miércoles, 15 de julio de 2009

¿COMO MANTENERSE A FLOTE?

.
Ante esta tremenda pregunta, siempre se me viene a la cabeza, el famoso poema “IF” de Kipling, pero a veces, hay que reconocer que ni son buenos tiempos para la lírica, ni son tantas las fuerzas que tenemos para mantenernos erguidos cuando todo se desmorona a nuestro alrededor. Permanecer en pié, en este mundo en crisis, es tarea imposible sin ayuda. Nuestros pies están hechos de barro y sin ayuda, la empresa es impracticable.
.
Para que este auxilio más que humano, sobrenatural, acuda en nuestro beneficio, se precisan dos requisitos previos; el primero, sabernos limitados y vulnerables, apartar nuestra soberbia y pedir socorro. Y segundo, abandonarnos, dejarnos llevar por el AMOR, dejarnos hacer, ser flexibles a Su voluntad, saber que Él sabe más y que sólo quiere lo mejor para nosotros.
.
El camino no es recto, tiene muchas esquinas, muchas dificultades imprevistas, incluso algunas que nos provocan incertidumbre, desasosiego e incluso dolor; pero si tenemos clara la meta, estos trances acrecentarán nuestra fuerza y afianzaran nuestra esperanza; porque en cada rincón del sendero, sabemos que está El haciendo camino junto a nosotros.
.
¿Conocéis el viejo experimento científico, del ratón de laboratorio y el laberinto?....
Pues algo así, nos pasa a nosotros; con la diferencia que en cada rincón erróneo, que lleva a un callejón sin salida; si nos dejamos, y no mordemos las mano que nos pretende ayudar, el sabio doctor, que ve todo desde arriba, nos alzará a otra calle de este laberinto que está aún más cerca de la meta final.
Dios es cómo ese gran jugador de ajedrez que nunca pierde partidas, nosotros somos sus piezas, su rey… Él desde arriba, con una misión superior y global, mueve las piezas sabiamente para conseguir la victoria final; nosotros con nuestra pobre visión “horizontal”, a veces no entendemos la jugada, no entendemos el sacrificio necesario de este peón o aquel caballo, solo vemos lo que tenemos enfrente. El tiene una visión superior, y desde arriba, su objetivo, es proteger nuestra Vida y triunfar. El resultado final es lo que importa, tan sólo tenemos que dejarnos mover, incluso a veces sin saber por qué o para qué.
Este abandono de uno mismo en Aquel que nos creó, lejos de ser una negación de la libertad personal, a modo de marioneta, es una afirmación convencida y voluntaria de mi libre albedrío, una confirmación que me ratifica y me acerca a la criatura más extraordinaria que ha salido de las manos de Dios, a Aquella que dio el primer “FIAT”, “hagase tu voluntad, yo soy la esclava del Señor”.
.
Desgraciadamente, es muy corriente no ver en los reveses de la vida, también, la mano amorosa de Dios; sin embargo esas pruebas, aun cargadas de dolor físico o moral, son también empujones a la gloria; el dolor tiene sentido, nada menos que el de la Salvación, y esta, no lo olvidemos, pasa irremisiblemente por la Cruz.
Los grandes santos, los que a lo largo de la historia han seguido a Jesús saben que las grandes contradicciones son grandes bienes, así nos lo enseñó el Maestro, cosido al madero de la Cruz. Por medio de la Pasión, Él venció a la muerte, y nos ha dado la oportunidad de superarla con Él.

.
Es muy grato a Dios el reconocimiento a su bondad que supone recitar un “Te Deum“ de acción de gracias, siempre que acontece un suceso algo extraordinario, sin dar peso a que sea —como lo llama el mundo— favorable o adverso: porque viniendo de sus manos de Padre, aunque el golpe del cincel hiera la carne, es también una prueba de Amor, que quita nuestras aristas para acercarnos a la perfección.” San Josemaría Escrivá, Forja 609.
Pidámosle el don de verlo así, pidámosle aceptar su voluntad en cada paso de nuestra vida, en cada golpe que recibamos. El sabrá compensar todos nuestros sinsabores en una ALEGRÍA SIN FÍN.

* * * * *

2 comentarios:

Militos dijo...

Hay veces que lo único que nos anima a seguir es saber que Él camina a nuestro lado.
Este post tuyo también es un buen acicate para la marcha.
El video ya lo vi hace tiempo, pero mañana lo repito, es muy bueno.
Buenas y solitarias noches.
un beso

Angel dijo...

Tú lo has dicho: "las pruebas son empujones para la gloria" Un post para llevarlo hoy a la oración. Gracias

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...