martes, 1 de diciembre de 2009

CANCIONES CON HISTORIA II. NOTAS DE PAZ VERDADERA

.
Aunque no me gusta adelantar las cosas antes de los tiempos previstos, pero ya que hemos empezado el Adviento y que en muchos sitios se empiezan a oír los tintineos navideños, para ir calentando motores, me dispongo hoy a contaros la historia que hay detrás de una de las más grandes canciones de Navidad: "Noche de Paz".
.
Probablemente “Noche de Paz” es la canción, mundialmente más conocida de esas fechas y sin duda una de las más bellas. Este villancico no solamente refleja el verdadero sentido de la navidad, ese que está alejado de la parte comercial, sino que se centra muy principalmente en lo que significa para nuestras vidas la venida de Jesús.
.
Según revelan diversos documentos, este hermoso tema vio la luz a fines del siglo XVIII o comienzos del siglo XIX; recientemente se encontró en Salzburgo un facsímil de la canción que así lo atestigüa. Ese documento es una partitura para dos voces y guitara con letra de Joseph Mohr y melodía de Franz Gruber con fechado del año 1816.
.
Sin embargo, tiene un par de historias a cual de las dos, más aleccionadora.
.
La primera, se remonta a su origen, porque el mundo nunca la hubiese conocido, de no haber sido por una pequeña crisis local.
Los hechos se sitúan en 1818, en la pequeña villa de Oberndorf, Austria, dentro de la Iglesia de San Nicolás. Allí, los ánimos no estaban muy alegres la víspera de Navidad. El sacerdote Joseph Mohr había descubierto que el órgano de la iglesia estaba dañado. Trató de inyectarle aire pulsando a todos los pedales del viejo instrumento, pero no conseguía ponerlo a punto para tan señalada noche.
Además por las fechas, ningún mecánico especializado podría llegar a la iglesia antes del evento, así que el joven cura se encontraba, ante algo inaceptable, no concebía una Navidad sin música.
Mohr siendo más joven, había aprendido a tocar el violín y la guitarra. Así que Mohr se dió cuenta que la única música para aquella noche sería la de su guitarra.
Así pues, se puso manos a la obra, pensando en el nacimiento de Jesús y comenzó a escribir las letras de “Noche de Paz.” Usando simples frases contó la historia del nacimiento de Cristo en seis cortas estrofas.
Para la música, Mohr fué a visitar a su amigo Franz Gruber que era compositor y le pidió ayuda. Le entregó las seis estrofas y le preguntó si podría componer música para guitarra justo a tiempo para la misa del gallo.
Los historiadores dicen que Gruber fué sorprendido por la inocencia y belleza de las palabras de Mohr y rápidamente comenzó a trabajar en la composición musical.
Con apenas tiempo para un ensayo, los dos acordaron que Mohr tocaría su guitarra y cantaría la voz tenor mientras que Gruber cantaría el bajo y el coro de la iglesia se uniría en el estribillo.
Según se acercaba la media noche, los feligreses llenaban la Iglesia esperando escuchar al organista tocar música de Navidad. Pero no fué así y el edificio de la iglesia se encontraba silente. Entonces Mohr explicó a sus parroquianos, que el órgano estaba roto pero que la misa incluiría una nueva música preparada especialmente para esa noche.
Sin su órgano los asistentes experimentaron aquella noche, una memorable y única celebración navideña.
.
El otro relato, es algo más cercano en el tiempo y también tiene que ver con una crisis, esta vez de más envergadura, el primer conflicto bélico mundial. Los hechos concretamente transcurren durante la Nochebuena de 1914 en el frente occidental de la contienda, en Flandes
.
El alto mando británico había ordenado que el día de Navidad fuese como otro cualquiera, pero los oficiales del káiser pensaron que una buena celebración elevaría la minada moral de sus soldados y restaría las del contrario.
Una semana antes hicieron llegar a las trincheras abetos, velas y dulces; y algunos oficiales alemanes, pidieron a sus hombres que durante esas horas, reinara la calma:
En Nochebuena, si podemos evitarlo, no sonará ningún disparo desde nuestras posiciones
Así en aquella noche, empezaron a oírse los primeros villancicos. Al otro lado del frente los británicos escuchaban atónitos. Sin embargo, cuando uno de los alemanes empezó a entonar el Noche de Paz, ¡ambos ejércitos comenzaron a cantarlo juntos!.
.
Los oficiales alemanes no hubieran podido imaginar que aquel ambiente festivo se fuera a propagar al bando enemigo, pero así fue, los germanos desde sus trincheras gritaron “Merry Christmas” y los británicos contestaron “Frohe Weihnachten”.
Lo maravilloso fue que, esa noche, posiblemente inducidos por la canción de Mohr, y Gruber, afloraron en las almas de aquellos soldados, todos los buenos sentimientos de una verdadera hermandad, en una Navidad única en la Historia. Y eso ocurrió durante una de las mas crueles guerras de la historia, donde hubo millones de muertos. Lo fascinante es que aquella noche, si quiera por unas horas, si que fue una auténtica e inesperada, Noche de paz.
.
* * *

