jueves, 31 de julio de 2008

MIS VACAS SAGRADAS

.
Aprovechando los veranos y los calores hoy me inclino por post tranquilos y refrescantes y la música es un arte que para mi tiene esas dos cualidades.
Hoy os voy a hablar de uno de mis grupos, por no decir mi grupo musical favorito.
En mi juventud, casi de chaval, los descubrí y aun hoy, que estoy ya en el umbral del medio siglo no los he dejado de escuchar.
Como ya sabéis muchos, si he de hablar de solistas siempre alabaré en primer lugar, a Eric “Slowhand” Clapton, y en ocasiones también al genial Knopfler; pero si he de quedarme con algún grupo, no tendría duda, este seria “The Allman Brothers Band”; con toda la veneración debida a otros muchos, como “The Beatles”, pongo por caso.
Pero me reafirmo, nadie como los Allman.
.
Los Allman, son los representantes máximos del llamado rock sureño. Sí, son hijos de los Estados Unidos, pero de una tierra maldita, del sur, Región derrotada por dos veces, (militar y económicamente), donde conviven aristócratas, pobres y ricos, millonarios de ocasión y pobres de solemnidad, allí surge su música.
The Allman Brothers Band fue concebida en Jacksonville, Florida, de donde eran oriundos los hermanos Allman, Duane y Gregg.
.
Su primer disco llevaba el nombre de la banda. Luego vendrían Idlewild South, y en 1971, la soberbia edición del doble “Allman Brothers at the Fillmore East”, que junto al posterior “Eat the Peach”, con la impresionante “mountain jam” –son de lo mejor en toda su carrera-.
Sin embargo, los Allman estaban tan malditos como aquella tierra sureña que les vió nacer, porque prematuramente el guitarrista principal y líder del grupo Duanne, muere en un accidente de moto y posteriormente, un año después también fallece el bajista Berry Oackley también del mismo modo y cerca del accidente del malogrado Duanne.
.
Los Allman Brothers, a pesar de la tragedia, siguieron haciendo música, buena música a destacar el “Brothers and sisters”, en el que el sonido Allman brilla con toda su fuerza.
Hoy todavía suenan nitidamente en nuestros oidos y en nuestros corazones, los Allman lo tienen todo, nos transportan a un tiempo en que algunos creían que el rock y la música cambiaría al mundo. A un momento en que el color dividía a América del Sur, y la gente moría y luchaba, Ahí, los hermanos Allman no sólo integraron Blues y soul en su rock psicodélico, con toques country, fueron un paso más allá incluyendo a un afroamericano entre sus músicos. Fueron creadores, innovadores y únicos. Por eso ahora termino este largo post, con un par de lacónicas pero sentidas palabras: ¡¡¡Allman forever!!!.
.

.
Dos anotaciones más y una dedicatoria.
La imagen de cabecera pertenece al mítico concierto de la Banda en el Fimore East, la que ilustra el final del post, es una fotografía de la banda en la actualidad, con todos sus integrantes y capitaneada como se vé por el gran Gregg Allman.
La dedicatoria la hago ahora, antes de los vídeos y va para mi amigo y desgraciadamente ex colega de la blogocosa, Claudedeu y para toda su añorada República. Saludos especiales para él y para todos mis lectores.
.
Statesboro blues.

***

Jessica - Allman Brothers, con mención especial para el genio de los genios, Dickey Betts.

***

Duane Allman "Little Martha"

***

The Allman Brothers Band - Melissa

* * * * *

3 comentarios:

Claudedeu dijo...

Parón veraniego. Primer blog que visito en un mes. Primera sorpresa: música sureña. Me pararía a hablar, a parlotear hasta aburrirte del Sur, del blues, de Slowhand -ya sé que no es del Sur, y vaya por Dios-, de las novedades musicales que me han devuelto a la red y de alguna que otra nostalgia. Pero mayor es mi sorpresa cuando veo mi nombre y me ruborizo ipso facto. Leñes, me has hecho daño. ¿Ex colega? No te habré hecho nada malo para que me trates de ex, ¿no? Mmm, tendré que repasar todas mis malicias y mis palabras punto por punto, pero aún así, te tiendo la mano y te digo lo que siento, y es que siempre, pasen los años que pasen y vengan las riñas que vengan, te consideraré como amigo, colega, camarada o cualquier otro adjetivo que ilustre esa amistad cibernética de la hoja de un arce que pulula grácil por aquellas extensas -bueno, no tantas- llanuras del norte español, donde anida Guadalmecín, y donde volverá, Dios mediante, si la salud y la muela del juicio me lo permiten. He escrito cerca de una veintena de ñoñerías musicales y políticas en hojas de papel, y ahora me apiado de ellas por haber sido refugio de mi inexpresiva palabra. Pero ahí están, supongo que esperando a que alguien les dé coba, y posiblemente tengan su merecido dentro de unos meses, dos, tres, lo más posible cuatro, no sé muy bien cuántos, aunque supongo que por mi bien, volveré a incordiar a los de arriba, que es una de mis mayores aficiones. Eso sí: no puedo prometer nada.

Un gran saludo,

Nicolás.

ARCENDO dijo...

Es una sorpresa y un honor tu visita, AMIGO Claudedeu. Espero que el parón no sea largo y la Republica de Guadalmecín vuelva al lugar que le corresponde, en lo alto de toda esta maraña de blogs.
Saludos.

Anónimo dijo...

Lo de rock sureño... por decir algo. Son sureños y hacen blues, y ellos mismos decían que eran una banda de blues.

Genial Betts, siempre que tengamos en cuenta que estaba en los Allman y que DUANE estaba también allí, siempre un peldaño por encima de los demás.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...