lunes, 5 de julio de 2010

NUEVOS CHESTERTONIANOS

.
Alguna vez se me escapa algún suspiro furtivo por la escasez de nuevos Chestertons. Por supuesto, estoy hablando de intelectuales de talla, que además de católicos convencidos y comprometidos, sean ingeniosos y hábiles en la manera de plantear las cosas, siempre con el mejor humor y con la humildad suficientes para poder lidiar contra todo lo que tenemos encima.
.
En este caso, mi cabeza se va a tres personas. Segura y afortunadamente habrá muchas más, pero mi memoria y la “res” mediática me hacen recordar, en este momento, solo a tres, y además uno de ellos, ni es católico. En este caso, me estoy refiriendo a Cesar Vidal, que es protestante declarado; eso sí, buen cristiano, brillante periodista y prolífico escritor.
Los otros dos, que llenan mi escasa lista, son Juan Manuel de Prada y mi amigo Miguel Aranguren.
De, De Prada, confieso que he leído poco, salvo muchos de sus artículos en prensa que siempre me hacen pensar y sacar conclusiones positivas. Tengo pendiente, para este verano, su último libro, que solo por el título, promete: “Nadando contracorriente
De Miguel, ¿Qué voy a decir?, que es un todoterreno, un hombre del renacimiento, pinta, dirige, escribe, sugiere, enseña…. En todas sus obras, nunca falta esa pincelada chestertoniana de profundidad, agilidad y buen humor… No sería yo capaz de recomendar ninguna de sus obras en particular, sino su obra en su totalidad:
http://www.miguelaranguren.com/.
.
No quisiera cerrar este post de nuevos chestertonianos, sin nombrar, por afinidad, la obra de otro grande: José Luis Martín Descalzo.
Martín Descalzo, nos dejó en 1991, pero su obra, al igual que la del orondo y brillante converso inglés, sigue totalmente fresca y vigente.
Fue Martín Descalzo, escritor, periodista y…. sacerdote. Y fue quien, gracias a sus libros y sus cientos de artículos mantuvo una dignísima presencia del pensamiento cristiano en la prensa española y en la vida social e intelectual, que todavía perdura.
.
¿Que... a que viene este artículo?, pues os debo decir que es fruto de una gozosa casualidad (¿dioscencía?). Ayer, tuve la suerte de reencontrarme entre los libros de mi biblioteca las “Razones para la Esperanza” del Padre Martín Descalzo. Y una vez más, me quedé absorto leyendo y disfrutando de algunos de esos aforismos que hoy comparto con vosotros y que, desde luego, son totalmente aplicables para estos tiempos que corren:
.
- Impón a ese maldito exceso de trabajo que te acosa y te asedia algunas pausas de silencio para encontrarte con la soledad, con la música, con la naturaleza, con tu propia alma, con Dios en definitiva.
.
- La vida es dolorosa, dramática, magnífica. Dolorosa, porque siempre se vive cuesta arriba. Dramática, porque en cada instancia nos jugamos nuestro destino. Magnífica, porque todo es un don, un don de amor. Sin que importe que las raíces sean oscuras, porque sabemos que mientras ellas pelean bajo tierra, ya hay un pájaro cantando en sus ramas.
.
- De nada serviría ser libres para pensar si luego no pensamos nada; libres para opinar, si luego sólo opinamos sobre equipos de fútbol; libres para construir nuestras vidas, si luego las malgastamos en la rutina.
.
- A mi me encanta la gente que ama, aunque yo no comparta sus ideas. Porque sé que el amor es la única carta que llega siempre a su destino, aunque tenga la dirección equivocada.
.
La pena es que un grandísimo escritor, como Martín Descalzo, pueda caer en el olvido. Yo por mi parte, haré lo posible porque no sea así.
«Al hombre de cada siglo le salva un grupo de hombres que se oponen a sus gustos.» Esta frase de Chesterton es una ley histórica que hoy tiene más sentido que nunca, y que se hace vida y necesidad tanto en Martín Descalzo, como en todos los otros buenos pensadores que hoy, hemos nombrado aquí.
¡Ojalá hubiese más chestertonianos, como ellos!
.
* * *
AL DIOS DE LA FÉ
Una poesia religiosa de José Luis Martín Descalzo

