jueves, 12 de febrero de 2009

UNO DE NOSOTROS


Qué espantosa y qué terrible resulta la elección de Dios.
No sólo miró nuestra miseria, sino que se miró desde nosotros. Se hizo uno más de nosotros.
Eligió estar entre miserables y tomar la peor de las miserias a brazos abiertos y pies clavados.
El espanto del derrame amoroso sigue siendo perturbador cuando sale al descubierto en la faz de otros miserables: del harapiento que manifiesta la falsedad de nuestros vestidos; del drogadicto que recuerda nuestra adicta vanalidad; del mendigo que desnuda entrañables búsquedas. Atraviesa porque une: porque tras esa elección dolorosa, Su consuelo inunda.
La Cruz no es destino; es elección, es una elección libre y afectiva, sublime, en la Dios se transforma en hombre, una elección que se teje en la Eternidad a cada instante, que transforma la muerte en Vida para siempre.

* * * * *

9 comentarios:

Fin de los Tiempos dijo...

Amén, qué bien iría el mundo si siguiésemos su ejemplo.

Militos dijo...

Qué video impresionante Arcendo. No hacían falta palabras, pero has hecho bien en recordarnos en quienes podemos encontarnos con Él.
Esta noche yo también elegí una imagen del dolor, pero el de Nuestra Madre.
Un beso

Este Cristo sin rostro de Dalí es también una enseñanza para ponerle los rostros de los que has nombrado.
Beso

eligelavida dijo...

Precisamente junto al ordenador tengo colgado un pequeño dibujo con el Cristo de San Juan de la Cruz y estas palabras: “A la tarde de la vida, te examinarán en el amor”.

Guerrera de la LUZ dijo...

Precioso Arcen, gracias mi vida.

Qué vídeo más profundamente bello.

Un abracito.

Aguijón dijo...

Veré el vídeo más tarde... pero me gusta tu comentario. Cada uno sabemos donde está nuestra Cruz.
un abrazo,

Terly dijo...

El vídeo, impresionante y las palabras con que lo acompañas, también.
Un abrazo.

MARISELA dijo...

Amén, cien veces. Es impresionante el vídeo, no lo conocía. Pero son tus palabras las que me han hecho reflexionar: mis problemas se ahogan en un vaso de agua cuando contemplo el mundo y sus miserables.¡Ojalá el Señor se digne a mirarme y a darme más fe, más valor, más perseverancia para llevárselos a su presencia!!!
Besos y bendiciones.

ENZO FABIANNI dijo...

tienes mucha razon Arcendo, el video esta hermoso es muy horrible eres siempre bienvenido en mi blog gracias por tu comentario

Desire dijo...

El sufrimiento de nuestro Señor es horrible realmente. Pero su amor impresionante!
Bello video y muy buena reflexión

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...