lunes, 23 de marzo de 2009

CADA VEZ TE QUIERO MÁS.

Hoy hacen 18 años, de aquel “Si quiero”; si no tenemos en cuenta los 10 años anteriores de largo noviazgo, hoy se puede decir que nuestro amor ha alcanzado la mayoría de edad. Y lo bueno es que no se quiere emancipar, porque es hoy más libre y voluntario que nunca.
No me arrepiento de ni un solo segundo a su lado, soy feliz de vivir con ella, de respirar el mismo aire, de compartir la misma vida, con todos sus baches y sobresaltos.
.
Llegadas estas fechas, casi siempre me acuerdo de una anécdota que oí hace mucho tiempo, pero que siempre ha guiado mis pasos, y me ha ayudado a seguir y a querer mucho más, hoy, por ser el día que es, por ser este día que tanto representa para mí, la quiero compartir con vosotros, con todos mis amigos.
.
Cuentan que, un viejo profesor, un maestro de los de antaño, se encontró, sin quererlo en medio de un debate con sus jóvenes alumnos.
La mayoría de ellos estaban en contra del matrimonio, decían que el romanticismo constituye el verdadero sustento de las parejas, y que sería preferible acabar la relación cuando la pasión cese, cuando ese romanticismo acabe por diluirse, porque, según ellos, nada es para siempre, y era mejor dejarlo a tiempo antes de caer en la terrible monotonía de tantos matrimonios que conocían.
.
El sabio profesor, les escuchaba con atención, al terminar aquellas argumentaciones, les dijo pausadamente que respetaba sus opiniones, pero les pidió que escucharan su experiencia personal. Y así, les contestó con el siguiente relato:
.
“Mis padres vivieron 55 años casados. Una mañana mi mamá bajaba las escaleras para prepararle a papá el desayuno y sufrió un infarto. Cayó. Mi padre la alcanzó, la levantó como pudo y casi a rastras la subió a la camioneta.
A toda velocidad, rebasando, sin respetar semáforos, ni señales, la condujo hasta el hospital. A pesar de todo, cuando llegó, por desgracia, ya había fallecido.
.
Durante el sepelio, mi padre no habló, su mirada estaba perdida. Casi no lloró. Esa noche sus hijos nos reunimos con él.En un ambiente de dolor y nostalgia recordamos hermosas anécdotas.Mi padre escuchaba con gran atención. Pero de pronto, se levantó súbito y pidió:
.
- Por favor, llevadme al cementerio.- Papá, respondimos..
- Son las 11 de la noche! No podemos ir al cementerio ahora!.
.
Alzó la voz y con una mirada vidriosa dijo:
- No discutáis conmigo por favor, no discutan con el hombre que acaba de perder a la que fue su esposa por 55 años.
.
Se produjo un momento de respetuoso silencio. No discutimos más.
Fuimos al cementerio, pedimos permiso al velador, con una linterna llegamos a la lápida. Mi padre la acarició, lloró y nos dijo a sus hijos que veíamos la escena conmovidos:
.
- Fueron 55 años, muy buenos, Nadie puede hablar del amor verdadero si no tiene idea de lo que es compartir la vida con una mujer así.
.
Hizo una pausa y se limpio la cara.
- Ella y yo estuvimos juntos en aquella crisis, Cambio de empleo, hicimos el equipaje cuando vendimos la casa y nos mudamos de ciudad. Compartimos la alegría de ver a nuestros hijos terminar sus carreras, lloramos uno al lado del otro la partida de seres queridos, rezamos juntos en la sala de espera de algunos hospitales, nos apoyamos en el dolor, nos abrazamos en cada Navidad, y perdonamos nuestros errores…
Hijos, ahora se ha ido y estoy contento, sabeís por qué?, porque se fue antes que yo, no tuvo que vivir la agonía y el dolor de enterrarme, de quedarse sola después de mi partida. Seré yo quien pase por eso, y le doy gracias a Dios. La amo tanto que no me hubiera gustado que sufriera…
.
Cuando mi padre terminó de hablar, mis hermanos y yo teníamos el rostro empapado de lágrimas. Lo abrazamos y él nos consoló:
.
- Todo está bien hijos, podemos irnos a casa…
.
Esa noche entendí lo que es el verdadero amor. Dijo aquel viejo profesor. Dista mucho del romanticismo, no tiene que ver demasiado con el erotismo, más bien se vincula al trabajo y al cuidado que se profesan dos personas realmente comprometidas.
Cuando el maestro terminó de hablar, los jóvenes universitarios no pudieron rebatirle, ese tipo de amor era algo que no conocían.”

