jueves, 20 de diciembre de 2012

DIOS CON NOSOTROS

...
Creo que todos, y más especialmente en ciertos momentos de la vida en los que todo parece ir más cuesta arriba, necesitamos de la cercanía, del contacto. Precisamente hoy el Evangelio ha hablado de Enmanuel, -DIOS con nosotros-.
Si hay algo impresionante en esta religión nuestra, es que DIOS se hace hombre.
Este nuestro, es un DIOS sencillo... Un DIOS que no evita encuentros, que los busca; un DIOS que nos mira con un cariño infinito, un DIOS que enseña, que habla, que sonríe, que levanta, que tiende manos, que abraza, que acaricia, que consuela, que escucha y perdona, que alivia, que limpia, que sana, que alimenta..., ¡que ama!
¿Como no enamorarse de alguien así? Humanamente es imposible pensar en tanto AMOR, pero resulta que ese hombre, además de serlo -total y verdaderamente-... es todo un DIOS, un -DIOS con nosotros-, con cada uno de nosotros.

EL no es un sueño, no es una figurita de barro, no es una mentira para niños, no es un invento de viejos. Ni siquiera es tan solo, un personaje histórico. EL es DIOS mismo, que nace aquí y ahora, para tí, si tu quieres recibirle. La Navidad puede ser la ocasión propicia.
¿Hay algo más accesible, más tierno, más adorable, más vulnerable, más parecido a nosotros, que un pequeño y desvalido niño?...
Esta Navidad, te invito, querido amigo, a que te acerques a EL, a ese DIVINO NIÑO... sin miedo. ÉL se ha abajado a nuestras limitaciones... para que podamos llegar a sus promesas. ¿Como no se puede amar a alguien así?, ¿Como podrá haber alguien que no sepa valorar la grandeza de lo sencillo?
El Creador de todo... resumido y condensado en un pequeño... -como yo-..., por AMOR a mí... ¿No te da vértigo pensar que eso es así?

Y es precisamente ese -DIOS con nosotros-, ese DIOS cercano y asequible, el que yo he visto en este BELLÍSIMO VÍDEO, que me ha suscitado tantos pensamientos y emociones, y que hoy quiero COMPARTIR.
La música es preciosa, sencilla, apropiada y muy bien ejecutada; pero lo que más me "llega" son las imágenes. Porque sin duda, yo veo a ese DIOS próximo y -rico en misericordia-, así, tal y como aparece en estas secuencias.
...
..
...
*     *     *     *     *

10 comentarios:

Militos dijo...

Sí, es un Dios cercano, que a veces ni le vemos.
Ahora voy al video.
Besiños, Arcendo querido.

Boss dijo...

¿Es en streaming el vídeo no? descarga fatal, demasiado lento. No consigo verlo.
En cuanto lo que dices es verdad, claro que sí.

ARCENDO dijo...

Siento que el vídeo cargue mal. Hay 2 versiones en la red, pero esta concretamente no está en youtube, no obstante dejo aquí el enlace de donde lo cogí, porque de verdad merece la pena:
http://es.gloria.tv/?media=373835

Puro y Eterno Amor dijo...

Que video tannn... es pequena la palabra que quiero utilizar, lo que escribes guauuu, esque estoy sin palabras.

Que PUREZA!!!!(Esta palabra contiene todo lo que significa)

Millll gracias Arcendo, te dejo mis lagrimas de regocijo.

Bendiciones.

Momentos dijo...

Yo estoy deseando verle la carita al Niño. Gracias por visitar Ideable! De corazon. Te encomiendo.

Militos dijo...

Es verdad que el video va lento, pero merece la pena, así se saborean más esos encuentros de Jesús con las gentes.

Qué bien captados están, sencillos de tú a tú, cálidos, como es su paso por nosotros, aunque a veces no lo sintamos, otras nos llega através de personas queridas, de palabras acertadas, de detalles que no esperábamos, de cualquier manera simple y sencilla Él nos sale al encuentro...

Puedo decirte que esta Navidad lo siento más cercano, aunque en estos momentos los nubarrones se están poniendo pesaditos conmigo, pero sé que pasará pronto, sólo venir a tu Hoja ya es un rayo de luz.

La música es deliciosa y el Niño en brazos de su Madre el mejor DE LOS encuentroS, el que abre la puerta a todos los demás.

