martes, 4 de mayo de 2010

¿QUE PASARÍA?

.
“Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado”.
.
¿Qué pasaría si nos creyésemos esas palabras?
¿Qué pasaría si nos creyésemos que ese amor es posible?

.
Creerse ese amor, el AMOR de Dios y practicarlo; ahí está el quid. Tomarse ese AMOR en serio es el comienzo de un mundo nuevo: el Reino de Dios.
.
Es un amor que se hace perdón.
Es un amor que es capaz de devolver bien por mal.

Es un amor que se pone en el lugar del otro.
Es un amor que intenta pasar por la vida solo haciendo el bien.
Es un amor que es compromiso
Es finalmente entrega incondicional, un amor que siempre da…,
que incluso llega hasta dar la vida, por la persona amada.
.
Capacidad de sacrificio, compromiso, coherencia, perdón, caridad, AMOR, en definitiva.
¿Quién podría dudar de la extraordinaria bondad de la revolucionaria propuesta de Jesús?
Nadie de sano juicio y mente libre dudaría de lo evidente. Volvamos a la pregunta:
.
¿Que pasaría si ponemos en practica lo que DIOS nos propone?
¿Qué pasaría si, nos fiásemos de Dios…, de una vez por todas?

.
Que nadie dude…, a pesar de toda la propaganda adversa que, el mundo con Dios siempre es MEJOR; un mundo sin Él, es prácticamente inviable…., a las pruebas -cotidianas- me remito.
.

* * * * *

3 comentarios:

Militos dijo...

Qué pasaría ¿y tú me lo preguntas?
que
"serían balsas de aceite los pueblos y las naciones"

Yo sí me creo que es posible, amar como Él nos ha amado, otra cosa es que los demás se dejen amar así, pero yo estoy dispuesta.

Tanto me lo creo que hemos coincidido en el fondo del post.
Se nota, Arcendo, que nos gusta amar.

Besiños, querido hermano pequeño.

Que nuestro Padre te dé una buena noche y un día hecho de amor.

Me gusta, me encanta este post y si lo llego a ver antes no escribo el mío, te hubiera enlazado.

Y más besiños

Oceanida dijo...

Es cierto.

Si cada uno de nosotros escuchara a Dios y cumpliera su parte todo seria maravilloso. Tenemos que intentarlo, ser mensajeros para los que no ven...

Un abrazo, que video tan bonito Arcendo!

Luis y Mª Jesús dijo...

A mis 18 años, lejos de la fe, pero de vuelta de ideas marxistas, discutía con un amigo fiel a Marx que de esatar alienada yo prefería estarlo a una religión que a las ideas pesimistas de un político mediocre como lo estaba él. Mi amigo indignado me preguntó a qué religión quería alienarme y racionalmente pensé que a una religión que predicara el amor y el perdón.
Ese fue el principio del camino a mi conversión, quería para mis hijos lo mejor: que tuvieran fe, algo que para mi me parecía imposible.
Dios hace posible lo imposible.
Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...