miércoles, 18 de enero de 2012

LA CITA DE SU VIDA. UN GUIÓN PREMONITORIO

.
TOMA 1ª
Dormitorio, luz apagada. Julia está en la cama…., da vueltas, está dormida.
SECUENCIA DEL SUEÑO

Ella estaba nerviosa…, por fin, había tenido el valor de acudir a esa cita, tantas veces soñada. Iba con sus mejores galas, con su mejor vestido, la ocasión lo merecía, nunca antes se había atrevido a expresar su amor, este iba a ser el día.
De repente bajando por la calle apareció él, aquel al que tanto tiempo estuvo esperando. Corrió tras él, nada más verlo. No podía ocultar más sus sentimientos, Lo abrazó con toda la ternura que tenía dentro y le dijo: “Te quiero cariño, siempre te he querido con toda mi alma” Y ambos se besaron apasionadamente a pesar de las miradas atónitas de los transeúntes.
.
Suena el despertador, el reloj señala las 7:30h. am.
Comentario/pensamiento...¡Vaya sueño!, cosas así no ocurren verdaderamente…, que sencillo parece todo…
¡¡Fundido!!

TOMA 2ª
SECUENCIA INTERIOR
Julia salta de la cama. La cámara la sigue.
Ducha rápida. Café a dos tragos. Chaqueta, bolso, bufanda… y portazo.
Salta las escaleras de dos en dos y ya en la jungla de asfalto… corriendo hacia la parada del autobús.
Comentario/pensamiento…  “Este bus…, como siempre, llegará tarde.”

SECUENCIA EXTERIOR.

10 minutos de espera... ¡Por fin viene el autobús!
Comentario/pensamiento… Y después dicen que cojamos el transporte público
Está furiosa. Se acerca al conductor, coge aire y piensa gritar; sin embargo calla, da los buenos días. Busca un sitio donde sentarse.
La rabia contenida le da palpitaciones. Busca algo dulce en su bolso y encuentra un chicle que se pone a mascar nerviosamente. Al tiempo que lo mueve de un lado a otro en su boca…, piensa: tengo que recoger la chaqueta de la tintorería; encargar la merluza para la cena, llevar el coche al taller…, ¡¡¡Basta!!!, no quiere pensar más…, saca su mp4, se enchufa los cascos y deja la mente en blanco…, a veces...., la mejor opción es no complicarse la vida.
 ¡¡Fundido!!

NUDO.
A esas horas de la mañana nadie se mira y nadie se reconoce. Sin embargo a veces hay cosas que además de no pasar inadvertidas, dejan huella.
Aquella mañana Julia iba ensimismada con su música, pero no pudo evitar asomarse a una de esas mil historias que a veces pasan a nuestro alrededor y que de vez en cuando -el destino-… deja que las saboreemos. Esta historia tuvo lugar... justo, frente a ella.

Tendrían más de 70 años, seguro. Pero eran distintos, lo extraño es que, incluso a esas horas…., se estaban mirando el uno al otro continuamente y lo hacían, como si no se hubiesen visto nunca, absolutamente embelesados.
Con la misma fuerza y el mismo sentimiento que seguramente lo habían hecho hace 50 años.
Reconociéndose bajo las arrugas y los años pasados, con la mirada tierna del que está recién enamorado, sus manos se cogían fuertemente y su postura era la de dos jóvenes amantes que luchan por no separarse.
Llegaron a su parada; se ayudaron el uno al otro para levantarse y luego para bajar del vehículo.


TOMA FINAL.
Julia…., no lo pudo evitar, dio un grito al conductor para que mantuviese la puerta abierta y apresuradamente bajó de un salto en aquella misma parada, aunque no era la suya. 
Julia corrió tras la pareja. No fue difícil alcanzarlos, caminaban a paso lento, entrelazadas sus manos y la mirada arrobada, hasta que Julia…., les abordó.

-“Perdonen mi atrevimiento”, dijo Julia.
- “He estado observándoles en el autobús, y me han parecido ustedes, la pareja perfecta, representan el ideal de mi vida. Permítanme que les diga que les tengo envidia, sana envidia, de la felicidad que irradian….
La pareja se miró y sonrió con esa complicidad admirable que solo tienen las parejas enamoradas.
- “Gracias, muchas gracias por sus palabras, nos sentimos halagados y creo que hablo por los dos” Dijo él
- “Por supuesto, querida, nos da mucho gusto..., haberte conocido”, dijo ella.