BESIÑOS DE ENCUENTRO.

Rosa dijo...

Te dejo lo que hoy escuché:

Navidad es ver que el mundo no está vacío, porque lo llena la presencia del Señor. La Buena Noticia de que Dios está con nosotros.

La Navidad fue la sorpresa del mundo de entonces. ¿Es hoy una rutina? Llega cargada de Dios, pero también de tópicos. Es una gracia, pero también es un riesgo.

Tenemos que hacer la Navidad en nuestras vidas, que siempre sea Navidad. Es un Misterio de encanto y desnudez. Hay que ir a Belén, decían los pastores, porque Belén es nuestro lugar de familia. "Y allí hemos visto su gloria..."

La fuerza y la gloria de Dios se manifiestan, no en la prepotencia, sino en la debilidad. Despistó a muchos y reorientó muchas cosas. Nace fuera de la ciudad (en un establo); vive fuera de la oficialidad (no vinculado a nada), y muere fuera de la ciudad de Jerusalén, en el Calvario.

Su eternidad es contemporaneidad y su omnipotencia es servicio.
Es necesario ir a Belén.

San Francisco la llamaba "La fiesta de las fiestas". Hacer la Navidad es el gran reto cristiano. Es encarnarlo en la vida y servirlo incondicionalmente. Buscar la LUZ de Dios y seguirla, como hicieron los Magos, confundidos al principio al buscarlo en un palacio; recibirla con la sencillez de los pastores y revivirla como un Misterio.

Dios hizo su Navidad, hacia el hombre. Pero hay otra Navidad que está por hacer, la nuestra, la del hombre hacia Dios. Y ambas navidades tienen algo en común: el Espíritu. El espíritu de la Navidad es el Espíritu Santo, el gran protagonista y el gran ausente.

En el Belén faltan las dos figuras más importantes de la Navidad: el Padre y el Espíritu Santo, que es el verdadero protagonista de la Navidad, el Revelador. Es quien introduce a la Virgen y a San José en la Navidad.

La Navidad fue la gran novedad en su época, por tanto no puede ser la gran rutina ahora.

La gran novedad de la Navidad reside en el Espíritu y en cómo se viva. Es el gran reto de la Navidad.

San Francisco, en principio, no puso al Niño en el pesebre. Dios estaba en la comunión que iban a recibir. La presencia más real de Jesús, del Padre, es en la Eucaristía.

Si la Epifanía significa manifestación de Dios,la gran Epifanía de Dios empieza en su nacimiento. Epifanía hacia dentro, la Navidad, y hacia afuera: la Epifanía. Todo está relacionado.

Creer es abrir bien los ojos para ver. Cuanto mejor se expliquen las cosas mejor. La FE no tiene por qué ser irracional. Tenemos que entrar en ella como personas adultas.

La Navidad no es sensiblería, podemos correr ese riesgo. Nuestra FE cuanto más iluminada y fundamentada, mejor.

Hasta aquí lo que escuché hoy, y que me hizo pensar. Sencillo y profundo.

Lo que dices es asi, es verdad: "Humanamente es imposible pensar en tanto AMOR, pero resulta que ese hombre, además de serlo -total y verdaderamente-... es todo un DIOS, un -DIOS con nosotros- con cada uno de nosotros". Muy bonito.

El vídeo es ¡una maravilla!, lo explica muy bien.

Sigo sin leer el enlace de ayer. A lo mejor después tengo tiempo...pero leerlo ¡lo leo!, que me encantó el texto...

¡¡¡Gracias!!!

Un abrazo.

¡Feliz día!, aunque ya sea tarde.

Militos dijo...

Buenas noches nos dé Dios, querido Arcendo.
Me llevo este banner y el anterior del caballero a lo Hispanicus, jaja, para mi colección, espero que no te importe, hablan por sí solos y me gustan tánto...No te preocupes que no voy a comerciar con ellos, es para mirarlos de vez en cuando.
Que nuestra Madre te me guarde.
BESIÑOS DE GUARDIA.

ALEJANDRA dijo...

El vídeo es precioso y a mí me ha cargado sin problemas.Un beso.

Militos dijo...

Gios con nosotros, querido Arcendo, Dios con nosotros..., ¿Qué más podemos pedir?
Él nos mantiene unidos, en el dolor, en el amor, en la oración.

BESIÑOS Capitán

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...