jueves, 9 de septiembre de 2010

DEJADME LOS CLÁSICOS

.
Cada uno tiene sus manias…, las mías, entre otras muchas, son los clásicos del cine. Sigo el cine actual, pero aquella edad dorada, me sigue gustando mucho más que esta.
.
Sé que ahora hay más medios, buenos directores y magníficos actores, por eso de vez en cuando, comento alguna peli, de las últimas, pero esa labor, últimamente prefiero dejársela a mi amigo
ANGELO que también siente pasión por esto de los fotogramas y además lo hace mucho mejor que yo.
Yo me quedo, con su permiso y el vuestro, con los clásicos; porque todos esos b/n que ya casi nadie valora, para mi, son algo especial. Comprendo que yo los pondero demasiado, los magnifico, pero es que con ellos aprendí a amar el cine.

.
Por eso…, cuando surge comentar sobre uno de los clásicos…., me bulle el alma, me toca la fibra, me pone a cien…., y es que hoy han puesto en la tele…. ¡”Bola de fuego”!.
Algunos ni sabrán de lo que hablo, para quien no lo sepa, este título mucho antes que ser el inspirador desenfreno rockero de Jerry Lee Lewis, fue una de las comedias más graciosas y entrañables del variopinto director Howard Hawks, probablemente uno de los mejores, que el cine ha conocido.
Del guión…. ¿Quién le va a poner pegas a Billy Wilder?... muchos diálogos son suyos.
Y delante de la cámara, nada menos que una genial Barbara Stanwyck y un no menos genial y siempre eficaz, Gary Cooper, quizás, en el papel menos usual en toda su carrera. ¿Quién dá más?...
.
El argumento, loco y magistral; las vidas de un grupo de sabios carcamales, enfrascados durante años en la tarea de escribir una enciclopedia se ven sacudidas y sacadas de sus monótonas vidas por la presencia de una guapa cabaretera buscada por unos gangsters y a su vez…., estos son perseguidos por la policía.
Todo un clásico con una estupenda progresión, ejemplo de ritmo y capacidad de contraposición de mundos adversos. Sin duda, un ejemplo de cine con mayúsculas.

.
.
Sin embargo, cada vez que hablo del cine de la época dorada y sobretodo de Gary Cooper, no puedo evitar hablar de mi película preferida… HIGH NOON, aquí se llamó, “Solo ante el peligro”.
"Solo ante el peligro" es sin duda la película de Gary Cooper por excelencia, con la que ganó el segundo de sus tres Oscar a mejor actor de la Academia, y además es uno de los mejores exponentes del buen cine en todos los sentidos, ¡del cine con valores!
Se estrenó en 1952, once años después de “bola de fuego” y desde entonces por derecho propio, se convirtió en un clásico de la historia del cine.
En forma de “western”, y aprovechando la madurez de expresión que había alcanzado este género a partir, esencialmente, del trabajo de John Ford, Zinermann aborda el conflicto de un “sheriff”, que se debate entre su instinto de conservación y el deber moral de cumplir con su obligación en base a sus principios éticos.
La película narra unas cuantas horas en la vida de un sheriff provinciano, que en el día de su boda, ha de enfrentarse en solitario con un grupo de forajidos, capitaneados por un asesino a quien hace años dicho sheriff mandó a la cárcel.
Sin embargo el protagonista, a pesar de las presiones, tiene clara su misión y las consecuencias de la huida: "Si huimos ahora deberemos seguir huyendo todo el resto de nuestras vidas".
.
A partir de ahí, siguen 90 minutos interminables, cargados de angustia y desesperación. “Solo ante el peligro” es un "thriller" adelantado a su tiempo, supuso una audacia en la realización, porque la película está narrada en tiempo real y la historia está planteada como una película de suspense que culmina magistralmente en la maravillosa escena final.
Para que el espectador sea consciente de este hecho, y mantenga esa sensación de suspense, se nos ofrecen continuamente, vistas directas o indirectas de relojes que van marcando los minutos hasta el fatídico mediodía, hora de la llegada del tren del forajido.
.
Siempre me han gustado las películas que además de entretener, hacen pensar, y esta, vaya si lo hace. “Solo ante el peligro”, es una excelente película, donde se refleja la desesperanza, angustia y soledad que afronta el ser humano antes los grandes retos de la vida; ese reloj, metáfora del paso del tiempo y como las cosas van tornándose grises ante la cercanía de nuestros mayores temores.
Se rodó con una sencillez apabullante, sin gran presupuesto, sin artificio y por supuesto con muy pocos efectos especiales.
.
Dirigida, como ya hemos dicho, por Fred Zinemann y protagonizada por un maravilloso Gary Cooper, cuenta también con un buen puñado de secundarios, encabezados por Grace Kelly en su primer trabajo en cine. Y un elenco inigualable de grandes actores: Thomas Mitchell, Lloyd Bridge y Katy Jurado.

