viernes, 8 de octubre de 2010

VALORES, PRINCIPIOS... o la falta de ellos.

.
Ya hasta lo reconoce el bobo solemne que lo negaba…, ¡Estamos en Crisis!
Todo el mundo habla de ella, a todos nos afecta. Acabo de leer que en épocas como esta, se nota cierto incremento de pacientes en los consultorios de psicólogos y psiquiatras de la Seguridad Social. No es extraño que el paro y el no poder llegar a fin de mes con la hipoteca pagada, sea la principal causa de stress, ansiedades y depresiones.
Me cuesta decirlo, me duele reconocerlo, a mi alrededor, en la calle, en el metro, en la panadería, cada vez veo más caras largas, a veces muy malos modos y cierta tristeza….
.
Sin embargo, yo no pienso que toda esa angustia sea solo por la crisis… económica.
Hay otra crisis mucho más grave, más profunda, posiblemente la que ha generado esta; probablemente, de la que será imprescindible salir, si queremos superar la que estamos.
Y es… ¡la sustitución de los valores!, la falta de principios…, y esa sí que es una gran catástrofe. Un desastre que si deja posos de verdadera tristeza...
.
Aún así, yo no creo en una falta de valores radical, para ser exactos, quizá debiéramos decir que se han perdido los valores que teníamos antes, lo cual implica, no tanto que no existan ya valores (que los hay) sino que se ha producido un profundo cambio en los mismos:
El respeto, el valor a la dignidad y el reconocimiento a las buenas obras, independiente de donde vengan, la humanidad entre las personas, son hechos que marcan el rumbo de una sociedad. Todos esos Valores de una sociedad más humanizada, deben regresar lo antes posible, porque se han sustituido por otros más dañinos, mucho más perversos.
¿Hay falta de valores? Sinceramente, creo que no. ¿Valores equivocados? Parece que sí, esa perversión de valores no está nada lejos, de lo que la Biblia llama pecado.
.
Porque lo más grave de todo es que se ha perdido a Dios. Y la negación de Aquél que nos sostiene, es la pérdida más grande de todas, aunque nadie hable de ello.
Si tuviéramos a Dios no nos importarían tanto las demás cosas. Dice el Beato Rafael:
“Perfecciona tu vida interior y verás como la exterior no te quita la paz”
Ese es el principio fundamental…. La solución viene de dentro, de cada uno…, : ¡Ahí empieza todo!

.

* * * * *

4 comentarios:

Ramón en http://nocheoscuradelalma.wordpress.com/ dijo...

totalmente de acuerdo.

Militos dijo...

¡¡Claro como el agua!!

Es que los valores sólo lo son en relación a Dios, lo humano por lo humano, digan lo que digan, no sirve, por eso contemplamos tantas atrocidades.
Los Psicólogos y los psiquiatras no deben estar en crisis, sino en pleno auge, en parte porque se ha abandonado el confesionario.
Y siento una pena tremenda por este género humano que va a la deriva... sólo Dios, con nuestro granito de arena o nuestra gotita de agua, puede remediarlo.

Gracias por tu sabiduría, aunque no quieras admitirlo.
Besiños madrileños, a Dios gracias

Maria del Rayo dijo...

Si supiesemos amar.
Besos

Bruce dijo...

Quizás yo sea de otro planeta o quizás de de otra época a pesar de tener tan solo 36 años. Cuando yo tenía 15, devoraba los libros de Bernabé Tierno sobre los VALORES, creo que tengo prácticamente todo lo que ha escrito este hombre.
Nadie me lo enseñó, nadie me lo impuso, simplemente algo en mi interior me decía que eso era VERDAD!!

Quizás el raro sea yo o quizás la mayoría no tenga por qué tener la razón ni mucho menos simplemente por el hecho de ser mayoría y la tenga yo.

Y estoy de acuerdo con Militos, más confesionario y menos tranquilizantes y antedepresivos, psicólogos y psiquiatras y tonterías.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...