martes, 25 de agosto de 2009

DE AQUÍ…¡A LA ETERNIDAD! (otoño en el horizonte)

.
Todavía queda verano, lo sé...., pero hoy, no sé, es uno de esos días en que, de pronto, sin saber por qué, el otoño, a mí, me ha llegado antes. Es una mezcla extraña de nostalgias, de morriñas incomprensibles. Mi hoja, sin yo quererlo se ha calado de amarillos, antes de tiempo.
.
Los acontecimientos se precipitan ante nuestros ojos en una sucesión, casi continua de noticias, que podrían hacer tambalear al mismo Job. Hombres y mujeres, jóvenes y viejos, ricos y pobres, cultivados y necios esperan respuestas, soluciones que nunca llegan y que ningún humano tiene, que nadie puede dar.
La gran mayoría de la humanidad anda sin rumbo y por tanto, sin expectativas, sin salidas, sin ninguna tabla de salvación a la que agarrarse. Así muchos esconden sus incertidumbres y terrores tras la indiferencia y el sueño de aprovechar el momento al máximo, en un vano, hedonista y egoísta “carpe diem”, donde el amor no cabe, porque no existe sacrificio.
Pero es inútil huir, incluso para quienes, por sistema, han negado lo absoluto, existen imponderables. El tiempo siempre pone las cosas en su sitio, siempre acaba por llegar el otoño y en una de estas estaciones, el tren se detendrá y la hoja que caiga, ineludiblemente, será la mia…
Y ¿después qué?.... el vacío?, la nada? O….. ¿la vida, en plenitud?
Pues…. Todo depende de lo que se haya buscado y querido, cuando todavía el segundero de la vida funcionaba. Después no hay remedio, no hay vuelta atrás y la palabra eternidad cobra su sentido definitivo.
.
Así que.. antes de que eso llegue, e incluso antes de que los sucesos, a veces tan trágicos, que vemos alrededor nos atenacen o nos confundan, debemos pensar y oír. Es verdad, que hay momentos de sequedad espiritual en los que nos cuesta seguir el camino. Pero nuestra fé no solo, no siempre es cuestión de sentimientos o de certezas, por eso es fé, es cuestión de respuestas y fidelidades incluso en esos desiertos de la vida,
Es en esos momentos de tristeza, de no saber donde, ni por donde, de angustias, cuando cobran sentido la Palabra del Evangelio de este último domingo…:
Señor, ¿A quien iremos?, si TÚ eres el único que tienes palabras de VIDA, ¡y además de VIDA ETERNA!
.
Por eso, con o sin “silencios”, aunque el viento sea fuerte y el frio arrecie los huesos, el propósito está claro: ¡vivir cada día, como si fuera el último!, y sobre todo ¡vivir para la eternidad!
Hacer que en cada momento de mi vida, no me avergüence de lo que he hecho, intentar sentirme orgulloso de cómo he vivido.
Hay una pregunta que me hago a menudo y me ayuda mucho, la comparto:
Si muriera hoy, ¿estaría preparado para morir? ¿Estoy satisfecho de mi vida? o lo que es lo mismo… ¿he amado lo suficiente?...; ...al final, todo se trata de eso…
.
* * *
.
Para finalizar, disfrutad de la soberbia interpretación de Nigel Keneddy del ULTIMO MOVIMIENTO DE ¡¡¡EL VERANO!!! de mi admirado DON ANTONIO, (preludio del Otoño, que ya os pondré cuando dicha estación empiece realmente en los calendarios y no solo en mis sueños)

* * * * *

8 comentarios:

Militos dijo...