.
.
Solo ante el peligro”, pronto fue aclamada por crítica y público, fue todo un éxito de taquilla y logró cuatro Oscars, mejor actor, mejor montaje, mejor música y mejor canción y también fue candidata en los apartados de película, dirección y guión adaptado.
.
Finalmente, me gusta tanto esta película que os contaré algo más, si me tuviera que quedar con 10 escenas de la historia del cine, una de ellas, seria sin duda, la escena final de este clasicazo.

En la misma, cuando ya todo ha pasado, después de haberles pedido ayuda a todos sin conseguirlo ("Claro que necesito tu ayuda, pero no quiero comprarla, tiene que salir de ti"); ya en el plano final, el protagonista y su mujer, las dos únicas figuras dignas, se abrazan y acto seguido, él mira a todas esas personas del pueblo que antes le dieron la espalda y con un desprecio innenarrable, arroja su placa de sheriff al sucio polvo de la calle, con el mismo desdén que ellos le han mostrado negandole su ayuda. Esta sería mi escena elegida.
.
El cine es lo que es, gracias a estos momentos. Por eso..., a mi, ¡dejadme a los clásicos!, por favor....


* * * * *

7 comentarios:

Angelo dijo...

Querido amigo: Sobrevaloras mi crítica cinéfila. Lo tuyo es de festival de cine. Estoy contigo en quedarme con los clasicos. Uno saborea casi siempre una buena película, con unos diálogos que se echan en falta en el cine actual.La elegancia, la cortesia, los buenos modales, los valores, el buen lenguaje, están ausentes en la actualidad y los medios con los que se disponian hace que el cine en blanco y negro pueda catalogarse casi en su totalidad de verdaderas obras de arte. (Lejos del que hablabas el otro día). SI tuviera que elegir me quedo con los clásicos. Un amigo mio que es muy perfeccionista está recopilando una colección en calidad HD, de películas clásicas que se hace la boca agua. A ver si consigo algunas. Ala ya hemos repartido los papeles. Tú los clasicos, yo..uyyyyy, me queda mucho para tu nivel. Un abrazo

J. Falcó dijo...

Lo "clásico" no deja de ser lo "bueno" que queda para siempre. Cuando Zinemman se levantaba por la mañana para ir a rodar estoy seguro de que no sabía que "aquello" iba a quedar para la historia del cine.

Y por cierto, yo, que me rio o me cabreo -según- de tantos títulos en español de las películas no españolas, me descubro ante quien reabutizó aquel insulso "High noon" con el descriptivo y emocional "Solo ante el peligro". El "solo" era la clave, y aquellos ciudadanos escondidos mientras nuestro héroe cumplia con su trabajo, que le llevaría muy probablemente a la muerte, adquirian con su no presencia en los momentos culminantes del film un protagonismo que nos hacía culpables a todos.

