lunes, 17 de noviembre de 2008

EN ESTA NAVIDAD, ¡PON TU SELLO!

Ya estamos cruzando la segunda quincena de Noviembre y con ella empiezan a bombardearnos desde la tele con cientos de anuncios publicitarios que nos recuerdan el inicio de las fiestas navideñas. A nadie se le escapa que sus únicas intenciones, y más en estos tiempos de crisis, es hacernos gastar lo poco que nos va quedando en el bolsillo.
Los artífices del consumismo se apresuran a desempolvar las imágenes del rojo panzón y apelan a algo tan ambiguo como eso del “espíritu de la navidad”, para dejarnos una herencia de larga cuesta de enero llena de preocupaciones y facturas.
.
Está claro que como cristianos, nos debe repugnar este tipo de celebración caracterizado por el consumismo y despilfarro. Sin embargo, el que no nos vayan este tipo de fiestorros artificiales, no quiere decir, en absoluto que no nos guste la Navidad. Personalmente, estoy harto de encontrarme con gente que dice que no le gustan estas fiestas, y que si no fuera por los niños ni la celebraba.
A mí, me encanta esta fiesta pero dándole su verdadero sentido. Deberíamos, detenernos unos minutos y replantearnos junto con la familia, y sobretodo con los más pequeños la siguiente pregunta: ¿Qué estamos festejando?
Conviene que nos acordemos que para nosotros es una gran fiesta y que nos reunimos para celebrar la llegada de Jesús y no que es solo la reunión de "los regalitos".
.
Para los cristianos es la Gran Celebración, por eso, al igual que los comercios preparan sus ventas, sería bueno que nosotros también, enseñáramos nuestras cartas, preparando la Navidad convenientemente; para eso la Iglesia nos señala el tiempo de espera, de Adviento. ¡Qué necesario se hace que, precisamente esta Navidad, donde hay tanta necesidad, nos encuentre con un corazón bien dispuesto para hacer realidad su mensaje de AMOR entre los hombres!.
La Navidad reclama de nosotros gestos, obras son amores y no buenas razones. Es tiempo de oración y de acción sobretodo con quienes viven a la espera de una palabra y de una presencia que los acompañe. Por eso, en está época, más que en ningún tiempo del año, se hace necesario de nosotros, un cambio personal radical, que tenga su expresión visible en la disposición, la entrega y la generosidad. En nuestro caso, no podemos mirar al pesebre y luego olvidarnos del que sufre necesidad o momentos de oscuridad interior.
.
Para eso está el Adviento, que no es, sino la preparación para vivir una navidad donde lo espiritual venza al mercantilismo.
Durante este tiempo los creyentes somos llamados a preparar dignamente el aniversario de la venida del Señor al mundo como la encarnación del Dios de amor; cuidando de manera especial que nuestras almas sean moradas adecuadas al Redentor que viene.
En estas tareas pues nos debemos afanar entonces. Sé que en la red, más de un bloguero ya se ha puesto manos a la obra en este santo propósito, como mi amigo Hispanicus de “
La Catapulta”, que hace unos pocos días, ya escribió un brillante artículo en este mismo sentido; como debe ser, proponiendo gestos y acciones concretos y realizables para mostrar externamente nuestro deseo de dar a la Navidad un único sentido, el suyo.
Con ese mismo significado quisiera dejaros una serie de propuestas extraordinarias, de consejos útiles y geniales, que he visto
aquí, y que sin duda, nos ayudarán a preparar la fiesta del Nacimiento de nuestro Salvador, dándole VIDA. Predicando con el ejemplo, que es la mejor y más efectiva de las predicaciones.
.
1. Enviar (mejor dar en mano) felicitaciones de Navidad a personas «distintas»: Una de esas personas que está tirada en el Metro o en la calle, el portero de tu casa, un compañero de trabajo con quien no tienes mucha confianza, un profesor del colegio, un sacerdote de tu parroquia, el equipo de Cáritas, un catequista, una enfermera o un médico, un enfermo ingresado en un hospital, un vecino anciano que vive solo en nuestro bloque, alguien que ha perdido recientemente un ser querido...

2. Hacer todas las noches una oración de esperanza ante el Nacimiento que hemos puesto en casa. Convertir el Belén en un lugar de recogimiento y oración, colocando una Biblia, algunas oraciones convenientes, algún libro de espiritualidad, algunas noticias de la prensa que nos hacen desear más profundamente la llegada del Salvador, o que son motivos de esperanza, ir escribiendo los nombres de las personas que hacen que este tiempo sepa verdaderamente a Navidad cristiana, etc.

