viernes, 2 de diciembre de 2011

NUEVA ETAPA, -ESPEJISMOS Y CERTEZAS-


La entrada más antigua de este blog está fechada el 2 de enero de 2008, eso quiere decir que estamos a puntito de cumplir el cuarto año. Antes de este, hubo otro blog; aquel me valió de aprendizaje, fue el trampolín; pero entre aquella primera bitácora y esta -sobretodo al principio-, hubo muchos puntos comunes, sin embargo algunas de esas afinidades poco a poco se han ido diluyendo. Probablemente lo que queda del primero, es el entusiasmo y su espíritu combativo, y eso no lo quiero perder.

A menudo, se manifiesta en casi todos los blogueros, cierta inquietud. Esa recurrente comezón tampoco me es ajena; la gran pregunta que siempre revive cuando llega un tiempo de balance -y este lo es-, tiene que ver con "el sentido y la necesidad": ¿Para que, un blog?, ¿por qué escribo yo, en él? Cada bloguero, tendrá sus respuestas, todas serán muy distintas y todas son muy respetables. Unos hacen un blog para mostrar sus hobbies, otros para hablar de su familia; hay blogs sobre viajes, fotografía, recursos informáticos, etc.; y hay otros... puramente comerciales.

Estas realidades lo que demuestran es que "el blog" se ha convertido en una poderosa herramienta de comunicación, pero de esa conclusión precisamente surge la subsiguiente cuestión: ¿Por qué escribo yo un blog? ó ¿Que es lo que yo, pretendo comunicar?..., o sea, ¿cual es el sentido de MI blog? ¡That´s the question!

Mi blog en particular, como un elemento vivo, ha ido cambiando; en un alarde de ingenuo optimismo puedo admitir incluso que, ha... evolucionado. Antes, aquel primer blog hablaba más de política y de actualidad, ahora sin dejar de lado estos temas, han dejado de ser el leitmotiv. A veces estos asuntos, sobretodo la política,  son motivo sino de discordia, si de separación; y actualmente mi intención es acercar, no alejar. 
De todos modos, aunque sigamos hablando de muchas cosas: cine, arte, música, libros, política y vivencias varias, no queremos ya, apartar la vista de lo más importante. Es más, queremos destacarlo sobretodo, señalarlo, para que todos pongan su mirada en Él.

Esa vocación "señaladora", "anunciadora", tan apropiada en este Adviento, es la que ahora, inspira afortunadamente, este blog después de esos 4 años de vida. 
Por eso, ayudados de la experiencia y apoyados en la fuerza de esta inestimable comunión bloguera, renovamos hoy, todos nuestros propósitos y proponemos nuevos retos y caminos. 
En lo que respecta a esta HOJA, -voy a compartir mi pensamiento-, creo que el sentido de mi presencia en la red es ahora principalmente, la declaración y exaltación de mi fe, compartir lo más grande que tengo. 
Pero... considero que esa confesión de la fe, tiene tres niveles claramente diferenciados. 
Un primer nivel sería CREER, integramente lo que la Iglesia nos propone. 
Un segundo nivel sería, EXPLICARLO a los demás.
Y... un tercer nivel sería... REBATIR LOS ERRORES, propios y extraños, que haberlos, haylos. 
Los tres niveles son importantes y ninguno es prescindible. Pero concretamente hoy, me quiero centrar en el tercero de ellos.

Son muchos los acontecimientos que este mundo está viviendo a espaldas de DIOS. De tal forma que, por falta de formación de unos y por mala intencionalidad de otros, la difusión de errores es masiva y la confusión es grande. Por eso, creo que una de las prioridades principales de un bloguero católico será insistir en la necesidad de una buena formación y también, en desenmascarar determinadas desviaciones de pensamiento que van ocurriendo en torno a nosotros. 
Hoy, quisiera hacer hincapié en "DOS ESPEJISMOS" tan peligrosos como mentirosos, con los que, periódicamente se intenta ofuscar la verdad:

-"EL PRIMER ESPEJISMO" es, ese falso buenismo tan de moda, absolutamente perjudicial, que niega no solo el infierno y la condenación, sino también el pecado. Empezando por el pecado original. No hay nada más absurdo; hay quienes hablan de Cristo Salvador, sin explicar.. de que nos salva. 
¿Es que no se dan cuenta que, si negamos el efecto del pecado en el hombre..., al tiempo, estamos desdibujando, quitando toda la intensidad a la salvación de Jesucristo? 
Si ese concepto primordial no lo tenemos claro, estaremos siempre hablando de una salvación desde el punto de vista meramente estético, figurado.