Julia… asintió y quedó en silencio, por un instante. Pero rápidamente reaccionó, no quería que se marcharan, no podía dejar pasar la oportunidad de saber más.
- “Les vuelvo a pedir disculpas, pensarán que estoy loca, pero estoy tan emocionada que lloraría”, dijo dejando escapar una lagrimilla de sus ojos soñolientos
- “Calma, calma… no queremos que este bonito encuentro acabe mal…, a propósito ¿Cuál es su nombre?” preguntó él.
- “Julia, mi nombre es Julia…, y ¿el suyo?”…, dijo, sonrojándose por la osadía.
- “El nuestro es tan sencillo como nuestra historia…, ella es María y yo…, soy José, ¡Como los papás del niño Jesús!”, dijo él
- “…y casi tan antiguos como ellos” concluyó ella., Jajaja Rieron los dos….
- “A eso voy”, dijo Julia… “necesito –de su amabilidad- saber el origen de un amor tan duradero

José dijo, “llevamos la friolera de 30 años juntos y la quiero más que el día que le dije que sí, delante de DIOS
¡TREINTA!”, asintió ella, “pero un año antes de aquel feliz acontecimiento…., yo estaba igual que está usted hoy, mi querida niña” dijo María…., adivinando milagrosamente la vida de Julia.
-“Yo estaba asustada, terriblemente indecisa, triste, angustiada…, ¡era el momento de tomar una decisión radical!, José me llamó y fui a aquella cita…, dispuesta a resolver mi vida.
Iba con mi mejor vestido, y… de pronto, cuando le vi aparecer, bajando por aquella calle, mi corazón se salió del pecho, aquel tenía que ser el momento que tanto tiempo había esperado. Corrí tras él. No pude ocultar lo que sentía porque ya rebosaba. Lo abracé, con todo el amor que supe expresar en aquel momento y le dije: “Te quiero amor mío, siempre te he querido con toda mi alma
La gente nos miraba asombrada, ¡fíjese en aquellos tiempos!, pero nada nos importó, nos besamos apasionadamente y hasta hoy. Se conoce que lo estreché tan fuerte aquel día que todavía no se ha podido escapar… jajaja” 
-“Ni quiero, amor de mi vida, ni quiero”, dejó escapar José, con voz entrecortada y temblorosa, al recordar todo aquello. 

EPÍLOGO
Los ojos de Julia ya eran un estanque. Y su asombro, mayúsculo. Esa ancianita, acababa de describir punto por punto, el sueño que aquella mañana, Julia había tenido….
Ella, ya no pudo decir más. Dió las gracias a los dos enamorados; se intercambiaron los teléfonos y se despidieron…
La pareja se perdió calle abajo, abrazados como dos mozalbetes. Julia, se quedó allí, esperando un nuevo autobús para seguir… su monótona vida.

Al cabo de un rato vino el autobús…, pero Julia no lo cogió. No estaba dispuesta a seguir así. La experiencia que acababa de vivir fue catártica. Ella también quería ser una de esas parejas realmente enamoradas a través de los años, ella también quería acabar viéndose reflejada en los ojos de otro con aquella ternura después de tantas, seguras dificultades… Ella quería aquella vida y también aquel final, aquel juego infinito de amar y ser amado, de darse y dar.

Sacó el móvil…
Miguel….?, te tengo que contar algo muy importante. ¿Podemos quedar hoy?, dentro de una hora?, de acuerdo…, allí estaré..
Después… Julia cruzó de acera y cogió el autobús pero en sentido contrario, CAMBIANDO SU DESTINO

Está nerviosa, al llegar a casa se pondrá su mejor vestido, ocasiones como esta solo pasan una vez y duran muchos años. Cuando llegue Miguel, ella sabrá lo que tiene que hacer. Una cita así, puede cambiar una vida...

¡¡¡FUNDIDO EN NEGRO..., Y FIN!!!
.
*    *    *    *    *

9 comentarios:

Militos dijo...

la historia de sobresaliente, podría ser la de cualquiera de nosotros, pero has cometido un desliz: a los 70 años no se es ancianita, sino SEXALESCENTE Y en vez de 30, podrían llevar 50 años casados.
Tus dotes de escritor quedan bien patentes esta mañana.

BESIÑOS, en vía de restauración

Maria del Rayo dijo...

Arcen, que bonita cita la de JLMD, creo que es mejor tomar la iniciativa de amar antes que esperar ser amado.
Es la enseñanza divina. "Él, nos amo primero"
Arcen eres muy buen escritor, te quedan muy bien las novelas.
Me gusto.
Graciaaaasss!!

Mento dijo...

(...)
:)

Gran Visigoda dijo...

A veces lo sueños se cumplen y si se trata de amor... hay que luchar porque asi sea.
El relato,me encanto aunque con lo de las edades tiene razón Militos...con 70 años podrían llevar juntos muchos más de 30. Fijate entre unas cosas y otras yo llevo 32 años al lado de mi marido y ambos tenemos ahora 47, así que calcula...
Un abrazo.

ARCENDO dijo...

Queridas Mili y Visi, es que... soy de letras, y fatal con los números... jajaja. BESOS Y BESIÑOS.

Maria del Rayo dijo...

Arcen, tu sabes que quiere decir Mento con esos signos??? Ella tan expresiva.
Mi no entender.
Sigue escribiendo.
SL2!!

Martha Colmenares dijo...

Que buena lectura, Arcendo. Como siempre tu blog estupendo. Abrazos

Angelo dijo...

Hoy..... ¡¡¡ suuuuuper espeso!!!! (me refiero a mi)Ya veo que has tocao a las féminas. Yo ¡¡¡ Fundido en Negro... Y Fin!!!

Bruce dijo...

Muy bonito!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...