lunes, 9 de noviembre de 2009

QUIERO SER UN LADRILLO


.
Queridos amigos, esta vez, ¡afortunadamente!, mi finde es mas largo que de costumbre, como sabéis este lunes Madrid celebra la fiesta de su Virgen, La Señora de la Almudena.
.
Pero mientras eso sucede, España, y el mundo entero parecen estar desquiciados. Aunque la realidad quiera esconderse tras veladuras de mucho ruido y placeres humanos, esas interferencias no impiden que el dolor y el sufrimiento humano quede mudo del todo.
En nuestra Patria, la cantidad de familias que están sufriendo a causa de la crisis económica es dramática.
Todavía hay quienes se justifican diciendo que “todavía no hay hambre”, sin embargo, cada día, esta afirmación es menos cierta, ahí están los comedores de Cáritas para corroborarlo. Por otra parte, también están empezando a aparecer nuevos fenómenos sociales que también deberían afectarnos. Como el hecho, también denunciado por Cáritas, de los pensionistas que empiezan a perder sus pisos, porque en su día los dieron como aval bancario a sus hijos para que pudieran adquirir una vivienda y ahora, al quedarse estos en paro y no poder hacer frente a la hipoteca, los bancos les reclaman a ellos las deudas.
Sin embargo, estas noticias que transcienden poco en los Telediarios, forman parte de nuestra vida cotidiana. ¿Quién no conoce a alguien que esté en paro a causa de esta crisis o que lo esté pasando realmente mal por culpa de ella?
Yo, lamentablemente a muchos. Sin embargo, los políticos, siguen a su bola.
.
Como hemos apuntado, cada vez les es más difícil ocultar todo lo que ocurre. Por eso, cuando pasan sucesos como el del “Alakrana”, las negligencias y las carencias morales quedan desnudas y se descubre que la insensibilidad ante el dolor humano generado por las injusticias, poco o nada, parecen importar a los que nos gobiernan o manejan las macro economías.
Las cosas no se pueden hacer peor, en el caso del pesquero pirateado, no se puede olvidar que hay 36 vidas en juego, y que las sufridas familias de los secuestrados no hablan precisamente de ayudas gubernamentales, sino que acusan y con razón, al desgobierno de España de MENTIR Y ENGAÑAR.
A pesar de todo, en algo hay que darle la razón al vicesecretario general del PSOE; Pepiño lo tiene claro: "Zapatero sigue representando un nuevo tiempo en España" (
Ver enlace). Desde luego que sí, un tiempo “nuevo” tan antiguo y lóbrego como una caverna, un tiempo que puede ser el último, para España como Nación.
.
Y…, si miramos al resto del mundo las cosas no están mejor.
Las esperanzas que despertó el “Yes we can” del nuevo mesianismo, se han ido diluyendo como azucarillo en el café. Porque en realidad, la irresistible ascensión al poder del Obamismo es parte de la misma maquinaria.
Zapatero y Obama son primos hermanos, tan parecidos, excepto por el irrisorio Nobel, como dos gotitas de agua turbia. Las medidas “sociales” de ambos son tramoya de cara al escenario, solo la jalean los incondicionales, los subvencionados de un modo u otro, no los que ya están padeciendo sus ocurrencias duramente.
.
La vida hoy no es fácil, pero no se trata de lamentarse, sino de buscar soluciones. Esta visto que si nosotros no hacemos nada por nosotros, nadie hará nada por nosotros. De nosotros y de nadie más depende ganar todo o perder todo.
Se trata de cambiar nosotros, para cambiar el mundo. La crisis ha de ser un trampolín, porque las crisis son así, o te hacen más fuerte o acaban por hundirte.
.
Los cambios siempre son traumáticos, pero cuando son necesarios nada mejor que tomar el toro por los cuernos. El cambio ha de ser radical, por dentro y por fuera.
.
El cambio interior, es el más difícil, pero también el más necesario. Un cambio que supone una transformación de hábitos, una actitud humilde de reconocimiento de los errores propios y un convencimiento absoluto de nuestra pequeñez y de la necesidad que tenemos de los demás y sobretodo de Dios para recomponer nuestra vida y hacerla mejor. Más luminosa, más brillante, más útil, más servicial, más orante.
Simultáneamente, si las cosas se hacen bien, consecuentemente llegará también esa metamorfosis exterior.
Ese cambio hacía afuera, probablemente será extraño con el entorno, pero ese será el signo inequívoco que nos dirá que estamos haciendo bien las cosas.
Chocará con este mundo, porque si este mundo dice consumo, nosotros diremos caridad; si este mundo dice violencia, nosotros diremos paz; si dice muerte nosotros lucharemos por la vida; si este mundo es odio o indiferencia nuestro objetivo es el amor absoluto. Si este mundo niega la Cruz de Cristo, la CRUZ será nuestro estandarte. Nuestro Reino no es de este mundo.
.
Los cambios han de llegar de forma personal, y llegarán cuando estemos convencidos de lo mucho que podemos hacer, tan solo con pequeños actos de amor en los momentos más insignificantes de nuestras vidas.
La ayuda desinteresada a algún compañero en el trabajo, tratar con educación y paciencia a una persona mayor con problemas de oído, perdonar sonriendo a quien te pisó el callo en el autobús, no contestar a las agresiones en los atascos, ayudar en las labores domésticas a la familia, aconsejar a los amigos sobre esta película o aquel libro, dar limosna al que lo necesita, participar activamente en la comunidad de vecinos, estudiar y divertirte con tus hijos, saludar afectuosamente a ese vecino tan raro de tu portal, rezar con frecuencia por todos…, ¡son tantas cosas las que podemos hacer!.
.
Algunos me tacharán de ingenuo, otros dirán que flipo, ¿Cómo estas cuestiones tan del día a día, pueden cambiar el mundo?... Yo, sin embargo creo que no es inútil empezar por ahí, que es lo que tenemos. Lo pequeño, lo cotidiano, no es despreciable.
Todo depende de la actitud con la que hagamos las cosas y el amor que pongamos en ellas. Toda semilla es pequeña, si no se cuida y se riega, no florece.
El triunfo llegará cuando nos convenzamos de que un edificio se hace en base a simples ladrillos. Por eso yo quiero ser un buen ladrillo.
Hoy he leído unas palabras del Papa que me alumbran especialmente en este día: “la devoción mariana es medio para dirigir las almas a Cristo, y cambiar el mundo” dijo Benedicto XVI (
Ver enlace)
.
Por eso en este día y en este momento de nuestra historia, me agarro con fuerza a mi Virgen de la Almudena y le pido que desde mi pequeñez y en el rincón que me ha tocado estar en la gran Construcción del Reino de Dios en esta tierra, me haga ladrillo fuerte para que cumpla bien y eficazmente mi cometido. A Ella se lo ruego.
.