¡Pero bueno!, no consiento que anticipes el otoño de esta manera que pareces el Corte Inglés.
Deja a tu Hoja en su sitio, por Dios y no me des esos disgustos, Arcendo de mis amores, no me pongas triste.
Lo de la Eternidad está muy bien, pero el día hay que vivirlo como si fuera el primero de nuestra vida.
Andaba yo por aquí pensando qué escribir y me encuentro con este post nostálgico y melancólico, con lo que ya se acabó toda posibilidad de escribir nada.
Vamos a ver acabo de encontrarme una Hoja por el suelo y una de dos o la recoges inmediatamente o me la llevo a mi casa para siempre.
¿Para eso he estado yo cuidándola cuando estabas de vacaciones?
No sé, no sé, a lo peor te estoy contagiando mis altibajos.
¿Y cómo me voy a dormir dejándote así?
Por favor, por favor... necesito que vengas ahorita mismo a animarme a mi,
Besiños, todos loe que necesites para cambiar esa cara que tienes esta noche.
En el fondo ya lo sé, mañana será otro día...
Más besiños, hermano pequeño

Militos dijo...

POR AHÍ HE DEJADO UN POEMA PARA UN AMIGO.
BESIÑOS

Angel dijo...

Sabia yo que tus hojas empezaban a tomar el color amarillo. Lo he presentido desde anoche, y creo que podría unirme a tu color, pero no voy a permitirmelo. ¿No tenemos suficiente con lo recibido? Vamos a ser justos y realizr nuestra lista de ganancias y pérdidas. Y además, para qué está la noche oscura de San Juan de la Cruz. Se la podía haber guardada para él, ¿para qué las caidas de Jesus? ¿para qué tanto mártir? ¿Y las persecuciones?. Pero si estamos tan bien ante el ordenador escribiendo. Pero si todavía no tenemos ni idea de lo que es ser perseguido por la fe. ¿QUé? Algunos susititos del Zapa y troupe. Menudencias. Acabas de recomendar un libro que me está apasionando. Hoy los mensajes de la Gospa, tienen que hacer que tus hojas resistan . Bueno, me siento ridiculo diciéndote todo esto a TI
Creo es mejor lo que posteé ayer:
Mi abrazo especial es para tí.

Angel dijo...

Tengo que dejar de ser tan impulsivo y volverme un poco más elegante. Perdona por no revisar los errores gramaticales. Le doy compulsivamente al teclado y me como o añado palabras.Pero imagino que lo has entendido. La más rara que he puesto es : Algunos susititos. No tienes que buscar en el diccionario. He querido decir Algunos sustitos. Ahora sí. Arcen: ¡Que vuelvo a abrazarte fuerte!

Fran dijo...

Me pasa igual. Pero cuando pienso que Jesús está entre nosotros me pongo alegre.
Sobre las estaciones, la que menos me gusta pasar es el invierno pero de Don Antonio para mí la mejor es " El invierno", es genial.

Terly dijo...

Querido Arcendo:
Yo que ya de por sí soy proclive a que se me anticipe el otoño, solo me faltaba hoy este post tuyo.
Este vetusto árbol (el mío) que cada vez le van quedando menos hojas en este otoño de la vida, tendré que cuidarlo con esmero para que la savia de su interior (la espiritual) se mantenga cada vez más viva con el fin de que cuando llegue la próxima primavera (la eterna) luzca sus más verdes y relucientes hojas.
Hoy, un melancólico abrazo, amigo.

Alawen dijo...

Yo también me siento como si el otoño hubiera llegado ya. Incluso he cambiado mi imagen de perfil por otra, más sombría pero también más humana y menos distante.
Imagino que los que esperamos en otra Vida nos encontramos algunas veces con esta sensación de anticipación de tiempos sombríos, porque mirando alrededor no es fácil encontrar un punto de referencia en este mundo en el que Dios está cada vez menos presente... pero tendremos que confiar en lo que creemos, y en la primavera futura, sea en el Cielo o en la Tierra.
Muchos besos.

MARISELA dijo...

Ante todo: ¿de dónde has sacado esa imagen tan linda que has puesto? A mí no me "suena" otoñal, todo lo contrario: me imagino a la madre Tierra soplando sobre los árboles, llevándose la hojas caídas con los vientos de otoño (entre ellas, la tuya) para después renoverlas y volverlas a pintar de verde...
No obstante, no me gusta cuando te pones pesimista y tristón...te prefiero combativo y musical, por eso te dedico un vídeo en mi blog...te quiero, hermano.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...