viernes, 28 de noviembre de 2008

UNA, GRANDE Y LIBRE. (mi memoria histórica).

Hace unos cuantos años, precisamente los mismos, que esa repelente Ley de Memoria Histórica pretende humillar, el escudo patrio se adornaba con un lema, que en aquellos tiempos, mal que les pese a algunos, tenía sentido. Porque el “España, Una, Grande y libre”, además de ser una emblema, representaba el anhelo de un pueblo, que había salido de una contienda terrible, desmembrada, deshecha, y pobre; que aspiraba a recuperar la grandeza de otros tiempos, emancipada de ataduras foráneas, con las armas del sacrificio y del trabajo de cada uno de los españoles.
.
A pesar de las muchas penalidades de una durísima post guerra, incluido el aislamiento internacional a que se vio sometido España; al cabo de unos años, a partir del 59 y en toda la década de los sesenta, el desarrollo industrial y económico fue vertiginoso.
Las sorprendentes transformaciones que se llevaron a cabo durante ese período, en el que España duplicó su índice de decrecimiento económico en un promedio anual de casi un 9 por ciento, hacen posible, que el uso del término: “milagro español”, no esté del todo desencaminado.
Este rápido crecimiento, principalmente de la producción interna, habilitó de recursos a las arcas del Estado, que a su vez, repercutió estos beneficios en mejoras en todos los sentidos.
Fue la época en las que se construyeron las grandes infraestructuras; la red vial de carreteras se mejoró y se amplió; se construyeron decenas pantanos, que para sí los quisieran ahora los que esperan un Plan Hidrológico coherente; hubo capital incluso para dedicarlo a la hoy tan cacareada I+D: de la industria española surgieron inventos como el internacionalmente admirado, TALGO.
.
Sin dejar de lado y fomentando los oficios ancestrales de la ganadería, la pesca y la agricultura, en las costas y en comarcas como Castilla, o La Mancha, el crecimiento principal se debió a la industria.
Fue tal la explosión industrial que se creó un organismo para controlar e impulsar nuevos proyectos; El Instituto Nacional de Industria (I.N.I.); y bajo su tutela fueron saliendo todas las empresas punteras de las cuales alguna, hoy, todavía subsiste:
Los grandes astilleros Bazán, Iberia Líneas aéreas de España, Telefónica de España, Ensidesa, la planta siderúrgica mayor de España; incluso las conocidas empresas de automoción:
Pegaso, que era una de las mayores empresas de fabricación de camiones pesados; y Seat, la principal empresa del automóvil de la época, concesionaria de la italiana Fiat.
.
A raíz de este espectacular arranque, uno de los más extraordinarios aspectos que presentó esta nueva situación fué el fortalecimiento de su posición exterior, lo que obligó a más de uno, a terminar con el bloqueo internacional, empezando por el país más poderoso del mundo, Estados Unidos. Materializado finalmente, en el abrazo del Presidente Eisenhower, con el que se sellaba un pacto de amistad en el Palacio del Pardo en 1959.
.
.
Fueron años de recuperación intensa, que proporcionaron posteriores tiempos de una larga bonanza económica. Pero, la labor no acabó, ahí; porque en el campo de avances sociales, España también fue pionera. El principal artífice de esta magna reforma social y laboral fue José Antonio Girón de Velasco, Ministro de Trabajo de varios gabinetes de la época. Durante sus mandatos se hicieron posible infinidad de reformas sociales: el derecho al desempleo, las vacaciones pagadas, las pagas extraordinarias, la formación profesional…, pero sin duda, la mejor y mayor innovación de todas fue la creación de la Seguridad Social, modelo a seguir, por muchos países a partir de este patrón. Sin duda, Girón, es uno de los grandes hombres olvidados de aquel tiempo. Todavía no ha llegado el tiempo en que se le reconocerán sus grandes servicios a la patria. Fue la cara mas social de aquel momento.
.
Ya han pasado muchos años, las circunstancias eran otras, pero eran muy difíciles y se superaron.
En la actualidad, vivimos en democracia, en un sistema de libertades, en el que muchos de los que, supuestamente antes no podían expresarse, ya pueden hacerlo sin trabas. Nuestras finanzas, negocios y temas laborales, hoy en día, dicen que se rigen por la economía de mercado; es cierto, que seguramente,hoy, Girón no podría haber hecho toda su obra sin haber consultado antes a los consabidos “principales agentes sociales”; pero todo aquello se hizo y a España no le fue tan mal.
.
Considero y sé, que el régimen tuvo grandes errores, pero también tuvo sus grandísimos aciertos, y es de justicia reconocerlos.
Algunos fanáticos, pueden creer que ese “milagro español” fue obra de un solo hombre; sin embargo, yo pienso que fue el producto de un equipo; por un lado, casi la unánime participación de todo un pueblo que se afanaba por salir adelante en aquellos tiempos difíciles; y la sabia mano de un gran general, que supo dirigir ese afán colectivo, en base a tres principios básicos: “Unidad, Grandeza y Libertad”.
.
Pero si hacemos un juego comparativo de aquella época, con la actual, esta última sale muy mal parada:
Hoy pensar en una España unida, grande y libre, desgraciadamente es una entelequia.
Hoy, España ha perdido su unidad territorial, de personas y de criterios.
España ahora es mucho más libertina y menos libre. ¿Cuándo se ha visto que te prohíban e incluso te multen, por hablar el idioma oficial del Estado?, ¿es eso libertad?.
España hoy, está más empequeñecida nacional e internacionalmente que nunca. El desprestigio y la dependencia servil llega hasta el punto de mendigar una triste silla...