Hablando de finales de películas contaré para quien no lo sepa que hace unos años Graham Greene hizo un prólogo para una de las reediciones de su novela “El Tercer Hombre”, explicando los entresijos del guión de la película (del 49) que Carol Reed filmó posteriormente. Este prólogo era delicioso y aleccionador. Explicaba Greene que en una cena Korda le encargó el guión de una película para Carol Reed basada en “la ocupación de Viena por las cuatro potencias aliadas vencedoras de la II GM”, sin más indicaciones ni requerimientos. Por su parte, Greene guardaba la solapa de un sobre en el que había escrito hacía poco este inicio de no sabía todavía que: “Había dado mi último adiós a Harry hacía una semana cuando depositaban su ataúd en la helada tierra de febrero, de manera que no me lo creí cuando le vi pasar por el Strand, sin un gesto de reconocimiento, entre una muchedumbre de desconocidos”. Pues bien, contando con esta idea apuntada en un sobre y la petición expresa de Korda durante una cena, Greene construyó el relato en forma de novelita (no sabía hacerlo en forma de guión) de la que habría de salir el guión de una de las películas que ya es historia del cine.
Y ahora viene lo del final. En la adaptación de la novela a guión hubo grandes discusiones entre Reed y Greene sobre como tenía que acabar la historia. En la novelita de Greene todo acababa bien: chico y chica se quieren. Reed sostenía en cambio que una trama tan sórdida, en la que el chico mata al amigo que, además, y por muy malo que fuese era el novio de la chica, no podía acabar bien de ninguna manera porque eso sería una muestra de cinismo inadmisible. Green se dejó –afortunadamente- convencer y el largo, denso, sobrecogedor y tenso final de la película ha pasado también a la historia del cine. Nunca me canso de ver la escena de este final no feliz en el que la chica “pasa” (sic) del chico.

http://www.youtube.com/watch?v=UnrYBq0SONI

Buen post, Arcendo.

BRUCE dijo...

Primero mi felicitación por tan maravillosa afición: el cine clásico.
Mi padre es un máquina sobre estas cosas, porque tanto mi abuelo como él trabajaron detrás del proyector de un cine casi todas sus vidas.
De ahí me viene que "Solo ante el peligro" sea la más grande o casi, sin duda entre las 10 mejores está por su calidad guste o no el género.
Gary Cooper ya lo dije es uno de mis actores favoritos,aunque por mi edad sea más de Clint Eastwood, creo que lo borda en los "spaguetti western".Una debelidad mía.

-------------------------------------
MI VISIÓN CATEQUÉTICA DE LA PELÍCULA.

2263 La legítima defensa de las personas y las sociedades no es una excepción a la prohibición de la muerte del inocente que constituye el homicidio voluntario. “La acción de defenderse [...] puede entrañar un doble efecto: el uno es la conservación de la propia vida; el otro, la muerte del agresor” (Santo Tomás de Aquino, Summa theologiae, 2-2, q. 64, a. 7).

2264 El amor a sí mismo constituye un principio fundamental de la moralidad. Es, por tanto, legítimo hacer respetar el propio derecho a la vida. El que defiende su vida no es culpable de homicidio, incluso cuando se ve obligado a asestar a su agresor un golpe mortal:

«Si para defenderse se ejerce una violencia mayor que la necesaria, se trataría de una acción ilícita. Pero si se rechaza la violencia en forma mesurada, la acción sería lícita [...] y no es necesario para la salvación que se omita este acto de protección mesurada a fin de evitar matar al otro, pues es mayor la obligación que se tiene de velar por la propia vida que por la de otro» (Santo Tomás de Aquino, Summa theologiae, 2-2, q. 64, a. 7).

2265 La legítima defensa puede ser no solamente un derecho, sino un deber grave, para el que es responsable de la vida de otro. La defensa del bien común exige colocar al agresor en la situación de no poder causar prejuicio. Por este motivo, los que tienen autoridad legítima tienen también el derecho de rechazar, incluso con el uso de las armas, a los agresores de la sociedad civil confiada a su responsabilidad.
---------------------------------------
EL 2265 ES EL QUE SE REFIERE EXPRESAMENTE AL SHERIFF PROTAGONISTA DE LA PELÍCULA.
Este punto lo tienen (o deben) tenerlo muy claro los mienmbros de las FAS, Guardia Civil, Policía Nacional...etc.

