martes, 31 de agosto de 2010

UN EJEMPLO EN PROFUNDIDAD

.
Han pasado ya algunos días, y todo el mundo conoce la historia de los mineros chilenos atrapados en el yacimiento de San José, en Atacama. Las últimas noticias dicen, que ya han empezado las tareas para acortar los plazos de un rescate que se esperaba largo y costoso.
Estos 33 hombres, mientras tanto, resisten como pueden y como saben…, al parecer, de alguna manera, reciben agua y víveres; sin embargo ahora, el principal factor de preocupación además de la mala nutrición y la salud, es la fortaleza psicológica que estas personas puedan tener para soportar un encierro tan prolongado.
.
Todas estas cuestiones que, últimamente ocupan parte de los telediarios, nos impactan y nos hacen rezar por ellos…, para muy pocos, pasarán desapercibidos. Pero lo que hoy, me ha hecho traerles a este blog, y lo que de verdad me emociona, es el ejemplo de fé y esperanza, que nos están dando.
Lo que yo no quiero que se pase por alto, lo que yo no deseo que se olvide, es el testimonio vivo de una fe admirable, viva, incluso en las condiciones más extremas.
Me conmueve la fuerza interior con la que están afrontando esa situación. En vista de las imágenes que se están transmitiendo por televisión se observa una gran capacidad de organización, en la que prima sobretodo, el ayudarse unos a otros y el no perder la esperanza.
.
En el vídeo se puede ver el interior del refugio. Las imágenes muestran un botiquín, estantes, una mesa así como el lugar donde guardan el agua potable.
"Acá lo tenemos todo bien organizadito. Por acá tenemos un dominó. Este es el lugar donde nosotros nos entretenemos, hacemos una reunión todos los días, planificamos. Acá oramos", indica el minero que le va explicando el entorno a la cámara.
.
Atención a la frase ¡ACÁ ORAMOS!..., me dejó de piedra…, ya sé de donde les viene la fuerza. ¡Que gran ejemplo a 700 metros de profundidad!
Por eso escribo este post, porque me gustaría gritarles ánimos desde aquí, desde lo que parece la superficie, y no sé si lo es….
Queridos mineros chilenos, ustedes rezan ahí. Y nosotros rezamos por ustedes desde aquí. Que Dios les bendiga y les ayude.
.

* * * * *

4 comentarios:

Angelo dijo...

Amigo mio. Realmente en este mes de agosto mereces el premio a la dedicación bloguera, y además con la nota de sobresaliente. No hay ni uno solo de tus post que me haya dejado indiferente. Ni los musicales que no he podido comentarte.

El que nos traes sobre los mineros es de impacto. Me alegra que hayas mencionado lo que a mí también me ha tocado. Cuando escuché que mostraba el lugar de oración, dí gracias a Dios por mantenerlos en la fe. Me recuerda a la tragedia de los Andes, donde los supervivientes se reunían en condiciones infrahumanas para orar juntos. ¡Que lección para este mundo! ¿Y no es así?Solo en la oración se encuentran las fuerzas para seguir, para confiar, para esperar. Que Dios te bendiga también a ti por el bien que nos haces.Un fuerte abrazo.

Militos dijo...

¡¡NO ME LO PUEDO CREER!!
Acabo de llegar a Madrid y ya tenía el borrador para publicar esta noche sobre estos pobres mineros que me han llegado al alma y que poco nos acordamos de ellos.
¿Qué hago?
No puede ser que seamos tan hermanos, jajaja,,,En cuanto te vi en mi lista, con ese título me figuré que ibas con el mismo tema.
Ahora no tengo tiempo de comentarte, lo haré más tarde, pero quería protestar por comerme el terreno, así no vale
Aunque te me hayas adelantado creo que lo publicaré, claro que voy a quedar a la altura del betún, como se decía antes, a tu lado.
Bueno un poco de humildad no viene mal.

Besiños de hermana acomplejada

Militos dijo...

Todavía no he publicado nada y dudo ya de hacerlo. Acabo de leer despacio tu post y querido, creo que lo has dicho todo. Me ha emocionado tu manera de enfocarlo, se nota que a ti también te han impactado.
Ese rincón para orar es lo que les sostiene, estoy segura que Dios les escuchará y escuchará nuestros ruegos.
Desde tan lejos no podemos hacer otra cosa que arroparles con nuestros rezos

Doy gracias a Dios por su fe y por tu corazón.
Besiños conmovidos

BRUCE dijo...

Pues acá no podrían orar porque nuestras minas son laicas, y ya zapatero prohibió tener crucifijos en la minas.

En Medjugorje durante el gobierno comunista de la antigua ex-Yugoslavia, a los videntes ya no es que se les prohibierna hablar de Dios en la escuela,es que se les cacheaba por los profesores para que no llevaran nigún crucifijo ni al cuello interiormente de forma no visible.
La imbecilidad humana elevada al cuadrado, no al cubo.

Dice una frase de la guerra que:
"EN LAS TRINCHERA NO HAY ATEOS".

Dios que nos quiere mucho, sabe que a veces no le queda otra que permitir desde derrumbes en el interior de las minas hasta la cruel guerra, y por más que algún confundido piense, no es porque Dios sea cruel, sino porque el hombre es terco.Muy terco.

Hoy me acordé de ellos antes de la misa y la ofrecí por ellos, así como el rosario. Que no se nos olvide.

Puede que el aire les llegue con dificultad, luz ninguna, pero oraciones llegan todas con facilidad. Da igual 700 metros bajo tierra, que al otro lado del planeta.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...