jueves, 12 de marzo de 2009

BASTA YA DE MANIPULACIONES

.
Una de las señas de identidad de los católicos es la alegría y uno de los caballos de batalla es mantenerla. La cuestión se hace un pelín difícil cuando se nos pone cuesta arriba el cultivo de la virtud de la Santa Paciencia.
Y es que en esta sociedad laíca, donde a todo quisque le gusta jactarse de no creer en nada y de opinar de todo, esos que dicen no creer no cesan en el intento de dirigir hasta nuestra propia religión.
.
Todos sabemos que tanto a los políticos como a esos colectivos, realmente les importan un comino lo que haga la Iglesia; pero si con sus absurdas peticiones, les proporcionan una fuente de votos, las consecuencias son lo de menos.
Todos esos que dicen tales barbaridades como “Cristo gay”, o “Juan Pablo II te vas al otro mundo”, todos esos que nos tachan de “fachas, retrogrados o subnormales”; esos mismos que aprovechan cualquier fiestorro, como el orgullo gay, los carnavales, o cualquier otro evento erótico festivo; son los mismos que ahora quieren marcar el rumbo de la Iglesia, a su gusto.
.
Una de las afirmaciones de los enemigos, que se oye cada vez con más fuerza, dice que si la Iglesia católica siguió verdaderamente a Jesús, debería vender todo el valioso arte de su patrimonio y dar todo ese dinero a los pobres.
Efectivamente la Iglesia debe tomar la opción por los más desfavorecidos; sin embargo, lo que hay que decir a estos que tanto atacan, es que ya lo hace; incluso mucho más que el Gobierno de España. Basta que cualquiera de estos se involucrara en cualquiera de las organizaciones de la Iglesia Cáritas, Manos Unidas o en cualquier otra institución de la Iglesia u ONGs y descubrirá un mundo que ni sospechaba. Allí, lucha contra las drogas, contra el sida, se mantienen hospitales, casas de acogida, comedores, ayudas a los necesitados,…y todo esto, gratis, y no sólo ahora, sino desde siempre.
.
Respecto al dinero y a los tesoros de la Iglesia hay que aclarar, cierto es que hay iglesias con verdaderos tesoros, pero por cada una de estas existen cientos que malviven con serias dificultades. Esos tesoros, donados libremente por los fieles, están a la vista de todo el mundo. Si la Iglesia no los hubiese conservado ¿Dónde estarían? ¿Dónde están los tesoros de la desamortización de Mendizábal? En manos de los cuatro ricos de entonces. Si hace 500 años se los hubiesen dado a los pobres, ¿No habría pobres hoy? ¿En manos de quienes estarían?.
Además, El Palacio de la Moncloa, el de las Cortes, el museo del Prado, los museos ¿No reúnen inmensas cantidades de tesoros de un valor incalculable? ¿Por qué no se reparten entre los pobres?.
También, muchos de nosotros tenemos coches y casas mientras millones de personas mueren de hambre o enfermedades ¿Por qué no repartimos, por lo menos, la mitad de lo que nos sobra? ¿Por qué sólo la Iglesia tiene que repartir sus tesoros?.
En realidad la Iglesia mantiene y conserva con grandes gastos esos tesoros sin disfrutarlos ella misma. En el Vaticano nunca hay dinero suficiente para cubrir los gastos más perentorios, y en nuestras parroquias, tampoco. En verdad, los valiosos y grandes tesoros de la Iglesia no son los templos, sino: Cristo, los Evangelios, los sacerdotes, los religiosos, las instituciones, los misioneros, los fieles y esa enorme e impagable labor por los más necesitados. Estos son sus verdaderos tesoros. Pero no se pueden vender ni comprar con dinero.
.
¡BASTA!, No desvariemos. Los católicos seguimos nuestra conciencia, pero esta no es la conciencia de los ladrones, criminales, pervertidos, deshonestos, egoístas, ni las de otras religiones aceptables y aceptadas. Nuestra conciencia está conformada por los Evangelios y por la Iglesia que nos dicen lo que está bien y lo que está mal. Esa es la gran contribución de Jesús, la de decirnos lo que es bueno y lo que es malo. Sus palabras se dirigen a todos los hombres de todas las épocas. Sus leyes no cambian con cada gobierno de la nación. Y tras dos mil años no parece que haya nada mejor. Afortunadamente, la Iglesia es la única institución que desde hace dos mil años sigue defendiendo la libertad, la hermandad y la dignidad de la vida de todo hombre y mujer.
.
Así que, dejen de darnos directrices y sermones, quien no esté conforme con la doctrina católica ya sabe lo que tiene que hacer, apuntarse a uno de esos partidos o sectas a su medida, y tratar de vivir con tolerancia, sin meternos el dedo en el ojo, a quien no comulgamos con ellos.

* * * * *

6 comentarios:

Alter ego dijo...

Hola arcen,tienes buena puntería ehh!!! tu post,acertado como siempre.La Iglesia Católica no exige nada a sus miembros,solo donativos para una buena causa,mantener el templo,por eso muchos están tan conformes de pertenecer a la Iglesia.Por lo demás ni caso.Soy ateo de ateo osea no creo en el paganismo ni ateísmo ni nada por el estilo.Saludos.

Militos dijo...

Si la Iglesia no custodiase ese patrimonio artístico del que disfrutamos todos, católicos y no católicos, ahora estaría despilfarrado o en Rusia. La Iglesia saca de donde no tiene para dar de comer al hambriento y cuidar de los enfermos y desamparados.
A lo mejor estos piensan salir de la crisis con el patrimonio artístico de la Iglesia.

Off Topic/ Ya me han "resonao", así que ahora sueno mucho mejor que antes, ¡prepárate!
Ha sido peor de lo que pensaba, yo creí que me iban a lanzar a la luna, pero no, sigo en la tierra, pero con la cabeza como un bombo.
¿Sabes la bromita de Julio, que aseguraba que la que le dio la hora para hoy le había dicho que cinco horas de ayuno y llego allí y no era verdad, casi me como una oreja suya.
Estoy desfallecida, voy a reponer fuerzas...luego te veo. Gracias todo fue muy bien y no me puse nerviosa, sólo me dio tiempo a tres Misterios del Rosario. Los resultados el martes.
Otra vez gracias hermano fuerte y bueno. ¡Qué gusto apoyarse en tí.
Te quiero, un beso "resonao"

Jose A. Jimenez dijo...

Mira lo que comenta sobre la iglesia,este vil personaje.

http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=31494

Saludos

Aprendiz dijo...

Muy buena y clara la entrada.

Saludos.

Anónimo dijo...

"...la Iglesia es la única institución que desde hace dos mil años sigue defendiendo la libertad, la hermandad y la dignidad de la vida de todo hombre y mujer."

Los valores de "la libertad, la hermandad y la dignidad de la vida de todo hombre y mujer" los defienden todas las personas de bien pertenezcan o no a la Iglesia Católica.

monchete dijo...

Anónimo, tú mismo demuestras el error de tu crítica, la entrada dice INSTITUCION, nada de personas, aunque personas lo formen. En la Iglesia podríamos decir que "personas de bien" son todas las que están, aunque no estén todas las que lo son; y eso sí, siempre habrá excepciones (ovejas negras, vaya).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...