Tampoco podemos caer en intentar "explicar" la salvación unicamente en un sentido político..., decir que Jesús no vino a salvarnos de nuestros pecados sino de cualquier forma de opresión política es otra "versión" reducida, adulterada.
CRISTO vino a salvarnos de una esclavitud interior, de la esclavitud del pecado. 
La Escritura es nítida, pero siempre debemos acudir al Magisterio de la Iglesia. El Catecismo en vigor, no solo REBATE esta hipótesis, también proporciona buena FORMACIÓN. Dice el Catecismo en su punto 389: 
"La Iglesia, que tiene el sentido de Cristo (cf. 1 Cor 2,16) sabe bien que no se puede lesionar la revelación del pecado original sin atentar contra el Misterio de Cristo." 
Así, se deduce que es absurdo negar el efecto del pecado sobre el hombre, porque estaríamos atentando directamente contra el Misterio de la salvación.

-Aclarado pues el primero, nuestro "SEGUNDO ESPEJISMO" es esa nueva corriente falsamente "espiritualista" que ultimamente intenta envolver cualquier acción humana...; corriente igualmente engañosa y tan herética como la anterior. 
Para explicarla no quiero apartarme de ese punto del Catecismo antes citado, sobretodo la alusión que hace a la frase de San Pablo en su carta a los corintios: "La Iglesia, que tiene el sentido de Cristo (cf. 1 Cor 2,16)", porque justamente esa frase desenmascara todas las falsas doctrinas que ahora pregonan "Cristo si, Iglesia no"; puerta contigua de acceso a la estancia siguiente: "espiritualidad si, religión no"; o también... "espiritualidad si y religión..., la que te convenga" ¡barra libre! 
Es esta opción, un camino tortuoso y peligroso, pero ciertamente hoy, muy transitado. Esta nueva religión "Avatar"-orientalista, lamentablemente ha logrado ya, embaucar, seducir, engañar a muchos.

Una de las tonterías, ultimamente más jaleadas y oídas a supuestos intelectualóides de la nueva era,  es esta: 
"La religión es como un vaso, pero lo importante no es el vaso, lo importante es el agua; entonces..., a mi no me importa la religión que profeses, lo que me importa es.., el agua. Por tanto, si quieres.., cambia de vaso (religión); porque el agua es la espiritualidad y el vaso es la religión" 
El razonamiento simplón, a medio camino entre la filosofía-karateka de Bruce Lee y la santería, recuerda mucho a aquella otra patochada de otro impresentable que decía que "la tierra no era de nadie, sino del viento"; pero no dejan de tener -seguidores- que les aplauden las memeces a dos manos.

LO CIERTO es que, aunque estas chorradas "suenen muy bien", no dejan de ser tremendas falacias que no se aguantan, ni por muy poéticos que nos queramos poner. La cuestión muere en sus propios términos...
 
¿Cómo se puede separar espiritualidad de religión? 
¿Cómo se puede separar... a Jesucristo, a la religión cristiana, de la gracia que Él nos da para conocerle? 
¿Cómo se puede separar... la carne de la sangre? 
En un cuerpo humano la única "solución" a ese dilema solo se halla matando al individuo; en una idea... ¡también!, a lo peor es lo que intentan.

En aras de esa difusa conciencia global, empezamos negando la Revelación, y acabamos rechazando todo. 
La clave ejemplar es este Adviento. Cristo viene, enviado por el Padre y se revela; Cristo es el mismo DIOS. Y San Pablo pone el dedo en la llaga, con respecto a la gran obra de Cristo en esta tierra: solo "La Iglesia tiene el sentido de Cristo!" 
De tal modo que... aquellas teorías infantiles de vasos y aguas, en nada son admisibles. Carne y sangre no se pueden separar, Cristo no solo es el vaso sino que es el agua y no solo es el agua sino que también simultáneamente es el vaso. Alfa y omega, principio y fin... como dice la Escritura, y como sabemos gracias a la única verdad revelada, cuya depositaria es la Santa Iglesia romana.

Alumbrar esa Verdad, humildemente intento desde mi blog, por eso estamos aquí, por eso seguimos en pié, por eso no nos rendimos, por eso ¡resistimos!. Si hace falta... yendo contracorriente, denunciando mentiras, y tratando, esforzándonos desde la condición humana, en ser instrumentos de su Misericordia, de su Amor. 
Reincido para acabar esta larga exposición, en esa preciosa, en esa bellísima frase paulina: "La Iglesia, tiene el sentido de Cristo"; ese mismo sentido -el de CRISTO-, como miembro de la Iglesia que soy, quiero llevar a mi HOJA en esta nueva etapa que ahora comienza, precisamente en el mes en el que Él nace. "Et dixi: nunc coepi (Sal 76, 11)" 
Cuento con tod@s vosotr@s para afrontar ese camino, vuestra presencia es mi aliento.