* * * * *

9 comentarios:

Angel dijo...

Una vez más lo has dicho de maravilla. Me parece importantisima tu reflexión sobre el cambio interior. Aquí está nuestro actuar. Empezar a perder el miedo a denunciar las injusticias, a mostrar nuestras creencia y coherencia de vida, a demostrar que hay algo más que este puro hedonismo que nos ahoga cada vez de forma más brutal. La historia es la ley del péndulo. Yo creo que está empezando a retornar hacia el otro lado. Feliz y santa fiesta de la Almudena.
Arcen me quedo mal sabiendo que mi página te cuesta abrirla. Mi hijo dice que suele ser problemas de la velocidad de internet. Ayer pregunté a varios y me dijeron que no tenían problemas, a unos les tardaba un poquito pero dentro de lo normal de otras páginas. Un abrazo.

maria jesus dijo...

Yo tambien se lo pido Arcendo, aunque solo sea una chinita, si no pueder ser ladrillo

Caballero ZP dijo...

Seguramente se trata de un nuevo tiempo, aunque con toda seguridad se trata de un tiempo peor que malo.
Saludos

icue dijo...

Arcendo, es una gran y creo que la única solución, agarrarnos a Maria, para que interceda ante su Hijo y nos saque de este embrollo que la soberbia y sectarismo de un hombre está produciendo.
Por supesto que tenemos que trabajar mucho en este terreno para esto cambie de color, pero entre todos y con la ayuda sobrenatural lo conseguiremos.
Un gran abrazo

Luis y Mª Jesús dijo...

La situación es más dramática de lo que parece. Veo a diario a personas que antes se manejaban muy bien y empiezan a ver embargadas sus propiedades.
Los que han cedido su vivienda a cambio de la hipoteca ignoran que la plusvalía del Ayuntamiento les corresponde a ellos.
Un saludo

Militos dijo...

Yo hace tiempo que cambié, perdona mi presunción, y no he notado ninguna mejoría en el mundo, es más cada vez va a peor.
Besiños
Hoy estoy pesimista.

Terly dijo...

Antes de empezarte a leer me dije:
¡Pues si que estamos bien! Entre que yo me busco y no me hallo y Arcendo que quiere ser una ladrillo, ni a él puedo acudir para pedirle ayuda. Después de leerte he sacado la conclusión de que me has ayudado y mucho porque sobre tu ladrillo, pondré yo el mío.
Un abrazo.

Militos dijo...

Perdona, Arcendo, mi desánimo de antes, no era por chafar tu post, es obra del cristal con que de momento miro las cosas.
Confío en Dios para todo.
Muy buen post, Arcendo del alma mía.
Besiños

Militos dijo...

VALE, COMO TERLY, CUENTA CON UN TERCER LADRILLO O ¿LADRILLA?
BESIÑOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...