lunes, 29 de septiembre de 2008

CREER EN LO IMPOSIBLE

.
Lo que ocurrió este domingo, en el GP de Singapur, me dá pie para reflexionar un poco.
Como todo el mundo sabe, a nuestro piloto Fernando Alonso, este año no le están saliendo muy bien las cosas. Parece que esta vez, Briattore, nos ha dado gato por liebre, este Renault, no es el de hace unos años y Fernando no hace otra cosa que ganar… disgustos. Y en esta ocasión todo parecía abocado a lo mismo.
.
Dos días antes, en los entrenamientos libres el español había logrado el mejor tiempo; pero en la jornada anterior a la carrera ,en la fase de clasificación, el coche volvia a hacer de las suyas, el motor se rompía y llevaba a Alonso a las posiciones finales de la parrilla de salida para la carrera definitiva. Fernando saldría en el puesto 15, por detrás de todos los grandes, de los dos Ferrari, y por supuesto también, de su gran rival de Mcclaren, Lewis Hamilton. Era más de lo mismo. Los aficionados, este año, ya estábamos acostumbrados a esto.
Sin embargo, a veces, si se ponen a trabajar los medios que tenemos a nuestro alcance, que son la sabiduría, la fé y el coraje, aparece la suerte para llevarnos volando al cumplimiento de nuestro sueño.
.
Así pasó. Fernando volvía a estar genial, hizo una salida de libro, adelantando 3 o cuatro posiciones; y a partir de ahí, se sucedieron una cadena de acontecimientos y todos a favor del español. Abandonos, accidentes, penalizaciones.
Mientras tanto el equipo Renault daba la talla y respondía a las aspiraciones de podium. Se hicieron las paradas perfectas, en el tiempo justo y Fernando, poco a poco iba ganando terreno, y adelantando a sus rivales. ¡Era imposible… se estaba obrando el milagro!, en la vuelta 33 de 61, ya era líder; pero faltaba aun mucho y había que esperar que el coche respondiera.
Poco a poco… Alonso seguía aumentando el tiempo de separación con sus perseguidores, había que frotarse los ojos para creerlo.
Pero todavía quedaba una sorpresa más. Sutil se estrellaría cuando solo quedaban diez vueltas para meta, lo que obligaba al 'safety car' a volver a la pista una vez más, con la consiguiente reagrupación de todos los coches. Con Hamilton tercero, la prueba no estaba ni mucho menos acabada. Era la hora de Fernando, de demostrar porque está ahí, y Alonso, no defraudó, sacó el genio y las ganas, y no solamente acabó primero, sino que lo hizo metiendo más tiempo a los que iban detrás, y ganó “de calle”. Un triunfo épico, para enmarcar. El milagro se había materializado.
.
El triunfo de ayer, fue sobre todo el triunfo del trabajo bien hecho y de la constancia, pero sobretodo de la fé. Como bien dijo Alonso en la rueda de prensa posterior: “Siempre he tenido confianza en mí mismo… “ese era el secreto. Alonso creyó en sí mismo, se persuadió de que nunca es demasiado tarde y en su lucha por su premio, transformó lo ordinario en extraordinario.
Toda una lección. El que quiere hacer algo, encuentra el camino. El que no quiere hacer nada, encuentra una excusa. Nunca se nos dan los sueños sin que también se nos den los medios para realizarlos. Alonso, los aprovechó y se coronó como merecido campeón.
.
Para Alonso, la clasificación general hacia los primeros lugares del campeonato ya no es factible, sólo quedan tres carreras. Pero como dijo ayer Fernando “Este triunfo supera todo lo malo que me ha pasado este año".
¿Qué es lo que cambió, esta vez, con respecto a las demás carreras para luchar por el sueño?, pienso que la ACTITUD. ¡Que gran lección para nuestras vidas!.
Una lección que nos enseña que, aun teniendo todo en contra, incluso con la amenaza sombría de todos los pronósticos negativos, si de verdad tenemos el coraje, y ponemos el empeño, en la lucha por el ideal, podemos todavía ganar la carrera. Dios pondrá la suerte, Él pondrá la añadidura.
.
Estoy convencido de que el quiz, está en la actitud, con que asumimos las cosas. A veces no nos damos cuenta del impacto que la ACTITUD tiene sobre la vida.
La ACTITUD, es más importante que los hechos. Es más importante que el pasado, que la educación, el dinero, las circunstancias, que los fracasos o el éxito, incluso de lo que otras personas piensan, digan o hagan.
No podemos cambiar lo inevitable. Pero lo sí podemos hacer es tocar la única cuerda que tenemos, nuestra ACTITUD .
Estoy convencido también, de que la vida esta constituida por un % de lo que me ocurre y el % de cómo reacciono ante ello.
La vida es una partida de jaques donde juegan muchas piezas, pero para ganar, en la mayoría de las veces, el único obstáculo que hay, somos nosotros mismos y nuestras erróneas actitudes para enfrentarnos a los distintos envites que se nos presentan.
.
La lección final y definitiva de Alonso, además de la dicha, es la de la propia aceptación. Nada, ni nadie es perfecto, salvo Dios. Bien es verdad que, a veces, las circunstancias nos limitan, y también es cierto que todos tenemos nuestras propias limitaciones.
Sin embargo, cuando es nuestra hora, cuando llega nuestro momento, al igual que Fernando en el último tramo de la carrera. Debemos sacar a relucir todo nuestro potencial, todos nuestros talentos y ¿por qué no?, también esos aparentes escollos, ¡sí nuestras limitaciones!. Cambiemos de ACTITUD y pongamos todo nuestro ser a trabajar en única dirección al objetivo que nos propongamos. Porque siempre existe la posibilidad de aprovechar también nuestras propias "limitaciones" para que, en vez de sufrirlas, podamos lograr el mejor provecho de ellas, sacar el máximo partido, porque…si están ahí, por algo será...".
...
Y ahora…Ganemos la carrera.. ¡Creamos en lo imposible!

* * * * *

4 comentarios:

Militos dijo...

Emocionante y apasionada carrera la que cuentas y que con tu decripción ya es la segunda vez que la veo. la primera con Angelito.
Lo malo es que no todos tenemos un coche de carreras para llegar a donde queremos y la AÑADIDURA que dices a veces va un poco lenta. Pero bueno, unos llegan antes y otros tardan más, el caso es llegar cuando Dios quiera.
Bueno, largo e intenso post.
Un beso

porlafamiliaporlavida dijo...

Querido Arcendo:

Te diría que parecía que estabas pensando en mi al escribir el post, pero a lo mejor peco de creida o de ombligo del mundo, ayer noche hablaba con Lojeda sobre mi vida, su post de hoy, bien puede complementar a este tuyo, así que te recomiendo que lo leas, y es que es así, Dios ayuda al que trabaja es cuestión de tiempo que las cosas salgan bien, así que gracias a ti, y gracias a Lourdes (lojeda), hoy estoy un poquito más animadilla.

Un besazo gordo.

blumun dijo...

Si , creamos en lo imposible Arcendo. No darse por vencido es la clave. Y aunque no lo logremos, mientras lo intentamos , nos superamos.
Besos.

Militos dijo...

No me entero de nada. ¿Estabas riñendo a alguien?, he debido interpretarlo mal. ¡Ay, ay Arcendo! que peligroso eres.
Es broma.ja.ja...Hace mucho que no te veo reir.
¿Te cuento otro chiste?, no...
De veras, estimulante post.
Un beso

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...