domingo, 6 de junio de 2010

AMOR QUE SE QUEDA


.
Hoy, en Madrid, como en otras muchas localidades españolas estamos celebrando la fiesta del CUERPO DE CRISTO. ¿De qué nos habla esta fiesta?
.
Nos habla de su sacrificio, de su cuerpo entregado, de su sangre derramada y nos habla también del triunfo de su resurrección; es decir, nos habla del amor extremo de Cristo por todos nosotros. ¿No es acaso el amor el sentido mismo de la vida?
Sin su presencia, sin AMOR, la vida es un mero intercambio de intereses egoístas. Aún con el ordenamiento civil más justo, aunque la economía respondiera a todas nuestras necesidades, como dice San Pablo, si faltara el amor, de nada serviría.
El amor es el alma de la convivencia, sin el, cualquier experiencia carece de sentido, está abocada a la angustia, al vacío.
.
El mundo, ya lo sabemos y lo hemos repetido muchas veces aquí, está ahora en una encrucijada crítica en muchos aspectos. Yo pienso que la causa de esta situación es la falta de amor. Hemos apartado a Dios de nuestras vidas y las consecuencias son patentes. Sin amor, la vida social más que insignificante, es impracticable. Por eso pienso que la celebración de esta fiesta, siempre es NECESARIA.
Está claro que los problemas sociales no se resuelven sólo desde las leyes; como cristianos tenemos la convicción de que la resolución de todo, ha de hacerse desde el amor que surge de corazones libres, capaces de gratuidad y de creatividad.
El Papa Juan Pablo II, se preguntaba: “¿Cómo es posible que, en nuestro tiempo, haya todavía quien se muere de hambre; quien está condenado al analfabetismo; quien carece de la asistencia médica más elemental; quien no tiene techo donde cobijarse?”

Ante este paisaje, la Eucaristía, pan partido para sus discípulos por las manos de Cristo, no es poesía, ni sueño, es alimento y remedio. Y es así porque la Eucaristía también nos impulsa al amor social y entraña un compromiso a favor de los pobres:
Has gustado la sangre del Señor y no reconoces a tu hermano. Deshonras esta mesa, no juzgando digno de compartir tu alimento al que ha sido juzgado digno de participar en esta mesa. Dios te ha liberado de todos los pecados y te ha invitado a ella. Y tú, aun así, no te has hecho más misericordioso” decía S. Juan Crisóstomo.
.
Incluso en este momento de especial secularización, donde todo parece relativo y hasta se considera bueno todo lo técnicamente posible, el mismo Cristo hecho amor, en cada banquete eucarístico, sigue rompiendo, por las manos de los sacerdotes, el pan que da la vida al mundo.
Son muchas nuestras oscuridades personales y sociales, y parecen invencibles, por las tinieblas de esta “noche ética” (Juan Pablo II). Pero... ¿cómo perder la esperanza si contamos con el socorro de su AMOROSA gracia y tenemos la certeza de su presencia entre nosotros a través de su mismo CUERPO hecho pan?
.
En este año sacerdotal, próximo a finalizar, mi oración es de acción de gracias a Dios por sus sacerdotes, que lo hacen presente, para nosotros hasta el fín de los tiempos, y de petición de nuevas esperanzas al mundo en forma de nuevas vocaciones.
.
¡VIVA JESÚS SACRAMENTADO!
.
* * *


* * * * *

4 comentarios:

Militos dijo...

"Ni poesía ni sueño" Claro, Arcendo, no hay nada más real que el Cuerpo de Cristo en la Eucaristía, alimento de AMOR para uno y para repartirlo entre todos.

Esta noche me uno a tu acción de gracias por los sacerdotes que lo hacen posible entre nosotros y a tu petición por el aumento de las vocaciones sacerdotales.

Alma de Cristo, santifícanos
Cuerpo de Cristo, sálvanos
Sangre de Cristo, embriáganos...

Feliz día del Cuerpo de Cristo

Besiños hermano querido

TERE dijo...

Esas palabras de San Juan Crisóstomo no las conocía, pero hoy por hoy, están mas vigentes que nunca.
Que el Cuerpo de Cristo, nos guarde para la vida eterna.

Militos dijo...

"Amor que se queda" con nosotros, entre nosotros, mezclado con nosotros, hecho uno con nosotros.

Me encanta el Pange Lingua, de siempre...
Y yo me quedo contigo para celebrar este día grande.

BESIÑOS Y GRACIAS POR TU VOTO

Alter ego dijo...

Hola Arcen,la eucaristia es un signo sensible,simbólico y eficaz de la gracias que contiene,verdadera,real el cuerpo,sangre,alma y divinidad de nuestro Señor Jesús.
recibe un cordial saludo Arcen.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...