* * *

EL MAESTRO CHESTERTON

* * * * *

7 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Arce, las monjas nos acordamos mucho de Martín Descalzo, la bibliooteca está bien provista de sus libros. No se olvidará tan facilmente su persona ni su obra.
Con ternura
Sor.Cecilia

E. Baregó dijo...

Lindo post. Me llevo las frases que nos coloca. Sin duda, Martín Descalzo es un gran referente.Lástima que a veces solo escuchamos que son grandes autores y nos nos metemos a nutrirnos de su riqueza. La invitación y su tarea es loable , pues nos está diciendo que no dejemos en el olvido la verdad y la belleza que nos transmitio este gran autor.Gracias.

Angelo dijo...

Disfruté cuando leís Razones para la fe, razones para la esperanza, razones para sonreír. Todas sus páginas eran magistarles. Estoy intentando recuperarlos y volverlos a disfrutar. Mi hijo mayor despertó en mí el deseo de conocer a Miguel Araguren. Chesterton sin palabras. De Prada, sólo de arículos. César me gusta más como periodista que como escritor. En fin una buena selección para retomar este verano. Un abrazo

Militos dijo...

En la tertulia filosófica de Libertad Digital, coincidian Agapito y Albiac que lo que más falta en España es el sentido del humor y la buena sátira. Esto coincide en cierto modo con el fondo de tu post, por eso se echa de menos a Chesterton y otros grandes.
Juan Manuel de Prada encaja en la línea de Chesterton. su libro es una muy buena recopilación de sus artículos y hay que reconocer lo mucho que ha ganado en los últimos años. Su novela "El séptimo velo" también me gustó bastante, trata la memoria histórica muy bien.

A Miguel, gracias a ti ya le conocemos y es genial en toda su obra.

Cesar Vidal nos encanta, con reservas por sus escritos sobre La Virgen, pero hemos leído casi toda su obra, buenísimo, documentado y ameno.

Dejo para el final a Martín Descalzo que no sé como no está ya beatificado, sus artículos eran maravillosos, ayudaban mucho y todas sus poesías me encantan y animan a rezar.

También a ti te encajaría en el ámbito del inglés, sin dudarlo.

A todo esto: Hola Arcendo, no pudimos salir hoy por revisión de Julio. Reza un poquito porque ahora anda un poco mal de un ojo, parece que tiene infección de tanto manejar el oléo para pintar.

Saldremos mañana, si Dios quiere.
Me alegro mucho haber pillado este post aquí y no en el campo, a lo mejor no podía disfrutarlo.
Me encanta cuando nos ilustras en las Artes.

Besiños concordantes con estas opiniones.

Te dedicaré, como siempre, algunos largos de piscina, espero que lo notes, querido Chestertoniano.
Y pensar que podías haber aceptado mi premio con ese título...
No tienes remedio, pero es imposible dejar de quererte

Militos dijo...

Observo, querido, que has quitado las letritas, o también será cosa de mi ordenador que sigue sin querer mostrar las hojas al viento.
Me entró a la primera el comentario, pero por mi no lo hagas, ya que paciencia no me falta y si con ellas te evitas los anónimos de publicidad, pues tan contentos, a no ser que les ocurriera lo mismo a los demás.

Besiños, Arcendo

BRUCE dijo...

"QUIÉN NO CREE EN DIOS, NO ES QUE NO CREA EN NADA, ES QUE SE LO CREE TODO"

Famosa frase de tantas de Chesterton.

Me encantan De Prada y Vidal, he leído varios libros de ambos, pero del otro señor no he leído nada.

Un saludo!

FRAN dijo...

Muy interesante, amigo.
Tienes razón en lo que dices: se echan en falta intelectuales católicos que no sean aburridos, sino que defiendan nuestra fe con ingenio y valentía.
Un saludo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...