jueves, 29 de enero de 2009

APUNTACIONES EN TORNO AL DIFICIL CAMINO A LA UNIDAD.

Al Principio era el Verbo”
Si hay alguna cosa que de verdad nos distingue a los hombres de los demás seres vivos, además de la capacidad de pensamiento, es la facultad de poder comunicarnos a través del lenguaje. La palabra además nos hace libres y plurales, y nos permite el bendito privilegio del encuentro con generaciones lejanas, no solamente en el espacio, sino también en el tiempo.
.
El castellano, que es una lengua muy rica en todos los aspectos, como toda lengua romance, proviene del latín, y eso no hay que olvidarlo, no conviene despreciar las raíces de lo que nos hace ser lo que somos, por esa circunstancia para conocer el verdadero significado de alguna palabra concreta, en más de una ocasión, hay que recurrir a la lengua de Cicerón, de Julio Cesar, y de tantos otros maestros clásicos.
.
Hoy concretamente me quiero fijar en el significado etimológico de la palabra “religión”, para descubrir, su significado real y exacto.
Esta palabra está compuesta por el prefijo "re" que indica volver a hacer algo (como repetir, rehacer o revolver), y por el verbo latino "ligare", ligar, atar, UNIR. Por tanto, “religión” quiere decir literalmente “volver a unir”.
Pero…,volver a unir ¿qué? o a ¿quién?, exactamente volver a unir al Ser Humano con Dios.
Pero no solamente eso, toda religión debe desarrollar íntegramente todas sus capacidades, en pos de la unión entre los hombres, y de los hombres hacia Dios. Y es a través de esa unión el método óptimo con el que se alcanza la perfección.
"Sed perfectos como vuestro Padre Celestial es perfecto" (Mt 5,48).
“Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti…” (Juan 17:21).
Ese requerimiento a la perfección en la Unidad, jamás ha de ser confundido con uniformidad, porque esa perfecta unión deseada, se basa en el Amor y en la Verdad, que como dice San Pablo, “nos hará libres”. La Unión de Cristo, con Cristo es una ligazón de hombres y mujeres libres en continua búsqueda de la trascendencia.
.
Así, Nuestra Madre la Iglesia, nos enseña que entre las intenciones por las que tenemos que rezar asiduamente debe estar, en lugar prioritario, la oración por la unidad de los cristianos. Sin embargo, a día de hoy, esta parece cada vez más lejana. Los cristianos estamos hoy divididos en centenares de confesiones, y ¿Qué decir con los miembros de otras religiones?, la unidad plena…parece una misión imposible, basta mirar la prensa diaria.
.
Como es de muchos conocido, hace unos días, el Papa Benedicto XVI, en un gesto que precisamente habla de Unidad, de generosidad y de misericordia, decidió levantar la excomunión a 4 obispos ordenados por Marcel Lefebvre; El Papa precisó, "he realizado este acto de paterna misericordia porque estos prelados me habían manifestado varias veces su vivo sufrimiento por la situación en que se encontraban".
Asimismo, el Santo Padre manifestó su deseo de que "este gesto mío sea correspondido por el compromiso solícito por parte de ellos de dar los ulteriores pasos necesarios para realizar la plena comunión con la Iglesia, testimoniando así verdadera fidelidad y verdadero reconocimiento del magisterio y de la autoridad del Papa y del Concilio Vaticano II".
Por su parte, en un comunicado oficial de la Fraternidad Sacerdotal Pio X, la institución que fundó Monseñor Lefebvre, su actual Superior General, S.E. Mons. Bernard Fellay, acogía favorablemente y con agradecimiento la decisión papal, manifestando rotundamente en su nombre en el de los cuatro obispos rehabilitados que: "estamos siempre firmemente determinados en la voluntad de permanecer católicos y de poner todas nuestras fuerzas al servicio de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo, que es la Iglesia católica romana. Nosotros aceptamos sus enseñanzas con ánimo filial. Nosotros creemos firmemente en el Primado de Pedro y en sus prerrogativas, y por esto nos hace sufrir tanto la actual situación".
Sin duda, este gesto magnánimo del Santo Padre y la respuesta tan positiva de los afectados, es una gran noticia y un paso importante en aras de la unidad. Es con ese gesto de reconciliación como el Papa, demuestra practicar la verdadera religión, el "volver a unir", que es eso en definitiva, y así a de tomarse y no de otro modo. Pero..., nunca llueve a gusto de todos:
.
Con respecto a estas rehabilitaciones, en un carta enviada a la Santa Sede por el director general del Rabinato de Israel, Oded Weiner, se comunica la decisión tajante de romper las relaciones con la Santa Sede de forma indefinida, suspendiendo también un encuentro judeo-cristiano que estaba programado para principios de marzo de este año.
