viernes, 24 de abril de 2009

¡¡EL FÍN DEL MUNDO!!…bueno, ¿y qué?

.
Periódicamente, como si de un péndulo se tratara, salen a relucir, los presagios catastrofistas; y con ellos la figura del viejo Nostradamus, despunta con fuerza.
La última fue en el cambio de siglo, ¿recuerdan ustedes aquello del efecto 2000 que iba a dejar a medio mundo sin ordenadores, sin comunicaciones y sin servicios?; y como no detrás de tal caos, siempre estaba esta o aquella cuarteta del famoso astrologo del XVI.
.
Bueno, pues resulta que una “nueva amenaza”, presagiada por sus profecías, se cierne ya sobre nuestras cabezas, cual pendiente espada de Damocles.
Según los expertos en estas lides, los cambios y convulsiones de todo tipo, económicas, climáticas, culturales y hasta alimenticias, son un adelanto del gran cataclismo que llegará en breve y que además esos estudiosos de la obra de Nostradamus, fechan con una exactitud pasmosa en el 21 de Diciembre de 2012, es decir 21/12/2012.
.
Al parecer, esas interpretaciones, llevan a la conclusión que en ese día tendrá lugar una inusual alineación del sol, con la vía láctea, que propiciará tres eclipses casi seguidos, y el último de gran duración. Esos cambios planetarios, provocarán cambios sustanciales en el clima (que según ellos ya se están produciendo), en las mareas, e incluso se originará un cambio, antes nunca visto, de polaridad en el magnetismo de la tierra; en definitiva el caos total:
Además de las grandes catástrofes terrestres, las comunicaciones que dependen de ondas y satélites dejarán de funcionar, internet, los gps, los móviles, todo…¡kaput!.
Según parece, todas esas profecías quedan perfectamente descritas en unos manuscritos del astrólogo judio-francés, recientemente descubiertos, en los que, incluso con ilustraciones detalladas, da cuenta de tales acontecimientos, de forma “irrefutable”; porque según los que defienden la credibilidad de esos escritos, muchas civilizaciones como la maya, la egipcia e incluso algunos textos bíblicos y del Talmud, lo interpretan del mismo modo…, “Cuando el sol entre en conjunción con la constelación de Leo, con Orión….” Ocurrirá todo…
Como dato hay que decir también, que da la casualidad, que según algunos, también Nostradamus ¡nació un 21 de Diciembre!
.
Es curioso comprobar, como de vez en cuando la humanidad, cada cierto tiempo es amenazada por estos agoreros, sin que luego, cuando no ha pasado nada y las cosas han seguido su curso, no queden desmontadas sus teorías pseudo científicas, y seamos tan tontos de seguir creyendo en ellos.
Y también es chocante observar como ante tales vaticinios, existen dos grupos de personas, que se lo toman de distinta manera. En primer lugar están los alarmistas hasta el extremo, los que rapidamente se construyen refugios o incluso se suicidan para no ver aquello; y están también los que creen pero pasan de todo, y sin ánimo de mejora en sus vidas, a vivir y a disfrutar, de cualquier manera lícita o no, mientras se pueda, porque todo es irremediable.
.
Claro que estamos viviendo tiempos muy agitados en todos los aspectos; Claro también, que la tierra tendrá su fín, nada es eterno, salvo Dios y nuestra Vida en El. De hecho El libro de la Revelación de San Juan, nos habla de ello y así lo tenemos que creer, pero, no olvidemos aquello que nos dijo Aquel que no puede engañarse, ni engañarnos, en la figura del Hijo:
NADIE sabe el día ni la hora, ni los ángeles. Sólo DIOS PADRE, que está en los cielos, lo sabe” Mateo 24:36
.
¿Por qué entonces nos agobiamos tanto a la primera de cambio?, NADIE, ni los ángeles del cielo, lo saben, NADIE, ni Nostradamus si quiera.
Bien es verdad, que Jesús dijo aquellas palabras para alertarnos y mantenernos despiertos en la Verdad, en todo momento; pero también para que quedara claro, que ninguna criatura tiene las claves de ese conocimiento.
.
Probablemente, solo Dios lo sabe, antes del fín del mundo, vendrá nuestro propio fín, al menos en el aspecto actual de nuestras vidas, y es esa la preocupación que de verdad, debería acaparar toda nuestra atención. ¿Estamos preparados para afrontar ese hecho inexorable?; si no es así, de nada sirven otras inquietudes.
.
Por eso ante, esos otros supuestos mensajes sobre el fin del mundo, de Nostradamus, de Malaquías... , o del lucero del alba, yo, repito aquellas palabras de nuestro Papa Juan Pablo:
.
¡No tengáis miedo!
.
Jesús murió por nosotros y venció a la misma muerte. La Iglesia está fundada por Jesús y El nos dijo: «Y yo te digo que sobre ti, Pedro, edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella"». (Mt. 16, 18). Entonces…, no hay nada que temer.
.