*   *   *   *   *

6 comentarios:

Militos dijo...

Qué buen objetivo para tu nueva etapa. FORMACIÓN es lo que necesitamos todos, del primero al último de esta sociedad que se mueve por lo sensible más que por lo razonable.
De todas maneras me gustaría hacer una salvedad en la distinción que haces de los blogs de la variopinta blogosfera. Hay muchos blogs que al hablar de la familia o de sucesos de su vida, no lo hacen exclusivamente por lucimiento familiar, sino entre otras cosas, por enseñar, como dice Benedicto XVI formas de vida que sin estar mencionando constantemente a Cristo, sí lo dejan traslucir.
Aunque está claro que lo que más necesita el mundo de hoy es la formación doctrinal concreta y verdadera, ya que hay demasiada mezcolanza de ideas y sentimientos.
Me ha gustado mucho tu entrada.
BESIÑOS

Miriam dijo...

Cuando entré en el mundo de los blogs, no imaginaba que me iba a servir para acercarme a Dios, para tener una vivencia "telemática" de Iglesia

Es una de las grandes sorpresas, de los grandes tesoros, de las alegrías, que he encontrado en los blogs

Mento dijo...

Ufff, menos mal que leo esta entrada.Sabia que la escribirias y me alegro de estar aqui para apoyarla. No se que edad tienes, pero serás siempre mi hermano mayor porque llevas aqui tres años largos más que yo, asi que no puedes quitarte ya el san Benito,je,je.
Ayer estuve leyendo en facebook en cumpetro lo del nuevo apartado. Lo de enseñar a los blogueros. Me sentí tan poquita cosa, tan poco preparada, que me invadieron los miedos. Encima los dias de bajón en los que no se que escribir, porque no quiero hablar de penas que es lo que me sale... En fin, pensé en ti y en mis herman@s mayores en esto de ser bloguer@s y no en la edad. Y pensé que mientras tenga la unión que nos da la fé y la iglesia nos apoya en este cometido, seguiré adelante como bloguera aunque solo sea haciendo bulto. Porque al menos bulto hago bastante.
Me alegro de que estes aqui, de que tu blog gire, cambie un poco, salte, se agache o incluso hable de politica aunque en ese apartado somos un poquito más diferentes. Pero ni asi, yo estaré aqui siempre apoyando a los blog veteranos y también a los nuevos que nos lleguen. Me dan igual los por menores a los que me enfrente, si tú anuncias a Jesucristo yo vendré detrás a decir que verdaderamente es el Hijo de Dios.
Un bezaso guapo.

Gran Visigoda dijo...

Pues... yo no se ni porqué escribo un blog ni que intención tengo al hacerlo, solo sé que un día todo empezó y al poco me dí cuenta que Él salía en todas partes, que Él me habitaba... que no había texto que escribiera en el que Él de una forma o de otra no estuviera presente.
En cuanto al sentido que tu le quieres dar al tuyo... creo que no puede ser mejor así que aqui estaré leyendo cada nueva entrada tuya aunque a veces no comente porque me siento muchas veces muy pequeña ante tanto conocimiento.
Un abrazo.

PD: Después de leer tu entrada recorde... cogí mi cartera y allí estaba...escondida, desde mi adolescencia mudandose de cartera en cartera pero siempre acompañándome, una estampa de Nuestra Madre en la que por detrás escribí esa frase:"Et dixi: nunc coepi (Sal 76, 11)" porque verdaderamente cada día es un nuevo comienzo.
Gracias.

martha bernal dijo...

Si hay alguien que sabe poco, y le ayudan todas las explicaciones soy yo, inicié mi blog de Preparando el camino, porque tuve necesidad de ello, de acercarme más a Dios. Es una verdad a mis 72 años, después de una vida G.D. muy completa con sus alegrías y tristezas, pero siempre junto a Dios, me dí cuenta que mi misión casi había terminado, necesitaba paz y eso lo estoy logrando gracias a ustedes, he aprendido y me he deahogado. Me encanta el nuevo giro de tu blog. Saludos y felicidades.

Bruce dijo...

Protesto!! hoy estoy comletamente de acuerdo contigo y no puedo añadir nada más. Eso no me gusta nada, pero nada de nada, siempre me gusta añadir algo.
Un abrazo!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...