martes, 1 de julio de 2008

COMO LOS ROMANOS...

.
He de empezar por confesar que me gusta el futbol, es más me encanta; soy de los que pasan muchos domingos pegado a la tele o a las webs deportivas, para ver como marcha la clasificación liguera. Huelga decir que me alegro, como el que más, cuando gana mi equipo y más todavía si es la selección española. Pero de ahí, a lo mucho visto y oído en estas escasas horas después de la consecución del título europeo, dista mucho de lo que yo entiendo por sana celebración.
La nación entera ha entrado en éxtasis, en un estado increíble de incontinencia verbal y modal, como yo no había visto nunca antes. Todo vale y a “casi” todos influye; la borrachera colectiva está servida.

Reitero otra vez, mi pasión balompédica para que quede claro que en nada desdeño la buena labor de los de Luis Aragonés; es más les agradezco los buenos e intensos ratos que me han hecho pasar; pero todo esto me parece una exageración como una casa.

- Se puede pasar porque la gente esté contenta y lo exteriorice.

- Se puede conceder cierta indulgencia ante el mal gusto de la Cuatro, enseñando a los jugadores en calzoncillos rociándose en los vestuarios con vino espumoso.

- Se puede, incluso otorgar oídos sordos ante las vibrantes y para mí gratuitas palabras, del Capitán Casillas a la rendida multitud: “Ahora a disfrutarlo, esto es la hostia”.

Pero en lo que no se puede condescender es esta indignante ceguera general que hoy ha inundado este país. Hoy todo ha sido exceso y amplificación de un hecho tan normal, como debiera ser el deporte. No hablo ya de los disturbios de ayer por la calles de Madrid, que se saldaron tristemente con una víctima; sino de que hoy realmente todo se ha sacado de quicio, la mesura ha brillado por su ausencia y España hoy ha estado fuera de sus “Casillas”…nunca mejor dicho.

La prueba de que lo que estoy comentando es así, la encontramos de forma palpable en los informativos de la Primera de Tve; en ellos Lorenzo Milá, desde la madrileña Plaza de Colón, se despedía hoy de los televidentes tras 30 minutos de emisión, con la única noticia del día. Hoy, al parecer no había pasado nada más.
Sin embargo, ante la lectura de los digitales, nos hemos enterado de otras cuestiones que desgraciadamente, afectarán mucho más al ciudadano que el triunfo de la selección, que a fín de cuentas, no nos dará de comer.

Por ejemplo, los pocos que hayan querido enterarse sabrán que, en el día de hoy unos vándalos con el sambenito de –antisistema- asaltaron hoy la Bolsa de Madrid, rompiendo puertas cristales y todo lo que pillaban por medio (Ld).

También sabrán, que Según datos del Banco de España, nuestro país registra el mayor déficit exterior del mundo y de su historia. (Ld).

Que según la sociedad de tasación, el precio de la vivienda nueva cae en todas las capitales españolas por primera vez en la última década. (Ld).

Y sobre todo, se habrán informado de los últimos datos económicos, ya que el precio del petróleo ha alcanzado este lunes los 143 dólares por barril, y el euro se cotiza a 1,57 dólares; siendo aún peor, las previsiones de los analistas para después del verano, con el petróleo a 170 dólares, el euro a 1,75 y el interés en el 4,5%. (Ld).

Pero claro, hoy no había noticias… solo locura y ceguera colectiva.
Mañana, segundo día de gilipollez general y borreguil; visita de la selección a la Zarzuela y a la Moncloa, donde Zp se hará miles de fotos con esa insultante y aborrecible sonrisa que le caracteriza.
“Podemos”, “La roja”, “la plaza roja”, oeeee oeeee campeones. ¿De que coño (con perdón) somos campeones?. Como acertadamente dice mi admirado Federico, "La Eurocopa no tapa el proceso de demolición que sufre España, no olvidemos que el país está para el desguace”. (Pd).

Es decir, mientras España se rinde ante los “héroes” de Viena, el país agoniza con una venda roja en los ojos, y lo hace lenta pero alegremente. ¡Pan y circo!

***

Pdta. Mañana, si encuentro un hueco, hablaré de los premios y de la generosidad de mis queridas hermanas blogueras Militos y Luisa. Hoy ya hemos cubierto demasiado el cupo de celebraciones. No va más.

* * * * *

8 comentarios:

Militos dijo...

Yo apagué la tele y me negué a ver la celebración.
¿Estás enfadado?.
besiños

Militos dijo...

Tu también estabas orgulloso de tantas banderas y euforia. Luego todo se ha desmadrado pero el futbol no tiene la culpa, ni de las gamberradas, ni los desmanes, ni del IPC. Y si que me parece que han luchado como héroes. la celebración no la han organizado ellos.
Y a mí no me gusta el futbol, pero creo que hay que dar al cesar lo que es del cesar.
Besiños

Aguijón dijo...

si señor... bien traído.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Felicidades,por esta maravillosa copa,pero ahora se convertirá por unos días una cortina de humo.
Se rumorea "anticipadas".

Arcen espero que me visites al menos para saludarme.

ARCENDO dijo...

Gracias a todos por la visita y comentarios. Para Militos, de tí nada me molesta, ni estoy enfadado, eso si me cabrea la situación de España, no la opinión de mi hermanita bicho.

Militos dijo...

Que no te moleste nada, así en general, ya es un alivio.
Gracias

Alawen dijo...

Ya ayer comenté más o menos lo que tú, sobre lo del panem et circenses, que me parece demencial.
Estamos como estamos, y todavía hay quien sale a decir que no es momento de hablar de política, sino de fútbol... España está perdida...
Un abrazo.

Militos dijo...

Lo de hablar de futbol sólo era durante dos días, el resto de los años ya lo tenemos para la política.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...