Ama en esta tierra, en este tiempo, y no te preocupes de más, "¡ama y haz lo que quieras!”. A pesar de las “señales”, no podemos, no debemos estar atenazados por esas amenazas:
Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28,20), esa es nuestra esperanza, esa es nuestra alegría.
.
Dios nos quiere felices y para ser féliz hay que hacer lo que uno ama; porque el amor te acerca a todo, porque el amor es valiente; es la antítesis del miedo, que es el peor dictador. Hay tantas cosas en la tierra y nuestro tiempo aquí es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Además el universo, siempre está dispuesto a complacernos.

Cada mañana es una buena noticia, cada niño que nace es una buena noticia, cada día es una nueva oportunidad. Siempre se puede empezar de nuevo, siempre hay un futuro, tan solo pues, debemos preocuparnos de alejar cualquier hábito que nos destruya, que nos separe del Amor. La vida empieza, es, aquí y ahora mismo, que nada nos distraiga, enciende tu luz interior, y no habrá ya viento que la pueda apagar.
Vacía tu vaso cada día, para que Dios te la llene de agua nueva, cada día y el futuro, no importa…estamos en sus manos. Solo morirán aquellos que ya están muertos.
.
El vino al mundo en el vientre de María, para que seamos felices, pues ¡a vivir la ración de felicidad que Dios te ha preparado para hoy.!
.
* * *
Jean Baptiste Maunier - Pueri Concinite

* * * * *

5 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Buenos días cielo, muy buena reflexión, no hay que tener ningún miedo.

Yo no creo en las profecías de Nostradamus en absoluto, pero sí creo firmemente en los mensajes de la Reina de la Paz.

Y una cosa es el fin del mundo y otra muy distinta es el fin de los tiempos. La Segunda Venida de Cristo es una promesa del Señor. Yo la deseo y la espero, no es ningún secreto.

Sin miedo¡¡ que venga cuando tenga que venir, nadie sabe el día ni la hora, así es.

Muchos besos esperanzados.

Militos dijo...

Me encanta oirte hablar del amor, Arcendo, porque más que leerte lo que hago es escucharte de viva voz. "Hay que hacer lo que uno ama", ese es el secreto de la vida porque como dices: "El amor te acerca a todo, porque el amor es valiente" No hay nada peor que vivir aislado, el amor es el puente entre Dios y el mundo, no hay que tener miedo a cruzar ese puente, lo demás está en sus manos.

Me hace gracia que digas que : "el universo está a complacernos", esa es la teoría de Santiago Tena, cada vez te pareces más a él, también en el amor, salvo en las normas, algo que comparto contigo.
me uno a todo anticatastrofismo.
Este post de hoy es una alegría.
Un beso de puente

Claudedeu dijo...

Cierto. Siempre sale a relucir una nueva fecha. La más reciente, el 6 del 6 del 2006. Pasé un miedo del cupón. Pensé que se iba a abrir la tierra e iban a emerger los cuernos del inombrable, pinchando todos los vientres del caduco planeta. Pero no. No pasó nada. Y mi congoja se convirtió en llanto. Un día perdido, agazapado en un rincón tan oscuro que ni yo mismo me veía las huellas dactilares. Por si las moscas. En cualquier caso, me choca la nueva fecha. El rincón sigue en pie. Quizás me oculte ese día. Mientras llegue, carpe diem. Ya tengo un escrito sobre el tema para el estreno de Detrás del ritual. Espero que el fin del mundo no llegue antes, entre alineaciones, alienígenas y aliántropos heteromorfos.

Un fuerte abrazo,
Claudedeu .

MARISELA dijo...

Paso a ponerme al día y me encuentro con esta reflexión tan bonita y madura. Los hombres siempre quieren hacer de Dios, se inventan profecías para asustar y darse importancia delante de otros hombres. Eso son los falsos profetas que Jesús desenmascaró desde el principio, Él dijo que vendrían muchos a hablar en nombre de Dios, mintiendo para meternos miedo; pero para eso mismo nos instruye constantemente a través de sus Evangelios, y nos alimenta con su Eucaristía. El hombre debe estar preparado para la venida del reino de Dios, pero esa venida se hace a través de la entrega personal, a través del amor que entregamos, unos en mayor medida que otros (como los santos,por ejemplo)a los demás y al Señor. Es inútil esperar cuernos que salen de la tierra o estallidos del cielo, todo lo bueno y lo malo que aflora al mundo viene de dentro, está en nosotros. Por eso no podemos descuidarnos, debemos rezar mucho para mantenernos firmes, para no creer a gurúes y falsos profetas. Esa es la llama, la lámpara que Jesús nos dijo que mantuviéramos encendida. Pero es bien cierto que no estamos preparados, pues la transición de la vida consciente a la muerte, para llegar a Dios, nos agobia mucho a los hmbres, pues no sabemos pensar de forma trascendente en la mayoría de las ocasiones. Oremos mucho para no tener miedo, que es el peor enemigo del hombre. Y abracemos la cruz del Señor, pidiendo su misericordia.Besos.

MARISELA dijo...

Se me olvidaba: la música es preciosa, sabes que me encantan los coros e niños, siempre creo que así cantarán los ángeles del Señor. Besitos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...