jueves, 25 de noviembre de 2010

DIOS PADRÍSIMO

.
Hace tiempo descubrí este cuentito corto, No sé quien es su autor, solo me hizo gracia y lo guardé.
Es un relato de ingenuidad..., casi infantil que, a veces, tiene grandes ideas para llevarlas a la oración, por eso quiero compartirlo hoy con todos.
Pienso que, pese a que tiene alguna “inexactitud”, en regla general se ajusta bastante a la idea del Dios Padre, Providencia silenciosa, que siempre está ahí, amorosamente imperceptible, ocupándose de cada cosa.
.
Vamos leedlo, y veréis que DIOS más que Padre, como dirían mis hermanos HISPANOS (por sabia rectificación de Mili).... es PADRÍSIMO jajaja. Espero que os guste….
.
ME ENCANTA DIOS
.
Me encanta Dios. Es un viejo magnífico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega, y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna o nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe con las manos.
.
Nos ha enviado a algunos tipos excepcionales como Buda, o Cristo, o Mahoma, o mi tía Chofi, para que nos digan que nos portemos bien. Pero esto a él no le preocupa mucho: nos conoce. Sabe que el pez grande se traga al chico, que la lagartija grande se traga a la pequeña, que el hombre se traga al hombre. Y por eso inventó la muerte: para que la vida —no tú ni yo— la vida, sea para siempre.
.
Ahora los científicos salen con su teoría del Big Bang... Pero ¿que importa si el universo se expande interminablemente o se contrae? Esto es asunto sólo para agencias de viajes.
.
A mi me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. Y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí que ha hecho —frente al ataque de los antibióticos— ¡bacterias mutantes!
.
Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble.
.
Mueve una mano y hace el mar, y mueve la otra y hace el bosque. Y cuando pasa por encima de nosotros, quedan las nubes, pedazos de su aliento.
.
Dicen que a veces se enfurece y hace terremotos, y manda tormentas, caudales de fuego, vientos desatados, aguas alevosas, castigos y desastres. Pero esto es mentira. Es la tierra que cambia —y se agita y crece— cuando Dios se aleja.
.
Dios siempre está de buen humor. Por eso es el preferido de mis padres, el escogido de mis hijos, el más cercano de mis hermanos, la mujer más amada, el perrito y la pulga, la piedra más antigua, el pétalo más tierno, el aroma más dulce, la noche insondable, el borboteo de luz, el manantial que soy.
.
A mi me gusta, a mi me encanta Dios. Que Dios bendiga a Dios.
.
* * *

* * * * *

12 comentarios:

Alter ego dijo...

Hola Arcen,?sabes algo sobre el libro del Papa,escrito por el periodista?

blumun dijo...

Tierno, infantil y bonito, pero a mi me encanta, y es que explicar lo que es Dios con palabras grandilocuentes, creo que a Dios no le pega y hasta puede que no le guste.
La humildad es uno de sus enseñanzas, y para hablar de El hay que decir cosas que entendamos todos.
Cosas que caben en una tertulia de gente sencilla y directa.
Un besito Arcendito :)

ARCENDO dijo...

Como siempre, gracias a todas/os por visita y comentarios.

Querido Alter, Con respecto al libro del Papa no sé más que lo que han publicado los medios. Militos ha colgado hoy un vídeo que dice que ya ha salido a la venta, al menos en Italia, pero no sé si aquí también.. Te dejo el enlace:

http://loreto1945-militos.blogspot.com/2010/11/luz-del-mundo.html

ABRAZOS A TODOS.

Militos dijo...

Así es mi "Diosito", como dicen también los hispanos, me gusta más que "latinos"
me ha encantado, igual que me encanta Dios.
Besiños de voy tirando

Gran Visigoda dijo...

El cuento una preciosidad , todo ternura... de principio a fin.
La música... bueno no puedo ser imparcial, tengo algún conocido entre el grupo y escuchar la misa de la alegría cuando esta se presento en directo en la catedral de Sevilla fue algo indescriptible.
Sobre el libro del Papa puedo decir que ya estaba a la venta, esta misma mañana en la Libreria San Pablo al precio de
14,95 € .
Un saludo.

gosppi dijo...

Pienso que sobre todo se pasea jugando por la tierra...y está incrustado en todo lo que tenemos alrededor y dentro de nosotros, pero se hace magnifico y Omnipotente sobre todo en nuestra Debilidad, de esta clave:La Debilidad, arranca lo mas genuino del SER de Dios...Precioso lo que escribes....

Bruce dijo...

De pequeño yo le tenía terror a la tormenta.
Sin embargo un tío mío siempre me decía que no debía tener miedo porque el ruido de la tormenta se producía porque DIOS ESTABA CAMBIANDO LOS MUEBLES DE SITIO EN EL CIELO y claro, eso aquí abajo sonaba así porque sus muebles eran muy grandes.

Y funcionó! porque empezaron a gustarme las tormentas, tanto que hoy me encantan, y estoy deseando que venga una.

Dios es infinitamente sencillo.

Angelo dijo...

El alma se ensancha y recibe una gran alegría cuando alguien es capaz de gritar: ¡Me encanta Dios! si no somos capaces de gritarlo también nosotros, es que aún no le conocemos.
¡Que inyección de energía espiritual nos has dado con este post!
Ayer fui al C.I. a por el libro del papa, me dijeron que lo estaban esperando. Ya veo que otros sitios son más espabilaos. Así que como no estaba me compré uno muy adecuado para ese momento
"La paciencia" Tertuliano, San Cipriano, San Agustin, son los que hablan . ¿O no era apropiado?

Patricia dijo...

Qué bonito! A mi también me encanta Dios jajaja. Gracias!
He mirado el blog de tu hijo, está chulísimo; le he dejado un pequeño comentario.

Kara dijo...

¡Que gracia de cuento¡ ¡ Que Dios bendiga a Dios ¡. Un abrazo ¡¡

Rafael dijo...

“La alegría de Dios consiste en vestir a los lirios con mayor magnificencia que a Salomón, pero si pudiéramos hablar de comprensión, el lirio se encontraría en una penosa ilusión si, al contemplar sus nobles ropajes, pensara que las vestiduras son el motivo de ser amado.” Kierkegaard

E. Baregó dijo...

Dios es Dios, el ser humano es ser humano, pero cuando más descubrimos la grandeza de Dios, más descubrimos su cercanía y ternura.

A mí me encanta predicar la ternura de Dios, sin descuidar su justicia, pues La Buena Nueva no consiste en predicar a Dios que está para permitir mi castigo, sino ante todo que está para permitir mi perdón y salvación.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...