.
España se enfrenta hoy a una situación límite, con una ferocísima crisis económica a las puertas, con un aumento sin cesar de millones de personas que han perdido el empleo o lo perderán en los próximos meses, con una España rota y esquilmada por el estado de las autonomías y con lo más grave: con un Presidente y un gabinete que no tienen ni conocimientos, ni capacidad para generar un nuevo arranque común; como pasó tiempos atrás. Incapacidad manifiesta en muchas ocasiones, y de nuevo hoy, en el Congreso.
.
No es cuestión ya de vivir del pasado, ni acogerse a nostalgias, es hora de mirar hacía delante y buscar soluciones que encuentren otra vez, la estabilidad del Estado.
Como diría Dylan, los tiempos han cambiado, sí, pero después de estos años de desgobierno zapateril, hay quien puede llegar a pensar, que al final, estamos viajando hacía atrás en el tiempo; y no precisamente a los tiempos de aquella prospera dictadura, sino a los penosos tiempos de la alpargata y las cartillas de racionamiento.
Ojalá surgiera alguien de la nada, que nos devolviera si quiera un poco de la esperanza que proclamaba aquel recordado lema. -Unidad, grandeza y libertad-.
.
* * * * *

14 comentarios:

Militos dijo...

Oye ¿por qué me dice que mi html no es aceptable?

Militos dijo...

Voy a intentarlo otra vez. Te decía que si estabas haciendo méritos para la cervecita y la foto motera.
Voy a probar con pocas líneas porque esto está hoy muy raro.
Beso

Militos dijo...

Otra cosa: que sólo dices la verdad pura y dura. ¿Por qué cuesta tanto aprender lo bueno del pasado y olvidar lo malo?

Girón fue un hombre emblemático, imposible que hoy se reoitiera.
Sigo a ver si no hay problemas.
¿Será culpa de tu escudo?

Ahora te contaba un secreto: Tres de los que me votaron, militares retirados que leían mi blog, también leían el tuyo, el de Hispanicus y caballerozp porque yo les di las direcciones. No sé si te sentara mal. La última vez que los vi me dijeron que cuando os leían se sentían rojos a vuestro lado.
Y finalmente;
Mira la hora que es y estoy como unas castañuelas, como si los años no pasaran por mí.
Un beso de tu hermana mayorcísima y motera,
Me ha gustado mucho que empieces este día con semejante post y mucho el de ayer, no lo olvidaré mientras viva,

Hispanicus dijo...

