viernes, 31 de agosto de 2012

LECCIONES MARIANAS DESDE LA TRAPA


En las puertas de este sábado (día del rosario bloguero) y durante este fin de semana, os quiero traer alguno de los pensamientos, que no son sino oraciones y piropos hechos a Nuestra Madre por un ejemplar hombre de DIOS.
San Rafael Arnaiz es admirable por su profunda ascética y sobretodo por su absoluto enamoramiento..., que se desprenden en sus encendidos escritos, donde el abandono incondicional en DIOS es la clave.

Toda su vida fue un continuo deseo de DIOS sin embargo también tuvo grandes trabas.... en su salud. Se podría decir que el Hermano Rafael fue un enfermo empedernido; así que quizás, por esa coincidencia temporal, últimamente también acudo a él con cierta frecuencia.
Fueron incontables las enfermedades que tuvo, debido a las mismas más de una vez fue obligado a salir del monasterio, principalmente por la diabetes. Sin embargo San Rafael Arnaiz siempre ofreció sus dolores y sufrimientos a Cristo, como acto de penitencia y propiciación por los pecados propios y ajenos.

A pesar de todas sus dolencias, tengo que decir que siempre me han llamado la atención y por eso hoy las traigo a portada, las dos fotos de San Rafael Arnaiz. El antes y el después de su entrada en el convento. Su mirada, en ambas imágenes, es bien limpia, clara y confiada; sin embargo, en la segunda, -cuando ya está vestido de cartujo-, su semblante es distinto, más impactante, más luminoso..., más alegre. Lleva dentro "algo", que transciende. Siempre lo he sentido así.
Ya sin más..., aquí os dejo estos impresionantes pensamientos marianos, con los que hoy pretendo, removeros a la oración conmigo.

"Llevo un mundo dentro de mí tan grande, y sin embargo, tan sencillo; no consiste más que en un amor muy grande a Jesús y una ternura infinita a María, ¿qué más puedo desear?"
.
 ...
"No te preocupes de las borrascas ni de las tormentas, ¿no tienes a María? Me he propuesto que ames mucho a la Señora porque veo que es lo primero que tienes que hacer para ser santo y como te falta mucho, ese es el medio más rápido para empezar a amar a Dios: amar a su Madre"
.
 ...
"La Virgen, desde el cielo nos mira…, ve nuestras faltas y miserias, pero si al mismo tiempo ve nuestro amor, todo lo barre y hace que nuestras débiles súplicas se presenten fervorosas a Dios"
.
 ...
"¡María!... ¿ ¿quién mejor que Ella para comprender, para ayudar, para consolar, para fortalecer?
Quisiera, Señor, mirar solamente al cielo, donde Tú me esperas, donde está María, donde están los santos y los ángeles bendiciéndote por una eternidad."
.
...
"En la infinita misericordia de Dios quedan ocultas nuestras miserias, olvidos e ingratitudes. En su cruz… el consuelo que en nuestras penas nos niegan muchas veces los hombres. En su evangelio la única Verdad… Y en su Madre María, todo lo demás; ¿te parece poco?"
.
 ...
"¡Qué bien conoce Dios el corazón del hombre, pequeño y asustadizo! ¡Qué bien conoce nuestra miseria, que nos pone ese puente que es María! ¡Qué bien hace el Señor las cosas!"
.
 ...
"Honrando a la Virgen, amaremos más a Jesús. Poniéndonos bajo su manto, comprenderemos mejor la misericordia divina. Invocando su nombre, parece que todo se suaviza. Y poniéndola como intercesora, ¿qué no conseguiremos de su Hijo Jesús?"
.
 ... 
"¡Es tan buena la Virgen María! No hay pena que Ella no dulcifique, no hay alegría que Ella no santifique."
.
 ...
*    *    *    *    *

5 comentarios:

Br dijo...

Ciertamente es maravilloso conocer a la Virgen María. Cuanto más mejor. No es necesario para salvarse, ya lo sabemos, pero quién no la conoce no sabe lo que se pierde. Ya veo que tú no te lo pierdes amigo Arcen.

Militos dijo...

Siempre me ha impresionado este saanto, Arcendo y ahora sé por qué, su cercanía a María le hace tan especial.

Que Ella te cuide y os guarde a los cuatro.

BESIÑOS.

Belen dijo...

Preciosas las imágenes,a cual mas bella.

Un cariñoso saludo y en mi humilde oración te llevo.

Marcelo dijo...

El Hno. Rafael como buen hijo de San Bernardo, nos testimonia ese inmenso amor a María, madre y acueducto de las gracias, que debe reinar en el corazón del discípulo que este gran santo nos alcance a todos esa experiencia de cercanía de María en nuestro camino. Gracias Arcendo por compartir esta entrada tan bonita, un saludo desde Tenerife

Militos dijo...

Me encanta la última frase del hermano Rafael, porque María dulcifica las penas, pero sobre todo porque santifica las alegrías.

que Ella te dé un buen día de sábado.

BESIÑOS MARIANOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...