viernes, 18 de diciembre de 2009

Y si....

.
En esta "aldea global", hemos hecho que muchos objetos, a veces necesarios y otros no tanto, lleguen a formar parte de nuestras vidas. Los hemos hecho, imprescindibles.
Y si hay alguno que destaque sobre todos ellos, es el móvil. ¿Quién no tiene un móvil?, ¿Quién no lo consulta varias veces al día?.
.
Bien pues os voy a proponer un simple juego de imaginación, ¿Qué pasaría si hiciéramos con los Evangelios como hacemos con ese cachivache electrónico?

¿Y si cargáramos SIEMPRE con los Evangelios en el bolsillo, en el bolso o en la cartera, como lo hacemos con el telefonillo?
¿Y si los mirásemos, varias veces durante el día?
¿Y si volviésemos a buscar los Evangelios, cuando los olvidamos en casa o en la oficina?
¿Y si los usásemos para enviar mensajitos a nuestros amigos?
¿Y si los tratásemos como si no pudiéramos vivir sin ellos?
¿Y si se los regalamos a los chicos?
¿Y si los usáramos siempre que viajemos?

¿Y si… también los usaramos SOBRETODO en caso de emergencia?
.
Al contrario que el móvil, la “Palabra de Dios”, no pierde cobertura, funciona en cualquier lugar, nunca dá “ocupado” y no hace falta preocuparse por la falta de saldo, porque “Alguien” ya pagó tu cuenta y Su “crédito” no tiene fin.
Y lo mejor de todo: la línea no cae NUNCA y la recarga de la batería es de por vida.
.
¿Por qué, entonces no hacemos de los Evangelios, algo de uso tan cotidiano y prioritario como el dichoso móvil?... Os aseguro que sus comunicaciones son las más eficaces y útiles del mundo, porque te SALVAN siempre de cualquier imprevisto.
.
La próxima vez (seguro que dentro de muy poco) que utilices tu móvil, acuérdate de esta humilde sugerencia.

* * * * *

6 comentarios:

Militos dijo...

Me parece genial tu sugerencia por esas ocho razones que alegas y que no me importa avalar al cien por cien, ya que desde el colegio, no he variado de modelo de Evngelios, siempre el mismo y mira que han caido lustros sobre él. Aunque ya está algo deteriorado por el uso, funciona a la perfección, la única recarga que necesita me la proporciona el Espíritu Santo.

Y sí señor, es un buen regalo para chicos y grandes. Además su precio puede ser módico o de lujo, segun convenga a cada uno.

Has acertado de pleno.
Besiños miles por ello y por mucho más

eligelavida dijo...

Tengo una amiga protestante y no sabes cómo conoce la Palabra de Dios. A veces creo que tenemos muchas cosas que aprender de ellos.

Militos dijo...

¿Sabes que te digo? pues que Elige tiene toda la razón. Luego la interpretarán libremente, pero la conocen de maravilla.
El caso es que me ha gustado mucho este post.
Besiños para el autor

Angelo dijo...

Coincido con elige, antes de leer su comentario. Pensaba en otras confesiones que sí llevan encima la Palabra de Dios.Nosotros nos hemos dejado llevar por unos respetos humanos (hablo por mí). Y lo que nos rodea y lo visto en los blogs hace que cada día me dé cuenta de lo inservibles e inútiles que son los respetos humanos. Menudo aviso nos has dado con el móvil. Ciertamente cada vez que suene me recordará esta entrada. ¿has estado de retiro? Todas tus entradas desde hace tiempo están cargadas de vida espiritual hecha vida. Gracias una vez más. Un abrazo

Caballero ZP dijo...

¡Qué buena idea!, ¿te imaginas que surta efecto?
Saludos

MARISELA dijo...

Me encanta este post: si un día nos diéramos cuenta de que no necesitamos nada más para llevar encima, ese día seríamos libres. Anoche vi una peli de guerra, esa sobre el rescate de los prisioneros americanos en Manila, y había un soldado mejicano que le da su Virgen de Guadalupe a su amigo, diciéndole que tiene muchas más. Al final de la batalla le pide que se la devuelva y le explica que es la que le dio su madre y que nunca se separa de Ella. Es así como deberíamos vivir: teniendo a Dios como nuestro mayor tesoro y dándoselo a todos. De otras confesiones he hablado anteriormente con respeto, pues elos no se acomplejan ni se dejan llevar como nosotros, por lo que digan los demás.
Muy buena reflexión, Arcendo, yo no me separo de mi Magníficat y lo reviso muchas veces al día, para que me ayude la Palabra por el buen camino.
Besitos a todos,

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...