¡Genial!, ¿Verdad?, espero que os sirva tanto como a mí.
* * *
.ORACIÓN DE ANIVERSARIO
.
Señor, nuestro Dios,
nos hiciste el uno para el otro.
Te ofrecemos nuestras vidas
y nuestro amor.
¡Bendícelos, Señor!.
.
Haz que en nuestro hogar,
reinen siempre la paz,
el amor y la fidelidad,
y que seamos
ejemplo de amor para todos.
.
Haz que nuestros hijos
fruto maduro de nuestro amor,
encuentren siempre en nosotros
ayuda, protección y comprensión.
.
Ayúdanos a cumplir
nuestra misión.
Ven a compartir nuestra vida.
Danos fuerza en los desalientos.
Comparte nuestras alegrías.
Señor, bendice nuestro amor.
.
Amén.
* * *

PARA TÍ, MI AMOR.

* * * * *

10 comentarios:

Militos dijo...

Me ha emocionado muchísimo tu post. Os deseo toda la felicidad que merecéis. Rezaré especialmente esa bonita y verdadera oración por vosotros. Y pido que el resto de vuestra vida vaya en aumento ese amor auténtico que os unió sacramentalmente hace dieciocho años.
Que Dios siga bendiciendo vuestra familia.
La anécdota es muy bonita, pero la vida real de un matrimonio fiel lo es mucho más.
Besos y enhorabuena a los dos

¿Sabes que se ganan indulgencias cuando se besa el anillo de boda bendecido?

blumun dijo...

Ante todo FELICIDADES y que sea vuestro amor por siempre.
Comprendo perfectamente al viejo profesor, y a ti.
Yo llevo casada desde finales del 75, que si contamos los casi 7 anteriores. Son más que dos vidas.
Y lo mejor de todo, es que le miro y veo a aquel chico de veinte, y él a mi, a esa monada de dieciseis.
Porque yo, querido, era un bellezón de aupa. Me he quedado en divina a secas, pero bueno.
Un gran abrazo para ambos dos.

eligelavida dijo...

Una gran historia. Ya lo creo que es romántica. ¡Felicidades por esta mayoría de edad!

Luisa dijo...

¡¡¡¡Ah,qué alegría!!!
¡¡¡Muchísimas felicidades!!!
La verdad es que es una alegría enorme,ver,que a pesar de los pesares,el amor puede con todo, pasa por encima de todo y todo lo sustenta.
Me alegro mucho de haber llegado a este post.
A tu esposa, una felicitación enorme tb,por supuesto.¡A los dos!

Yo no he sido una bellezón ni como Blumun ni como Militos pero tenía mi encanto:)

Guerrera de la LUZ dijo...

Muchísima felicidad cariño.



Precioso todo.

Un beso enorme de mi parte para tu mujer y otro para ti.

Julio dijo...

Antonio,mi buen amigo...¿ Cómo puedes tener esa espiritualidad ? Te envidio,y en vuestro 18º aniversario os deseo de todo corazón,que os encontréis llenos de nuestro Dios.Supongo que vuestro gran secreto es hablar con El y tratarle mucho,con insistencia,en todas las circunstancias de vuestra vida.Además,ahora,durante este tiempo de Cuaresma,iremos con Jesús
camino de la Cruz (tú debes de saber lo que es cargar con la cruz de Jesucristo) y sin oración,sin charlar con El a todas horas, ¡qué difícil es acompañarle!
Un fuerte abrazo a los dos,Féliz Aniversario y ¡Qé Dios os bendiga!

Jose A. Jimenez dijo...

Que ese amor que un dia entro en vuestras vidas,no desaparezca jamas.
Felicidades por vuestro amor y por el sentimiento puesto en este post,que seguramente sera una de las muchisimas cosas que endulzen vuestras vidas.
saludos

Peque dijo...

Que bonito... me ha encantado la anécdota y las palabras tan bellas que le dedicas siempre a tu mujer. Es un placer poder compartir estos escritos tan llenos de sensibilidad y de amor Arcendo.

Yo tengo 39 años y ya voy para 15 de casada o sea que ... tampoco ando muy lejos, jajaja.

Un beso enorme para los dos y os deseo muchos años llenos de esa felicidad.

Eleonora dijo...

Feliz Aniversario y que hayan muchos más como este y mejores.
Felicidades por alcanzar esta plenitud en la vida.

Un beso a los dos, eternamente jóvenes y renovados en la vida.

El Señor os bendiga por siempre en vustro caminar juntos.

Desire dijo...

Que bello post Arcendo me ha encantado y me hizo acordar mucho al matrimonio de mis abuelos! es increible estuvieron juntos 38 años, de los cuales 30 años mi abuelo estuvo enfermo y en cama y mi abuela cuidando de el. Un dia conte a un grupo de jovenes esta vivencia familiar cuando me toco hablar del sacramento del matrimonio, sus caras demostraron un gran asombro cuando les dije tambien que eso era el verdadero amor y si ellos estaria dispuestos a amar de esa forma

Pd. Mil felicidades! por la mayoria de edad!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...