jueves, 24 de junio de 2010

ANTES DE IR AL RASTRO.

.
Desde hace unos años, siempre a finales del mes de agosto y primeros de septiembre, en esta casa tiene lugar un curioso ritual, del cual este año, creo tampoco me voy a librar.
Allá por esas fechas, normalmente se inicia la Liga de fútbol en España, y muchos chavales, el mío incluido, se afanan por completar la colección de cromos, con los nuevos equipos y los más flamantes fichajes.
Mi hijo va creciendo cada vez más, por eso creo que, desgraciadamente, ya cada vez me queda menos tiempo para compartir esta y otras cosas con él; por eso, cada año yo también llevo esto, con más entusiasmo y le ayudo como puedo, en esos menesteres. Juntos hacemos la lista de los que le faltan, vemos los “repes” e incluso, yo mismo,cambio con otros padres que también les pasa lo mismo que a mi. Jajaja.
Todas esas circunstancias que ya he vivido, anteriormente con mi hija mayor, todas esas “tonterías”, en alguna medida, me parecen importantes; me gusta interesarme por ellos, implicarme en sus gustos, ayudarles y luego… cuando pasan los años, recordarlo con algo de nostalgia y mucha alegría interior.
.
En esos primeros años de vida, en los que los hijos necesitan más de ti, es importante estar, pero una vez…., que van dejando ciertas cosas como las muñecas y los cromos, es tiempo de saber, que también es bueno ir soltando amarras, aunque cueste.
Es entonces cuando la labor del padre o de la madre pasa a aconsejar, a veces discrepar, porque…., tener alguien en contra es bueno para pensar; pero no ya, a dirigir.
A veces, aunque sepan que estamos ahí, es bueno que se la peguen por sí solos, porque de los golpes también se aprende; solo saborea el triunfo plenamente quien también ha conocido la derrota.
La labor de ser padres es creo... cuando se hace más difícil, es un toma y daca complicado, en el que siempre, es imprescindible la mejor de las ayudas, hay que meter a Dios en todo eso... para saber por que camino tirar. Con Dios, todo se allana, creedme.
.
Pero dejad, después de esta divagación..., que siga con mi anécdota de los cromos, porque este año hay mundial de fútbol y también hay colección de este evento balompédico y ¿Cómo no?, también ME toca hacerlo.
Bien, pues uno de los “truquis” que los papis tenemos para acabar pronto la colección, sin gastarse mucho dinero es cambiar cromos, los domingos en El Rastro de Madrid.
El Rastro, para el que no lo sepa diré que, es un gran mercadillo popular en el que hay de todo y a todos los precios y que el principal atractivo para los chavales, es que allí se juntan cientos de chicos con sus cromos repetidos y se pasan la mañana cambiando. Más de uno, sale de allí, con la colección casi hecha.
Bien, pues a nosotros, a mi, me tocó ir este domingo pasado y ya ¡nos faltan solo 15 estampillas!, que además deben ser las más difíciles. Todavía me tocará ir otro domingo más…. ¡seguro!
.
Pues, lo que hoy quiero contaros; tiene mucho que ver con ese tira y afloja, de padres e hijos…., es algo que me ocurrió esa misma mañana de domingo.
Resulta que, cuando hacemos un plan de este tipo y es domingo, como es lógico, siempre pensamos en la misa. Ese día, mi hijo y yo hicimos los cálculos mal y no nos daba tiempo de regresar al barrio y oír misa con el resto de la familia. Así que tiré de móvil y le dije a mi mujer que ellas se fueran solas a la Parroquia, que mi hijo y yo iríamos a una Iglesia que estaba próxima a donde estábamos…., así fue.