El motivo de esta drástica ruptura es la indignación por la rehabilitación del Obispo británico Richard Williamson, uno de los “perdonados” por el Papa Benedicto.
Al parecer, Williamson había negado el holocausto judio, restando, de forma importante, el número de asesinados en aquella masacre. Lo curioso del caso, es que las críticas al polémico obispo, no solo han arreciado desde la comunidades judias, sino también desde la misma Iglesia Católica, e incluso este mismo martes, la Fraternidad S. Pio X, a la que pertenece Williamson, se distanció claramente de sus declaraciones pidiendo perdón al Papa por las mismas.
Lo que demuestra, que un garbanzo negro, no hace el cocido, y que no es justo “castigar” a toda una comunidad, por las equivocaciones de uno solo de sus miembros.
De hecho, el mismo Papa, al finalizar la Audiencia General de este mismo miércoles, alentó a que "la Shoah (el holocausto nazi) sea para todos una advertencia contra el olvido, la negación y el reduccionismo, porque la violencia hecha contra un solo ser humano es violencia contra todos".
El Papa subrayó que en Auschwitz –lugar que visitó en varias ocasiones, la última en mayo de 2006 y donde también años antes había celebrado la misa, Juan Pablo II; que allí "se consumó la matanza cruel de millones de judíos, víctimas inocentes de un ciego odio racial y religioso". El Papa habla claro, y muestra sin fisuras, la postura de la Iglesia Católica Universal.
.
Por eso, esta sordera del integrismo judio, es muestra de una terrible intransigencia, de falta de conocimiento y además es una gran confusión.
Efectivamente, negar el holocausto puede llegar a ser, y de hecho lo es, vergonzoso; pero ese error tremendo, esa enorme equivocación, por muy fuerte que parezca, no es motivo de excomunión. Será pecado, si además se tiene ira contra el pueblo judío, pero no es motivo de excomunión. De hecho, si así lo fuera todos tendríamos que ser apartados de la Comunión, porque todos somos pecadores.
La excomunión a Lefevbre y a su Congregación se debió a la creación paralela e independiente de una Jerarquia distinta a la de Roma, negando la autoridad y el Magisterio del Sucesor de Pedro.
Ahora bien, si un seguidor de Lefebvre, o todos en conjunto, deciden volver, es de lógica que se le levante la excomunión, de hecho el Papa, como vicario de aquel Padre del hijo prodigo, está deseando perdonar, si hay arrepentimiento.
.
.
Una vez levantada la excomunión puede ser criticable el hecho de que se niegue el Holocausto, y además que esto sea pecado, pero son temas diferentes y así deben de tomarse.
Aunque personalmente, me parezca una auténtica vergüenza que existan sacerdotes que hagan esas afirmaciones, no tiene nada que ver una cosa con la otra. También me repugnan los curas que disculpan el terrorismo etarra o los que se toman la comunión, a base de rosquillas y fiestorros, y no están excomulgados.
.
El Rabino efectivamente estará en su derecho, pero está equivocado, y desde luego muy alejado del perdón que desea nuestro Dios, que también es el suyo, para con todos los hombres. Aquel mismo Dios, que perdonó a Isaac, por misericordia y por la fé y entrega de su padre Abraham.
Con reacciones tan tajantes y cerradas como estas, como cuando dilapidaron injustamente "La Pasión de Gibson; es muy difícil llegar a la unidad soñada; por eso debemos trabajar y orar juntos para que no se endurezcan más los corazones, para que se ablanden sus posturas, por la defensa de una única auténtica religión, por volver a re-ligar a todos en la alabanza al Dios de la Misercordia, que nos ha creado a todos, y que espera de todos nosotros, sus criaturas, una respuesta de Amor en El y en el prójimo.
.
Que nuestra oración sea constante y sincera, que sea un acto de petición y reparación en ese propósito. Para que el Señor, nos ayude, y remueva los obstáculos que nos separan a la Iglesia y al resto de confesiones, especialmente a las cristianas, a nuestros hermanos ortodoxos y luteranos, y también ¿Cómo no?, con los fieles a las enseñanzas de Moisés, Abraham, Isaac y Jacob, porque también son nuestros y sin ellos, sería imposible el camino a la inmortalidad gozosa, en plena común unión en Dios Padre.
.
Madre, Reina de la Iglesia, ruega por nosotros, AYUDÁNOS a luchar por nuestro CREDO

* * * * *

7 comentarios:

JORGE dijo...

Apreciado en Cristo Arcendo,

Haces bien en tocar este tema de tanta actualidad.

