viernes, 16 de mayo de 2008

LIBROS LUMINOSOS, LIBROS PRÁCTICOS.

De cuando en cuando, como ya saben mis habituales, me gusta intercalar algún vídeo de algún anuncio más o menos chocante o gracioso; me gusta la publicidad bien hecha. Y esto tiene su razón de ser, hace algún tiempo estudié técnicas publicitarias y buena parte de mi vida, la he dedicado a la venta, con cierto éxito. Fui comercial de casi de todo, máquinas de oficina, seguros, ordenadores e incluso ejecutivo de ventas de diversos periódicos nacionales y revistas técnicas.
Por mi profesión, en más de una ocasión recibí cursos de aprendizaje y reciclaje para mejorar mi labor, lo que los anglo hablantes llaman training.
.
En una de estas sesiones de enseñanza, descubrí a un personaje ciertamente singular, que es conocido sobradamente en ese mundillo y ha sido referente para los distintos profesionales de la venta. Estoy hablando de Dale Carnegie.
Sus cursos todavía hoy se imparten en medio mundo y sus libros son records en ventas en las librerías especializadas.
Yo tuve la suerte de leer dos de sus obras, que todavía conservo como oro en mi biblioteca y de vez en cuando acudo a ellos, por la vigencia de sus enseñanzas, no ya con el sentido de la pura aplicación laboral, sino por los altos valores que guardan.
.
Dale Carnegie, nació en la localidad de Maryville –Missouri-, Estados Unidos. En el seno de una humilde familia de granjeros. Inicialmente Dale, se graduó como maestro de escuela, pero su primer trabajo tras fue como vendedor de cursos por correspondencia a los rancheros de la zona; luego pasó a ser vendedor de tocino, jabón y manteca de la empresa Armour & Company. Tuvo tanto éxito que consiguió que su zona, fuese líder nacional de ventas para la empresa.
Rápidamente, gracias a eso, aplicó sus conocimientos para enseñar sus técnicas a otros vendedores elaborando cursos propios, que se basaban principalmente en la humanización de la venta. Se le considera el pionero de los cursos de auto-ayuda, tan de moda actualmente. Sus cursos se centran en el desarrollo de las habilidades interpersonales. Fue uno de los primeros difusores de la doctrina de "asunción de la responsabilidad", según la cual cada uno es responsable de lo que le ocurra en la vida.
.
Como todo el que despunta en algo, Carnegie también tiene sus detractores, estos afirman que sus libros son clientelistas y los acusan de interesados y calculadores. Posiblemente, sea así, pero en realidad, según mi punto de vista, principalmente lo que proponen es poner en el plano pragmático valores como la pasión, el amor, el interés genuino, y el progreso grupal, ensalzando sobre todo la calidad y el respeto personal, tanto del vendedor, como del cliente; porque todos somos personas, con los mismos derechos a ser considerados con dignidad.
.
Como ya apunté antes, todavía conservo dos de sus obras, sus títulos son significativos:

- Cómo Ganar Amigos e Influir sobre las personas. Y

- Cómo suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida.

Para mí son dos libros de cabecera, porque nos hace cambiar de hábitos, a mejor, nos enseña ser más sensibles, amables y conscientes de que vivimos rodeados de seres humanos que nos necesitan; y además desde otra óptica, nos permite evaluarnos sinceramente desde dentro y ver nuestros propios fallos. Es una guía de la vida recta, una vida llena de felicidad, nos enseña a vivir con emoción y con intención.
.
Que duda cabe que los recomiendo vivamente, se deben de leer a menudo y sobre todo poner en práctica lo que enseña, que no son si no nuevos retos cotidianos para ser mejores personas, mejores esposos, mejores hermanos, mejores amigos, mejores hijos…etc.
.
Recojo aquí dos frases ejemplares de alguno de sus textos, para que el lector pueda apreciar la calidad humana de los mismos:

- "Pasaré una sola vez por este camino; de modo que cualquier bien que pueda hacer o cualquier cortesía que pueda tener para con cualquier ser humano, que sea ahora. No la dejaré para mañana, ni la olvidaré, porque nunca más volveré a pasar por aquí."

- "Todo hombre que conozco es superior a mí en algún sentido. En ese sentido, aprendo de él".

.
Sin duda, si eres amante de la lectura y lo que buscas es autoayuda y te interesa tu superación personal, podrás encontrar en Carnegie, lo que estabas buscando.
.
No me resisto a terminar con un breve y emocionante relato de uno de sus libros. Pertenece a “como ganar amigos…”, y os aseguro que a mí me vino muy bien, y aun hoy, reflexiono mucho sobre este pasaje. Espero que os guste, y sobre todo que os sea de provecho.
.
“Estaba yo en una cola esperando registrar una carta en la oficina de correos de la calle 33 y la octava avenida, en Nueva York. Noté que el empleado de la ventanilla se hallaba aburrido de su tarea: pesar sobres, entregar los sellos, dar el cambio, escribir los recibos, la misma faena, monótonamente, año tras año. Me dije, pues: "Voy a tratar de agradar a este hombre.