¿Que patriota, del pais que sea, no quiere que su patria sea "una, grande y libre"?

Caballero ZP dijo...

Arcendo una gran verdad y una realidad la que nos relatas hoy, esa es la verdadera memoria histórica, la memoria que yo tengo de mi infancia, soy del año 70. Recuerdo como las familias eran grandes, se salía adelante aunque tuviera que ser con dos trabajos, que los había.
Desde luego me encantaría volver a la España de la educación, la familia y el respeto.
Militos que cosas dicen tus amigos, jajajajaja.
Saludos

blumun dijo...

Me has hecho añorar aquellos tiempos, en que sentíamos orgullo de lo nuestro.
Ahora con la globalización, libertades de mercado y otras mandangas.
Acabaremos comiendo naranjas de china, y las huertas de Valencia para campos de golf, si hay suerte, y algún alemán quiere montarlos.
Casi nadie quiere recordar, que la Seguridad Social es obra de Franco, y lo presentan como nacida ayer con el Felipismo.
Eso de la memoria va por barrios.
Un abrazo.

Aguijón dijo...

Muy buen post. Me ha gustado el maravilloso resumen que haces de los temas que otros quieren ocultar.
saludos,

La Rebelión de los Borregos dijo...

La realidad es que la memoria histórica es una tapadera para que hablemos de tiempos pasados y no de crisis, paro, etc.

Ya hay dos series que hablan de Franco (Cuéntame y la de A3). Pero no hay ninguna serie de las mil que hay en la cual los negocios quiebre por culpa de la crisis y los empleados se tengan que ir indefinidamente al paro.

Guerrera de la LUZ dijo...

Yo no sé cómo sería lo de antes, pero lo de ahora es patético.

España no se merece esto.

Besitos Arcen.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Arcen,hace falta compresión y adaptación para distinguir en cada época lo que hay de bueno y de malo en las nuevas maneras de ver la historia.Hoy retiran el titulo predilecto al creador de la seguridad social.Cada vez van a más se van superando día a día.
Te felicito una vez más amigo Arcen.

JORGE dijo...

Hola Arcendo,

Como tú dices: "No es cuestión ya de vivir del pasado, ni acogerse a nostalgias, es hora de mirar hacía delante y buscar soluciones que encuentren otra vez, la estabilidad del Estado".

La historia es para eso, aprender de lo bueno hecho y mejorarlo, y cuidarse de los errores, para no repetirlos. Por lo demás, ningún ser humano, ni sus productos, son perfectos.

Gracias y bendiciones

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Militos sigues buscando la identidad de todos tus votantes,jejeje.

Lo cachondo de todo es que el Águila de San Juan la odian tanto que no se dan cuenta que no lo inventó Franco, ya era usado en la heráldica por los Reyes Católicos.

Y ya que hablas de la Historia, he estado discutiendo en los Foros del PP, www.pp.es/forospp, hace nada con uno de izquierdas, pero de la izquierda sectaria, y mira tu mismo:

Foros PP

Militos dijo...

¡Vaya!, ya me han escuchado, se me olvida que esto es público, menos mal que son amigos.Un beso

VicentiuS dijo...

Pero lo peor no está ahí, no sólo quieren quitar los símbolos de Franco, sino también el águila imperial de Carlos V y el águila San Juan de algunas iglesias y catedrales antiquísimas, simplemente porque se parecen a Franco.

Y si quieren hundir a España, es por la envidia de no saber perder ni ser capaces de superar.

¡Ah! SEAT (Sociedad Española de Automóviles y Transportes) = FIAT (Federación Italiana de Automóviles y Transportes)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...