Yo opino que el que a uno le quiten la excomunión, pues no lo hace más inteligente, y porsupuesto que los problemas de poco criterio no son motivo para que uno merezca ser o permanecer excomulgado (de ser así yo ya estaría frito, jejeje). Nuestros hermanos mayores, judíos, deberían comprender eso. El levantarles la excomunión no es signo de solidaridad con sus opiniones, es signo de misericordia, a la que todos estamos llamados, como imitadores de Cristo).

Gracias y bendiciones.

Víctor Manuel dijo...

Joder macho, leer tu blog es como cascársela con un rallador de queso, ligeramente divertido pero sobre todo doloroso.

ARCENDO dijo...

Gracias Jorge por tu aportación siempre justa y necesaria. Saludos.
Victor, si no te gusta, no entres, nadie te obliga, te publico, porque no ofendes, pero no tientes. En cuanto a lo que dices, te respondo con un refrán, a palabras necias...oídos sordos.

Militos dijo...

¡No me lo puedo creer!, me acabas de pisar el post que tenía preparado para esta noche. Lo tuyo es increíble. ¿Tienes algun espía?
No me fío un pelo. Te lo digo en serio, ya lo tenía en borrador. ¿Ahora qué hago?
Claro que yo iba a cargar las tintas a favor de Lefebre.
Pues ya no tengo tema para mañana, mira qué gracia.
Cualquiera habla de ello después de tu entrada perfecta que a pesar de todo te doy el 10.

Luego pasaré a ponerte alguna pega.

Oye ¿ese no tendrá algo que ver con Ana Belén?
Un beso sin rencores, pero porfa, sóplame algun tema.

Militos dijo...

No creo que se deba llamar garbanzo negro a Monseñor Wilianson.
Como tú dices la unidad no significa uniformidad y que el obispo niegue el holocausto es una opinión personal que no tiene nada que ver con el dogma católico, ni siquiera creo que sea pecado. ¿Cuántas cosas se niegan ahora de la Historia de España? ¿Del fin de las Cruzadas o del Descubrimiento de América? Y nadie se rasga las vestiduras...

Francamnete creo que aunque sea deseable, la unión con la religión judia es un imposible. Podran algunos judios, como ya lo están haciendo, convertirse a la religión católica, pero a título personal. Por más que Jesús vino a decir aquello de no he venido a derogar la Ley, sino a completarla, no le admitieron entonces ni lo admitirán ahora.

No es que tenga nada contra el pueblo judío y menos ahora con el conflicto que se traen entre manos, pero ya está bien de que todos tengamos que rendirles pleitesía por un holocausto, en el que no intervinimos. Es algo parecido, salvando las distancias, con la deuda que al parecer hemos contraído con los rojos que asesinaron a tantos, sólo por creer en Dios.

Por lo demás reitero que es un post excelente, con el permiso de Victor Manuel.
Un beso, querido Arcendo.
No voy a publicar el post porque ya tocas tú todos los puntos.

Militos dijo...

Querido arcendo: sólo vengo a decirte que mañana me voy al campo hasta el domingo por la noche, así que no te extrañe no verme por aquí.
Aproveché para publicar el premio de Marisela con lo que resolví el problema del tema. No te asustes que no te he mencionado.

Ya ni me llevo el portátil porque tal y como ando no puedo subir a la "montaña mágica", desde la que me conectaba este verano.
Sólo son tres días, pero me da mucha pena no poder leer nada de nadie.
Muchas gracias por tu carta, me gustó mucho.
Que tengas un feliz fin de semana y que no aproveches mi ausencia para publicar gamberradas que el lunes te hago un repaso total.
Muchos besos Lohengrin

Guerrera de la LUZ dijo...

Jajajajajjajajjaa ay Militos.... eres auténtica hija.

Venía toda seria x el tema con la intención de comentar el post, pero Militos me ha arrancado la carcajada con las gamberradas en su ausencia, me parto.



El perdón a los obispos lefevbrianos me parece un acto de amor del Santo Padre, estoy encantada con que haya sido así a pesar de las críticas que ha recibido dentro de la Iglesia (cosa que flipo...pero bueno)

Hay mucho que luchar en el terreno de la unidad y no nos vendría nada mal empezar por la nuestra propia, que si yo soy del opus dei, yo de los legionarios, yo carismática y lo mío es lo mejor de lo mejor y los demás pobrecillos... me da mucha lástima, sinceramente.

Un beso muy grande Arcen, gracias.



Arcen, ¿sabes q Militos me ha regalado el premio más bonito q he visto en este mundo blogger? estoy felicísima. Qué linda.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...