En realidad son calcados el catecismo de la Iglesia Católica y la ley de FFCC de Seguridad 2/86 que regula el uso de las armas en España por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Ójala la ley española y de todos los paises coincidieran tan bien en otras cosas tan graves como por ejemplo el aborto con lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica.

Está el recurso de dicha ley del aborto en el TC.

Dios nos ayude.

BRUCE dijo...

Bueno, he resumido mi visión catequética y solo he nombrado varios puntos del Catecismo.

¿Qué ocurriría si sabemos que alguien nos va a matar seguro? ¿puedo matarle yo antes a él sabiendo que así va a suceder?¿es pecado? ¿es legal?.

Cursioso porque en esta ocasión y creo que en principio de forma paaradójica la ley penal de nuestro pais puede ser más restrictiva que la interpretación de nuestro Catecismo.

Esto da para una tesis doctoral, sin duda, tanto de derecho penal como canónico. Tranquilos! que yo solo me limitaré a suscribir lo que dice el padre Jesuita Jorge Loring en su gran libro "Enciclopedia para salvarte" cuando se da esta situación que tantas películas ha generado.

Pero eso será después de la publicidad, que ahora me tengo que ir al médico y no me da tiempo, luego lo cuento.Creo que merece la pena.

Maria del Rayo dijo...

Que bien explicas Arcen. Me gusta.
Yo no se nada de cine, he visto algunas peliculas, no son mi selección pues las veo en el autobus o no se como se diga, en los viajes muy largos. Así que para mí aunque algunas tengan muchos años son novedad.
Besos

Militos dijo...

Yo también vi la peli en la tele, el otro día, las caras de Gary ingenuo son todo un poema, pero para qué opinar. Con estos portentos de críticos ¿Quién se atreve a decir nada, esto ya es otro nivel.
Besiños

BRUCE dijo...

Dije más arriba:

"¿Qué ocurriría si sabemos que alguien nos va a matar seguro? ¿puedo matarle yo antes a él sabiendo que así va a suceder?¿es pecado? ¿es legal?."

Bien pues el famoso y querido padre Jorge Loring en su libro "PARA SALVARTE" Enciclopedia del católico del siglo XXI, en su 58ª edición publicada por Edibesa en las páginas 477-478 literalmente :

"NO ES NECESARIO ESPERAR A QUE ÉL NOS ATAQUE. BASTA QUE NOS CONSTE QUE ÉL TIENE UN PROPÓSITO DECIDIDO DE MATARNOS, Y SÓLO ESTÁ ESPERANDO EL MOMENTO OPORTUNO PARA HACERLO;SINO HAY OTRO MODO DE SALVAR LA VIDA QUE ADELANTARSE Y ATACAR PRIMERO"

Lorin hace suyas las palabras de Julián Pereda, S.I.:Revista de Deusto (IV-1967)9-34.Bilbao.

Esto desde luego es muy muy muy discutible. Si no estamos completamente seguros de que eso va a ser así, cometeríamos un gravísimo pecado al arrebatar la vida a otra persona. Estoy hablando de una situación a la que el ciudadano medio jamás se suele enfrentar y menos en paises democráticos.

Entiendo que esto haya inspirado el guión de tantísimas películas, donde sus protagonistas siempre en una situación límite se ven obligados a actuar de esa manera.

Es típico el delincuente que después de cumplir muchos asesinatos sale en libertad después de una larga condena y va en busca del policía que consiguió atraparlo.

Los propios jefes del policía, lo ponen en guardia avisándole de que ese delincuente acaba de ser puesto en libertad y cumplirá su amenaza.

¿Tú que harías?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...