Me gustó mucho la Iglesia, la homilía y la celebración en general. La decoración era moderna pero sobria y elegante, pero lo que más me llamó la atención fue una preciosa vidriera llena de colores, que inundaba de luz y de colorido buena parte del templo.
Era un mosaico de piezas de grandes piezas de cristal que representaban al Espíritu Santo y saliendo del mismo un montón de rayos que iban hacía todas las esquinas. Me hizo pensar.
.
Después de la Misa, haciendo el rato de acción de gracias…, medité sobre esa idea. ¡Que gran mosaico somos la Iglesia!. Cada uno de su color, de su tamaño, unos más grandes, otros más pequeños; unos más claros, otros más oscuros; algunos más romos y otros más cortantes…, pero juntos que gran mosaico hacemos. Hacemos una unidad colorida por donde la Luz traspasa e ilumina. Así debería ser. Distintos y unidos. Cada uno de su padre y su madre, y todos de Dios. Me gustó la idea y le empecé a dar vueltas….
¡Somos católicos, universales!, de todas las vocaciones, de todos los carismas, de todos los continentes, de todas las razas y grupos étnicos… sin distinción, todos del primero al último, hijos de Dios y hermanos entre nosotros. ¡Que gran cosa es nuestra Iglesia!
Aún así, dos mil años después, todavía nos cuesta apreciar las legítimas diferencias en la manera de expresar la fe. Siempre que no amenacen a la Iglesia, la fortalecen. El fiel de la balanza y la referencia SIEMPRE es Roma, Pedro como Pastor Supremo marca la pauta. Teniendo esto claro, habrá que admitir y defender que eso de… Unidad en la diversidad además es un concepto muy… trinitario.
.
Al cabo de un rato, estaba en esos pensamientos tan teológicos, cuando mi hijo me sorprendió (como dice Angelo tantas veces…, que grandes lecciones nos dan nuestros chavales)…., “Papá, tenemos que decir a mamá y a todos que vengan a esta iglesia a ver estos colores y lo bonito que está todo aquí”, y añadió… “los pobres que no lo sepan, no lo van a disfrutar…; hay que decírselo, si no se lo decimos, será nuestra culpa”….
Confieso que sentí un escalofrío….
,
Ante eso, cualquier pregunta tipo “¿Deben los cristianos dar testimonio de su fe?”, me parecen absurdas….
El apostolado, la nueva evangelización no sólo es legítima y conveniente, sino NECESARIA, prioritaria, es un compromiso de CARIDAD y de AMOR.
Todos somos el gran mosaico. Los colores de Dios son la verdad, el bien, la belleza; la luz, la vida; en una palabra, la plenitud de salvación, y deben ser conocidos por todos, esa es nuestra misión, posibilitar QUE TODOS VEAN Y DISFRUTEN DE LOS COLORES DE DIOS.
Desde la libertad, la amistad y la comprensión. Desde la tolerancia y el respeto.
Todos formamos parte del gran mosaico pero Dios puede salvar a los hombres mediante caminos que sólo Él conoce por eso cualquier intento de presión, de convencer, coaccionando, además de inducir al rechazo más absoluto, limita la libertad. Dios, es todo lo contrario a la imposición. Dios es consejo y libertad, es amor, ¡Dios es PADRE!.
.
En definitiva, aquel domingo salí de aquella Iglesia convencido de que el cristiano seguro de su fe, debe dar testimonio con la propia vida, acompañado por la palabra oportuna pero siempre teniendo en cuenta las diversas situaciones de las personas y también…., a cada persona.