* * * * *

7 comentarios:

maria jesus dijo...

Muchisimas gracias Arcendo. Tengo que mejorarlo pero ya he aprendido, me lo explicaste perfectamente, es que soy torpona y encima no se inglés, así que he tenido varios fracasos y una labor detectivesca hasta que averigüé donde estaban los parámetros que me decías.
Preciosa Noche de Paz. Voto por Plácido Y Elvis, aunque es bonita en todas las voces.
Sigue ilustrándonos, me encanta. Un abrazo

Militos dijo...

Pues ya pensaba yo explicar a María jesús cómo se hacia lo de los videos, ya veo que a ella si se lo has enseñado, pero yo te lo pedí un par de veces y nada, hasta que no vino mi hijo de inglaterra no pude aprenderlo. Luego que me enfado...

A mi tampoco me gusta anticipar la Navidad para eso ya está el Cte Ing., pero las dos historia, son ideales. Lo más impresionante es la sencillez de la letra de Noche de Paz y cómo ha prendido en todo el mundo. Es una muestra más de que la Navidad cuanto más sencilla mejor porque así lo que de verdad resalta es la venida del Niño Jesús y la familia de Nazaret.

Besiños. mal queda

soy el que soy dijo...

me parece precioso y esperanzador lo que has contado, arcendo, ojalá pase siempre, y no solo en nochebuena, ojalá la gente valore siempre la paz, eso sí es cristianismo, eso sí es obra

icue dijo...

Muy buena tu forma de calentar motores, para el tiempo que vivimos y el que se acerca.
Como siempre muy acertada tu elección del tema.
Un abrazo

Militos dijo...

Vecino: pero tú has podido tomar en serio mi comentario de anoche, hombre ya sé que no puse el consabido jajaja..., pero ¿cómo te iba a reprochar en serio lo que te pedí directamente hace más de un año?
No te enfades y menos en este post tan bonito de noches de paz, perdoname, ya sabes lo mala que me vuelvo por las noches.
He decidido no volver a comentar a partir de la 00:00, ya me he dado cuenta que me vuelvo peligrosa, en un sentido o en otro.
Besiños de reconciliación, si tú quieres.

Angelo dijo...

No sabes la cantidad de cosas que llevo aprendidas desde que te leo. Eres toda una fuente de información y además de interesante, de la buena. Me ha encantado. Hoy no puedo escoger entre los videos. Cada uno en su estilo son dignos de calificarlos con un 10. Un abrazo

Militos dijo...

Y además nunca, nunca, me sentiría rencorosa porque ayudaras a mi querida María Jesús que se merece todo nuestro apoyo en todo.
Besiños

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...