miércoles, 27 de enero de 2010

DIOS ESTÁ EN HAITÍ

.
Acabo de leer algo que creo que debe ser compartido y por eso, lo quiero transcribir integramente. Al parecer, el texto pertenece a una carta al diario ABC, con respecto a la reciente tragedia de HAITI:
.
Ante la catástrofe de Haití surge la pregunta de ¿dónde estás, Dios, cuando hay tanta gente que sufre? ¿Dónde estás ante tanta desesperación? Dios está en Haití. Jesucristo llama bienaventurados a los que lloran, a los pobres, a los que sufren, a los que tienen hambre y sed de justicia porque Él mismo los saciará.

La misma vida de Cristo es un buen ejemplo: los cristianos sabemos que su Pasión y Muerte, querida por Dios, es la auténtica liberación del hombre.

Los cristianos sabemos que donde hay un hombre que sufre, allí está Dios. Y donde hay un hombre que entrega su vida para ayudar al que sufre, allí está Dios. Por eso miles de misioneros están donde nadie está, porque saben que las personas que sufren son personas y son Cristo. Y por eso, donde están estos misioneros hay alegría y paz, porque ellos, con su conducta, reflejan a Cristo.
¿Dónde estás, Dios? En Haití, en cada moribundo, en cada huérfano, en cada cooperante generoso”.
.
Pienso que lo que dice este escrito, puede arrojar alguna luz de esperanza para, desde la fé, tratar de dar explicación a este terrible suceso.
Desde aquí, le doy las gracias a jorgellop de la bitácoraVolver a nacer”, por habernos aportado este inestimable documento.
Ni que decir tiene que, recomiendo a todos mis lectores, dicho blog, del que desde ahora me hago ferviente seguidor.
(Ver enlace)
.
SALUDOS.
.
* * *

* * * * *

6 comentarios:

FOTELIAS dijo...

Queridisimo hermano en Cristo, antes de irme a la cama he estado meditando para subir un post/entrada, pero es tal el agotamiento que prefiero dejarlo para esta mañana. Me he alegrado el enlazar contigo antes de apagar el pc pues de lo que estaba meditando es sobre lo que acabas de escribir en este post.
Hace unos día recibí un comentario (no en el blog, sino en otro sitio de la red en el cual participo) indecoroso lleno de ironia e insultos referente a los terremotos en donde se me preguntaba qué donde está tu Dios ante esta calamidades naturales.
Mañana respoderé con un bello testimonio.
Gracias Arcendo por esta sintonia o diosidad.
Bendiciones.

Militos dijo...

Dios mío, Arcendo, qué gran texto, palabras que enlazan con las de Mons. Munilla, tan mal interpretadas.
Dios que no privó a su Hijo de morir en la Cruz por nosotros, cierto que está en Haití.
Gracias por la recomendación de un nuevo blog con tan buenos auspicios.
y gracias, querido amigo, por el video que nunca me cansaré de ver, con el deseo de que nos veamos allí.
Besiños

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

verdad... pero algunas veces nuestra fe flaquea, somos humanos de ahí nuestras dudas y flaquezas
un saludo

Capellanía Orvalle dijo...

Gracias por el texto. Bonito, profundo y verdadero. Y como siempre, apropiadísima la canción de Clapton.

Militos dijo...

Releyendo este post. he recordado una frase de San Josemaría que siempre me impactó:

"Si la vida no tuviera por fin dar gloria a Dios, sería despreciable, francamente aborrecible"

A lo mejor te parece algo pesimista, pero hay que entender su verdadero sentido.
Yo quiero que esta frase me la pongan de epitafio.

En Haiti, hay muchos que están dando gloria a Dios, aunque no quiere decir que sea esa la causa de la tragedia, ni mucho menos, si no que Dios siempre saca el bien del mal.
Besiños, Lohengrin.

María Rosa dijo...

Arcendo, opino como la compañera de arriba, María Angeles, es cierto que Dios está ahí, así lo quiero creer, ante tanta desgracia nuestra fe a veces flaquea y piensas ¿cómo ha sido ésto posible?.

Confío en la naturaleza humana que allí se ha manifestado en cómo la gente, todo el mundo se ha volcado en ayudar de una manera u otra, con donativos, con su ayuda personal, misioneros, bomberos, cooperantes etc, ése es el género humano y en ellos está Dios, la bondad de Dios se manifiesta a través de sus criaturas, de los hombres que con buena voluntad han ido allí y están alli salvando vidas y ayudando en el sufrimiento.

Quiero creer que dónde Dios ha permitido semejante catástrofe sea por un bien mayor y que un mal salgo algo mucho mejor.

Un saludo!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...