
Porque, no olvidemos nunca que La palabra sacrificio “sacrum-facere” significa "hacer sagrado". Entonces, hacer un sacrificio es hacer una cosa sagrada, es decir, ofrecerla a Dios por amor. Hacer sacrificio es ofrecer a Dios, porque lo amas, cosas que te cuestan trabajo. Por ejemplo, ser amable con el vecino que no te simpatiza o ayudar a otro en su trabajo. A cada uno de nosotros hay algo que nos cuesta hacer en la vida. Si esto se lo ofrecemos a Dios por amor, estamos también haciendo sacrificio, y por tanto estamos también luchando como debemos.
.
Pero volvamos a la ceniza, esa ceniza didáctica y necesaria. Cada vez que oigo aquel “Polvo eres…”, estas palabras siempre me recuerdan a otras también de origen látino: “Memento mori”, recuerda que has de morir.
Esta otra frase tiene su origen en una peculiar costumbre de la Roma antigua. Cuando un general desfilaba victorioso por las calles de Roma, tras él, un siervo se encargaba de recordarle las limitaciones de la naturaleza humana, con el fin de impedir que incurriese en la soberbia.
Este “Memento mori”, al igual que aquellas “Pulvis eris et in pulverem reverteris”, son dos frases que casi nos enseñan lo mismo, pero la Iglesia, Madre, ansiosa por sanarnos, Esposa de Cristo, da a “su frase” un valor añadido. Y es precisamente este Miércoles de ceniza cuando se hace patente.
La Iglesia, hoy nos echará este día un puñado de polvo a la cara, y a imitación de su Divino Maestro dirá a los pobres ciegos: "Con lo mismo que te enfermó, yo te sano”. Pero no con lo mismo: porque el polvo solo, el polvo de la tierra, no sirve para sanar, sino para enfermar más, si no se le mezcla la saliva de Dios, es decir, con la palabra de Dios, que es Dios mismo.
.
Sin embargo ya no oímos sus Palabras, nuestros oídos están huecos, Los hombres están extenuados por el agobio y la angustia o porque sus almas han dejado secar sobre ellas el beso de Dios. Las miradas están llenas de rencores, que aumentan mas y más ante los deseos nunca satisfechos.
Por eso es tiempo de cambio, es tiempo de lucha, pero no olvidemos que solo se alcanza la meta con esfuerzo y que los santos y los héroes lo fueron porque supieron sufrir. Ese es el precio de la vida.
.
Así pues, para esta cuaresma, mi deseo es que tengamos la alegría de ser útiles. Alegría de dominar lo que podría empequeñecernos. Alegría de actuar y de entregarse. Alegría de amar todo lo que vibra, espíritu o materia, porque todo, engarzado en una vida recta, eleva y aligera en lugar de pesar sobre nosotros. Ese es el Camino y no ese cortejo polvoriento de almas perdidas que hoy recorre este triste mundo sin paz.

* * * * *

17 comentarios:

Militos dijo...

Todo el post es maravilloso. Auténtica meditación para la Cuaresma. Pero hay un párrafo que no acabo de entender o tal vez no sé interpretarlo:
"Es esta hora en que hay que rechazar y huir de lo más entrañable de nuestro ser. Y alzar el amor por encima del corazón.
cuando todo es renuncia entonces es cuando comienza a ser completo y puro el sacrificio."

De veras que sin ánimo de llevarte la contraria, a no ser que tengas un motivo concreto, yo creo que no hay porqué renunciar a lo más entrañable de nuestro ser, ni alzar el amor por encima de donde debe estar, en el corazón, siempre que vaya con la Voluntad de Dios.
Creo que Jesús en la Cruz no renunció a nada de su ser y con el entero murió por los que amaba y amó hasta el fin. El cristianismo está hecho de renuncias en lo diario, como también apuntas, pero la renuncia total al amor no es lo que El nos enseñó, sino dar amor a nuestro alrededor, sin anteponerlo a El, claro está. hasta los cartujos están amando al género humano desde sus celdas, aunque no lo vean ni lo toquen.
Ya digo que lo más seguro es que no sé en esta ocasión interpretarte.
Desde que te he leído no paro de cavilar sobre este tema, alo mejor puedes aclararme algo.
¿Tendremos que renunciar también a nuestros blogs? Un beso

ARCENDO dijo...

Querida Mili, comos siempre gracias por tu visita, siempre me reconforta y me ayuda saber que estás ahí, y que me sigues. No caviles tanto, mis elocubraciones posiblemente sean producto de mi mente algo trastocada.
Me quería referir al ABANDONO TOTAL de uno mismo, a confundirse con EL, a transfigurarse de tal como con su persona, hasta el punto mismo de ser ALTER CHRISTUS con El, para eso debemos, según mi entender, huir, abandonar lo nuestro más querido y material en sus manos; porque El todo lo va a trascender y lo va a dimensionar al AMOR eterno, que anhelamos.
Morir para vivir, "tan alta vida espero...." que sueño porque no muero.
Besos cuaresmales y cariñosos.

Terly dijo...

Lo siento, pero en medio de esta discusión teólogo-filosófica, me pierdo y no sé seguiros.
He tenido, creo, una buena educación paterno-religiosa de la que no siempre he sacado un buen provecho y dentro de este poco provecho conseguido, en mi fuero interno, creo que lo importante y lo que sin duda debe hacer feliz al Señor es que uno ame tanto a Dios como al prójimo, hasta el punto, sin tener que pasar necesariamente de él, de tener la conciencia tranquila de haber ofrecido "todo" tu amor.
En fin, a lo peor son tonterías de las mucha que digo de vez en cuando, no me las tengáis en cuenta.
Un abrazo.