3. Releer a lo largo de la semana las lecturas de la Liturgia del Domingo. Escribir la reflexión e intercambiarla con alguien.
.
4. La Navidad celebra que Dios se hizo tan pobre como para nacer en una cueva. Derrochar es el peor modo de entrar en sintonía con el Señor. Por eso: ponerse de acuerdo con quien sea posible en no hacerse regalos por cumplir, porque «toca regalar», y no regalar cosas que no sean necesarias. Hacer un regalo a alguna persona que realmente lo necesite, en vez de entre nosotros, que nos sobran muchas cosas.
.
5. Destinar un porcentaje de nuestros gastos navideños a Cáritas o alguna ONG que lo emplee de manera responsable y útil.
.
6. Procurar que alguna de las personas que conocemos tenga la posibilidad de hacer algo que normalmente no está a su alcance por razones de salud, de dinero, de soledad..,
.
7. Regalarnos en la familia o en la comunidad un rato de encuentro para dialogar de esas cosas importantes para las que nunca tenemos tiempo.
.
8. Hacer una lista (personal, familiar, de grupo de amigos...) de todas las cosas inútiles y vacías que solemos hacer todas las navidades, y procurar evitarlas. Hacer también una lista de aquellas otras que nos dejarían buen sabor de boca para estos días, y procurar hacerlas.
...
Así y para terminar, mi deseo es que no permitamos que en esta Navidad, María y José tengan que pasar de largo, porque no encuentren un lugar en nuestro corazón; cada uno verá lo que tiene que limpiar para que la Luz de Belén llegue hasta el fondo de nuestra vida.
Preparemos la venida de nuestro Dios, interior y exteriormente. Hagamos propósitos concretos y procuremos cumplirlos, que se vea nuestra alegría, que se note nuestro amor esta próxima Navidad y toda nuestra vida.
.
Cada Navidad es una oportunidad, aprovechemos esta, e imprimamos nuestro sello de amor verdadero, comprensión y luz, con todos los que nos crucemos en estas fiestas. Hagamos de esta Navidad...una Navidad diferente, más humana y más cristiana.




* * * * *

13 comentarios:

Terly dijo...

Yo, para empezar, voy a intentar poner mañana el Nacimiento, cosa que hago todos los años y que todos disfrutamos de él, empezando por los nietos.
Gracias por recordarnos todos esos pasos, estaremos atentos.
Un abrazo.

Desire dijo...

En estos días me estuve quejando justamente que adoptemos tanto las costumbres extranjeras,(léase papa noel)nosotros tenemos nuestros reyes magos y los pesebres. Primero que le niño vuelva a nacer en nuestros corazones. De inmediato voy adoptar muchas de tus sugerencias.
Lo que si me hace ilusión en las navidades es recibir tarjetas, especialmente del extranjero.

Militos dijo...

Que bien que anuncies la Navidad tan pronto, así podemos ir aprendiendo poco a poco todos esos puntos que noa marcas y que son tan especiales. Me gusta mucho la Navidad, es una buena ocasión para volverse un poco niño/a en los brazos de María.
El adviento empieza el domingo que viene ¿No?
Un beso
Hemos citado los dos a Hispanicus por distinto motivo.

Aguijón dijo...

Gracias por este post.
Cada vez es más "civil" la Navidad.
Yo también pondré en breve el Nacimiento... y siempre intentamos inculcar a los niños que esta temporada del año, la más bonita para mí, está dedicada a Jesús.
Un abrazo,

Alter ego (el otro yo) dijo...

Buenooo,que bien Arcen.Te propongo que hagas un sello como el que tienes en tu post para poder colocar en mi blog y en los demás compañeros blogger.¿Que te parece?

Espero tus noticias.

Militos dijo...

Qué maravilloso video. Pues no me he vuelto a emocionar como la primera vez que lo vi.¡Lindo, lindo!
Un beso
Lo del sello que dice Alter también es una buena idea,
Otro beso

Caballero ZP dijo...

Arcendo mucha gente dice que no le gustan esta fiestas, dejando el consumismo a un lado ya que a mí tampoco me gusta, creo que esa falta de interés se resume en el recuerdo de los seres queridos que faltan y en el sin sentido en que se ha convertido esta celebración.
La clave de todo está como siempre en la familia y en la perdida de esa conexión necesaria.
Saludos

Martha Colmenares dijo...

Muy bueno Arcendo, lo tendré en cuanta al comenzar diciembre.
Abrazos

ANAROSKI dijo...

Hola Arcen:

Ya te echaba de menos, porque he estado bien liada, estoy sobrepasada ultimamente, pero la verdad que me has emocionado y muchísimo, ese es el verdadero sentido de la navidad, me ha encantado.

Un beso.Gracias por tan precioso post.

CRIS dijo...

Desde luego me han entrado ganas de hacer muchas de esas cosas...aunque mi tarea pendiente para este año, sea quizá otra, que me cuesta, que es reconciliarme con aquello que a día de hoy, me aleja de algún modo de estar en paz.

Yo os escribiría una tarjeta de navidad a todos los que compartís conmigo un trocito de vuestra vida a través del blog...¿No estaría bien? Yo, es una costumbre que de momento, no he perdido y que me encanta.

Un abrazo

CRIS dijo...

Desde luego me han entrado ganas de hacer muchas de esas cosas...aunque mi tarea pendiente para este año, sea quizá otra, que me cuesta, que es reconciliarme con aquello que a día de hoy, me aleja de algún modo de estar en paz.

Yo os escribiría una tarjeta de navidad a todos los que compartís conmigo un trocito de vuestra vida a través del blog...¿No estaría bien? Yo, es una costumbre que de momento, no he perdido y que me encanta.

Un abrazo

Hispanicus dijo...

Arcendo, ¡que bonito!, te has superado otra vez, me ha encantado este artítulo tuyo por que no solo has contado lo que todos pensamos, además lo has hecho de una forma insuperable, cercana, amable... ¡Te envidio! Este comentario tuyo lo enlazaré para darle máyor difusión, porque lo merece, ojalá todos cumplamos lo que propones, que Dios nos ayude para que nunca le olvidemos como muchas veces hacemos.

Muy bueno, Arcendo, muy bueno.

ARCENDO dijo...

Gracias a todos por los comentarios, y me dispongo a recoger el guante lanzado por Alter y secundado por Militos, en los próximos días tendreis noticias.
SALUDOS.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...