Estas y otras historias; estos y otros pensamientos me surgieron este domingo pasado, antes de ir al Rastro.

* * * * *

9 comentarios:

Militos dijo...

Dios mío, Arcendo, esto no es un post, es un compendio, aqui te daba para cinco o seis o más.
Así que te lo comentaré poco a poco.
Empezaré por el principio:
En cuanto a los cromos, no sabes como te entiendo, En casa hemos hecho toda clase de colecciones, pero nunca se me ocurrió ir a cambiar al rastro, si en los colegios, amgos y vecinos. ¡Lo que me he perdido! si te llego a conocer antes...
De todas formas a lo mejor puedo aprovechar para poner en circulación mi propia colección de cromos, ya sabes a la que me refiero ¿No?
Lo que dices de los hijos es lo mejor que se puede hacer en esas edades, aficcionarnos a sus propias aficciones, sin agobiar ni estando demasiado encima, pero siempre a "tiro." No me cabe duda que tú lo sabes hacer mejor que nadie porque metiendo a Dios as cosas se ven con más claridad y se hacen con mucho más amor.

bueno, querido, mañana sigo...
Besiños camperos, que Dios te acompañe y te me guarde.

BRUCE dijo...

Sus hijos serán muy buenos marineros o mejor dicho capitanes de sus propios barcos por haber tenido un padre como ud. por lo que intuyo.

Dar testimonio de fe, por supuesto, pero más importante y más dífícil es el testimonio de nuestra propia vida, luego la palabra oportuna, será oportuna o no lo será, pero lo primero el ejemplo.

"LAS PALABRAS MUEVEN, LOS EJEMPLOS ARRASTRAN"

Guerrera de la LUZ dijo...

Una reflexión maravillosa Arcen, es súper bonito conocer a fondo esta gran verdad, la de la Universalidad de la Iglesia, ojalá todos meditásemos muchas veces sobre ello, muchos se ahorrarían escandalizarse por como actúa este o el otro: nos guía el Espíritu Santo y cada uno pone en órbita sus propios carismas para servir desde su propia circunstancia. Caben todos los colores en este amplísimo abanico, incluso algunos que ni hemos visto nunca.

Yo también voy mucho al Rastro desde pequeña, a mi padre le encanta, nos llevaba muchos domingos y ahora le llevamos nosotros a él con la excusa de los cromos de mi niño. Que puede haber más castizo que ir al Rastro un domingo por la mañana y luego unas tapitas por Latina! es un planazo.

Mil besos. Gracias por este post tan lindo.

Guerrera de la LUZ dijo...

Estoy entusiasmadísima con el nuevo diseño de tu blog, y si vieras como se ve desde mi equipo nuevo..... QUE COLORES!!!! ya te mandaré una foto de tu portada.

Te ha quedado divino.

(estrenando nave espacial) Houston me reciben? :P

PD: Blogueros con el Papa!!! vennnnnnnnn jo

Guerrera de la LUZ dijo...

oyoyoyoy esas hojas ahí arriba... no hay palabras...

¿Sabes que la Reina de la Paz dijo una vez en Medju que donde estaba el viento ahí estaba Ella? que el viento era su signo.

Militos dijo...

Antes no me dejaba ver el banner, aquí tengo que conformarme con lo que me toque, ya es suficiente con que pueda leer, pero ahora me lo llevo para esa colección de que te hablaba, es de lo más pintoresco, me encanta, aunque no se ve bien que es lo que regalan por un libro ¿O es al reves? jaja...
Besiños incambiables en el Rastro.

Juanjo dijo...

Esa foto del rastro que has puesto, es un poco cutre ¿no?.

Militos dijo...

Ya veo que has escrito otro post ¿Así cómo voy a terminar de comentar éste?
Se me acumulan los deberes, querido,ya te dije que soy de a poquitos.

Espero que no te tomes esto como una crítica jajaja...es broma, cielo. Tienes toda la razón, cada uno que haga en su casa lo que quiera y Dios en la de todos.
Eres lo mejor de la blogosfera y te quiero, no por ser el mejor, sino por ser tú.
Besiños del cuore.
¡Qué bien te explicas!
Luego vuelvo que ahora tengo mucho trabajo casero, pero quería aprovechar la cobertura.

Gran Visigoda dijo...

De todo me quedo con : "...el cristiano seguro de su fe, debe dar testimonio con la propia vida...".
No entendería que pudiera ser de otro modo, si solo nos limitasemos a la palabra estas correrían el riesgo de parecer huecas a veces.
Ah! y lo de involucrar a Dios en la educación de los hijos a mi por lo menos mejor resultado no me ha podido dar.
Acudí a Él en el mismo momento en que le vi la carita a la primera que nacio y le pedí y pido cada día de mi vida que me enseñe el camino correcto, que me enseñe la forma de saberlos llevar hacía Él.
Por otro lado gracias por los recuerdos que me has traido, de pequeña yo iba al rastro con mi padre a cambiar los cromos y luego ya de adolescente casi todas las mañanas de domingo me acercaba por alli, guardo verdaderos tesoros encontrados en sus puestecillos,entre ellos un Crucificado....algún día hablaré de el. Muchas gracias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...