ARCENDO dijo...

Terly, tu NUNCA dices tonterias, todo lo que dices es bien recibido y mejor meditado. Un abrazo.

ARCENDO dijo...

Sin embargo a los dos os lo digo, mi intención en este post, es dar una imagen positiva y esperanzadora de la cuaresma, sin buscar más teosofias, ¡que seamos felices, entregando nuestro ser a los demás, por Amor!, es decir para Dios y para su gloria!, que sepamos ser felices y transmitir la alegría de ser Hijos de un Dios que nos quiere y que nos espera cada Cuaresma y cada minuto de nuestra vida.
Abrazo para Terly, y besotes para el Bicho.

Desire dijo...

Comparto Arcendo contigo, en el sentido de que muchos confunden la cuaresma con tristeza y tener que estar todos cabizbajos, para mi es un periodo de mas acercamiento al Señor y un poco de todo lo que vos tan bien expusiste en tu post.

Terly dijo...

Gracias, Arcendo, pero ahora vengo tras leer tu comentario en mi blog y constatar que existen algunos motivos de salud que te tienen un poco atado. Espero de corazón que no sea nada de importancia y que te encuentres rápidamente restablecido y con tus pilas recargadas al 100%.
Un abrazo muy fuerte.

Militos dijo...

Bueno algo más si te endiendo. Abandonarlo todo en El, lo bueno y lo malo, si es una meta, ser otro Cristo también, pero se es Cristo con todo lo que forma el ser, los amores y los dolores que nos acompañarán hasta el final, si elevándolos, pero no renunciando a ellos, a no ser que te esté pidiendo la huida al Cister, por ejemplo, algo que no se puede hacer si hay amores que dependen de uno.
Yo envidio a la santa de Avila que podía permitirse decir: "Que muero porque no muero", pero yo que más quisiera ser tan libre como ella para desear esa unión total, de cuerpo y alma con Dios,
Lo "pillo", pero con alfileres. Además me tengo que ir porque me llama uno de esos por los que no puedo llegar a esa renuncia total.

Gracias por intentar aclararme tus elevadas palabras.
¿Tengo que renunciar a decir que te quiero? Un beso

Militos dijo...

Se me olvidaba decirte que lo que si entiendo es que la Cuaresma es tiempo de alegría, porque es tiempo de dar y no hay nada más alegre que poder darse por completo a Dios y a los demás.
Y recogerse y rezar más y reconciliarse con Dios en el confesionario y en los demás. Si ya te digo el post es para meditar y no parar. Gracias, cartujo.
Un beso

ARCENDO dijo...

Por favor Mili, nunca renuncies a eso. Es ese beso, uno de los escalones que me empujan hacía arriba. Besos, besos, besos y mucho cariño que recibo de todos vosotros y que como puedo, devuelvo en cada post, pensando en vosotros. Besos, pues.

deValero dijo...

¡¡Hola Arcendo y amigos !!

Permíteme que por un momento tome tu blog como altavoz de un deseo...de nuestros deseos...

Te animo y os animo a colaborar con Radio Antizp, http://radioantizp.blogspot.com/

Necesitamos redactores de radio, locutores/as, gente dispuesta a pregonar a los cuatro vientos sus sentimientos, sean de la clase que sean,…Precisamos tu opinión personal para hacer de este nuevo medio de difusión un arma demoledora que sea capaz de romper el cerco informativo con el cual el actual gobierno pretende rodear y asfixiar a la opinión pública española,…

Y para lograr dicho objetivo, será preciso que personas como tú difundan Radio AntiZP, se nos unan y aporten su voz con un clip de audio o mediante un texto por escrito que será radiado en las próximas ediciones de http://radioantizp.blogspot.com/

A tal efecto, os rogamos que cuando deseéis colaborar, clikeis en la ventanilla, Contacto y Colaboraciones ( radiblogantizp@gmail.com, ) y depositéis vuestro mensaje y el archivo de voz o de texto que queráis sea leído.

¡¡¡ PÁSALO ¡!!

amor y libertad dijo...

el memento mori pierde sentido desde la venida de cristo, la muerte ya ha sido vencida, no moriremos

ARCENDO dijo...

¡Que buena aportación Amor!, ¡Que gran verdad!, gracias por tu visita y tu clarividente comentario. Un abrazo.

Peque dijo...

Mi hijo hará la comunión en el mes de Junio con 9 añitos. Mañana les imponen la ceniza en una misa a la que también asistiremos todos los padres. Pido a Dios todos los días paciencia y soltura para hacerle llegar a mi hijo el mensaje correcto. Corren malos tiempos Arcendo para enseñarles lo que realmente tiene valor en esta vida, para inculcarles esa fe que nunca les fallará.

Besos y según he leido ponte bueno pronto vale?

Militos dijo...

Querido Arcendo:Está muy bien el comentario de Amor ¿Verdad?, siempre tiene esas sentencias acertadas que son como de punto final.
Yo también necesito saber que estás ahí y cuando no te veo la que se pone a elucubrar soy yo.
Un beso

Guerrera de la LUZ dijo...

Qué maravilloso post Arcen, verdaderamente es una alegría incontenible la que debemos tener. No todo el mundo es consciente de lo enamorado que el Señor está de nosotros, es nuestro deber transmitirlo a los demás con una alegría honda y profunda: la que sentimos. La que nos impulsa a entregarnos en sacrificio con El.

Gracias cielo.

Un beso muy grande, unidos en la oración.

Militos dijo...

Adios con el corazón, ya no me echarás de menos, este año tienes muy buenas suplentes, o mejor dicho titulares.
Un beso que disfrutes este finde.
Te quiero
El post fue genial, a pesar de mis pegas

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...