Evidentemente, para conseguirlo, debo decir algo agradable, no de mí, sino de él. ¿Qué hay en él que se pueda admirar honradamente?" A veces es difícil responder a esto, especialmente cuando se trata de extraños; pero en este caso me resultó fácil. Instantáneamente vi algo que no pude menos que admirar sobremanera.
Mientras el empleado pesaba mi sobre, exclamé con entusiasmo
- ¡Cuánto me gustaría tener el cabello como usted! Alzó la mirada, sorprendido, pero con una gran sonrisa.
- Sí. Pero ahora no lo tengo tan bien como antes -contestó modestamente.
Le aseguré que si bien podía haber perdido algo de su gloria prístina, era de todos modos un cabello magnífico. Quedó inmensamente complacido. Conversamos agradablemente un rato, y su última frase fue:
-Mucha gente ha admirado mi cabello.
Apuesto a que aquel hombre fue a almorzar encantado de la vida. Apuesto a que fue a su casa y contó el episodio a su esposa. Apuesto a que se miró en un espejo y se dijo: "Es un cabello muy hermoso".
Una vez relaté este episodio en público, y un hombre me preguntó:
-¿Qué quería usted de aquel empleado? ¡Qué quería yo de él!
Si somos tan despreciables, por egoístas, que no podemos irradiar algo de felicidad y rendir un elogio honrado, sin tratar de obtener algo en cambio; si nuestras almas son de tal pequeñez, iremos al fracaso, a un fracaso merecido.
Pero es cierto. Yo quería algo de aquel empleado. Quería algo inapreciable. Y lo obtuve. Obtuve la sensación de haber hecho algo por él, sin que él pudiera hacer nada en pago. Esa es una sensación que resplandece en el recuerdo mucho tiempo después de transcurrido el incidente.”

***

Pdta. Para adquirir sus libros AQUÍ


9 comentarios:

Militos dijo...

Qu persona tan curiosa. Ahora entiendo la facilidad que tienes para la amistad. A mí me cuesta algo más. Conocidos tengo muchos.
Otro día compraré alguno de ls ds libros que dices para mi hija pequeña que es una forofa de los "autoayuda", a mí no me hacen mucha gracia pero entiendo que sí ayudan.
Estoy haciéndome la remolona para ir al campo por el día que hace. En ese Noray sin cobertura y con lluvia... ¡claustrofobia!
Besiños

Militos dijo...

Arcendo: esta vez no me puedes rechazar, o me vuelvo a enfadar.Besiños, pasa por favor a por el Meme.

ARCENDO dijo...

Ya me adelanté otra vez, precisamente estaba leyendo tu meme. Y conste que la vez anterior no te rechacé, como ya expliqué, agradezco a todos (por supuesto a tí también ¿como no?), pero recojo los premios que me dan solo de uno en uno, fijándo el objetivo en el primero que me lo concede, y esa vez fue Caballero Zp. El motivo, ya sabes, no acaparar y evitar que el blog se convierta en un gran salón de trofeos.
De todas formas esta vez si eres tú la primera que me lo propone, así que haré los honores con todo el merecimiento y agradecimiento debido.
Gracias siempre por acordarte de mí.
Besos y ... tu verás si te vas al campo, dicen los meteorologos que amenaza borrasca.

Militos dijo...

"Las nubes se levantan", y no puedo hacer la faena a mi nieto de 15 años. a estos crios las borrascas y las galernas les traen sin cuidado con tal de estar con su pandilla. Esto de que te necesiten tanto y no quieran irse sin mí (cocinar y demás), es un engorro.
Te dejo dos frases que apunté y no encontraba del Retrato de Dorian grey.

"Lo malo de la vejez es que se es joven".

"¡Que bien está hoy el parque, no había visto lilas así desde que te conocí".
Me voy a ver si consigo recuperar mi Lilo.

Echaré de menos tu música de fin de semana.
Besiños
¿Sabes que cada vez me da más miedo el coche?, aunque vayamos con San Rafael. De todas formas ya he nombrado herederas de los blogs a mis dos hijas responsables. En serio ¡eh!
Más besiños

Militos dijo...

No sé si entró mi anterior comentario, pero adiós, reza por mi miniviaje.
Ya me voy, Besiños

Alter ego (el otro yo) dijo...

Arcen,la verdad es que cuesta mucho tener amigos siempre por egoismo y este lema "tanto tienes,tanto vales",me lo creo. Saludos arcen.

Oscár dijo...

saludos arcendo como escribes ultimamente....

MARISELA dijo...

Hola Arcendo: yo soy de las que pienso que a cada persona que nos encontramos por el camino, podemos regalarle algo de nosotros. La ambilidad es una de las mejores formas de acerlo y no cuesta absolutamente nada. Otra cosa es que el objeto de tu alago lo vea como lo que es: una forma de ser más humanos en nuestras relaciones. Yo tengo una personalidad muy extrovertida y se que, en muchas ocasiones, le resulto "rara" por llamarle de algún modo, a mucha gente. Mi esposo dice que a veces no entienden de que sea sincera y espontánea y me ven como algo fuera de lugar. No obstante ello, a mí no me incomoda lo que piensen erróneamente: me siento bien conmigo misma cuando hablo con alguien al que no conozco; pero tratandolo como si lo conociera de toda la vida. Eso da confianza y creo que es mejor repartir alegría, amabilidad y amor que guardarlo en una caja a que coja moho.

Fran dijo...

Yo tambi�n soy admiradora de Dale Carnegie desde que le� sus libros que estaban en casa porque mi hermana mayor hizo uno de sus cursos.
Me qued� con uno de ellos: �Como disfrutar de su vida y de su trabajo.
Algunas frases de estos libros se me quedaron grabadas, como por ejemplo �si tienes un lim�n haz una limonada�. Desde luego resultan muy pr�cticos en la vida en todas las circunstancias, en el trato con los dem�s, ya sea en la familia, con los amigos o en el trabajo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...