domingo, 29 de enero de 2012

LA CIENCIA NO NIEGA LA EVIDENCIA

.
Lo he dicho muchas veces, soy de letras…., los números nunca fueron lo mío. Admiro a quien los domina, pero yo siempre fui un zote, nunca fui capaz de seguir los pasos, ni siquiera de la ecuación más sencilla. Sin embargo, eso no quita para que la ciencia, las ciencias todas ellas, me fascinen.
Todo lo que se refiere al ser humano, me parece asombroso, tanto su anatomía como su psique; los animales y la astronomía me apasionan, en la tele no hay documental que me pierda (Punset, incluido). ¡Me encanta la vida!...

Lo grande y lo pequeño; desde el átomo, hasta el planeta más grande en la galaxia más lejana , todo es inmensidad, …. Todo me hace pensar en LO INFINITO.
Para los matemáticos, el infinito es  solo un concepto,  abstracto y demasiado complejo como para ser comprendido totalmente por la mente humana; sin embargo, lo curioso es que, -a pesar de que muchos se empeñen en negar las evidencias-, la ciencia es más terca aún que los agoreros, y siempre acaba dando pasos directamente encaminados a demostrar la única VERDAD UNIVERSAL: la existencia irrefutable del primer motor, del MOTOR INMOVIL.
Santo Tomás hace siglos, comprendió y difundió que ciencia y fe iban parejas;  cada vez que los científicos encuentran más correspondencias, es más fácil acordarse y dar la razón al de Aquino.

Dicen que la mecánica cuántica por un lado y la famosa teoría de la relatividad de Einstein por otro, constituyen los dos grandes pilares en los que se asienta la ciencia del siglo XXI.
Curiosamente, la mecánica cuántica es fundamental en el mundo microscópico, sin embargo… la teoría de Einstein no contiene ningún concepto cuántico. Son aparentemente conceptos irreconciliables, puesto que hoy por hoy, no se conoce un esquema único que compagine y unifique ambos.

Las dos teorías parecen distintas, pero no son incompatibles, ¡se necesitan! De hecho, el Universo está regido por estas dos leyes, en lo macro y en lo micro; y en forma maravillosa, forman un extraordinario equilibrio.
Pensamiento este, que me hace evocar la idea de una gran orquesta de instrumentos diferentes, unos son metal, otros viento, otros percusión, pero…, sonando al unísono gracias al nexo de la misma partitura y de una dirección común…  todo es belleza, todo armonía.

Antes mencioné el infinito en la matemática, vuelvo a recordarlo para demostrar finalmente otra feliz paradoja:
Cuando se habla de infinito, algunos números son realmente enormes, tan gigantescos que escapan a nuestra comprensión. Pues bien, dicen los matemáticos que  todos esos números, están tan cerca del infinito como lo está… ¡el número uno!
.
El círculo se cierra: ¡encontrándose!

Ese aparente contrasentido me lleva directamente a pensar, en el increíble paralelismo de esa –verdad matemática-, de nuevo con las vías para demostrar la existencia de DIOS de Santo Tomás; concretamente en este caso con la quinta, llamada –VIA DEL ORDEN-:

Todo en el universo se dirige hacia un fin, y todo tiene un fin, entonces habrá que encontrar a qué se dirige todo el Universo, y será a su principio: Dios

Por lo que parece… aunque algunos lo nieguen, DIOS es cada vez más evidente.
Esos mismos laicos a machamartillo, dicen ser librepensadores… y se empeñan en negar no solo la ciencia, sino la misma naturaleza. Nos piden a nosotros que mantengamos la mente abierta… y yo me pregunto, ¿será para sacarnos el cerebro???
.
Nota al margen. Ayer 28 de enero se celebró la festividad de SANTO TOMÁS DE AQUINO. Al que, por su santidad y por tanto cercanía con DIOS le pedimos asistencia en esta hora.

*    *    *    *   *

7 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

Dios no existe para quien no le conviene.
Arcen, me encantó la música que acompaña este post.
Gracias!!
DTB!!

E. Baregó dijo...

lindo , lindo, a mi particularmente me gustan los temas entre fe y ciencia o fe y razón. Grande lo que hoy nos comparte. Muchas Gracias. Saludos y bendiciones.

Mento dijo...

Pues pensamos igual en esto de la ciencia amigo. y yo si que soy una zoqueta para los numeros. Te cuento una anecdota una vez mi profe de fisica me dijo. Si eres capaz de sacarme en un solo examen un mal, te apruebo la asignatura entera. Y aprové con un mal. Nadie me cree cuando cuanto esto, pero es real. Porque mi nota era de muy deficiente, no daba una en ninguna pregunta. Asi que imaginaré el cacho palo que soy.
Pero desde el corazón llego a comprender muchas cosas 1que cuando comparto con mis amig@s los de carrera me dicen que es lo mismo explicado de otra manera.
pues eso.Yo pienso que toda esa ciencia rodea muchas cosas y termina en el uno y ese UNO ya sabemos quien es.
Por cierto me ha encantado la musica.
Un beso.

Bruce dijo...

Pues aunque sea muy poco científico, creo al igual que un sacerdote, que hace poco me dijo que el Universo no es infinito, porque está dentro de Dios que sí que lo es. ???

NSP dijo...

Varios aspectos a comentar de esta entrada, jejejejejeje. Primero, desconocía que los científicos celebrasen Santo Tomás de Aquino; pero gracias a que por mi facultad pusieron carteles por todos lados de que el 27 de enero no estaría la facultad abierta por dicha festividad y ahora tu post, ya me ha quedado claro.
Yo también amo la vida, por ello estudio biología, ¡¡qué mayor regalo que estudiar y formarme en algo que amo y quiero llegar a comprender!! :) Así consigo maravillarme todavía más de lo GRANDE que es Dios, porque yo lo veo reflejado en todo. Aunque he de reconocer que me costó adaptarme a la universidad por ese tema de ciencia y fe no pueden ser compatibles, ver que buena parte del profesorado no tienen ningún tipo de respeto por la fe y...bueno...menos mal que si encuentro apoyos en la facultad y sobre todo en Él. Una frase que me ayuda como cristiana y científica es la siguiente: "Un poco de Ciencia nos aparta de Dios. Mucha nos aproxima" Dr. Louis Pasteur. Yo la descubrí gracias a esta historia, que espero que te guste.Al final vienen relacionadas, de una u otra manera, esas dos áreas de la física con frases de dos grandes físicos.
http://www.dimensionangelical.com/CienciayDios.htm

Militos dijo...

ESTE VALE, GRACIAS, aRCENDO

DIOS precede a la Ciencia, ES desde siempre, los descubrimientos de la Ciencia estaban ahí, aguardando a ser descubiertos. Unos prefieren pensar que surgieron por sí solos, los demás creemos que todos son obra de DIOS.

Se nota que has bebido de Santo Tomás para escribir este gran post.

BESIÑOS

gosspi dijo...

Como siempre barbara tu entrada... fijate mi marido investigador y yo musica..o musico, como se diga.......y viniendo de un padre artista y que pintaba las cosas de la naturaleza y los cielos como nadie....en la Mirada está tantas veces la eternidad.....
Sueño con la eternidad Arcen y estoy empezando a saber sufrirme en el Señor...toda una gozada.....que me dices?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...