miércoles, 5 de enero de 2011

EN 2011: UN RETO.... ¡PARA AUDACES!

.
Para llevar a buen término cualquier actividad humana es bueno planificar antes; y eso implica, antes de nada, determinar las pequeñas metas diarias que hemos de vencer para culminar con cierto éxito.
Así, al comenzar un nuevo proyecto, (y este año naciente, lo es) será imprescindible vislumbrar los objetivos en la esperanza de poder alcanzarlos, pero también hemos de tantear las fuerzas con las que contamos y saber dosificarlas convenientemente.
.
Esta claro, que para un católico de nuestro tiempo, consciente de lo que se cuece en el mundo, no hay mayor, ni mejor meta que la salvación; y en ese negocio, afortunadamente, sabemos que contamos ante todo con la gracia de DIOS, pero también hay que saber que a nosotros, nos toca -nuestra parte-
Inicialmente, deberíamos convencernos de la enorme importancia de la Doctrina cristiana. Claro que aprender a amar a Dios no es saberse una serie de normas cerradas, sin embargo, si que es necesario saber lo que Dios quiere de nosotros y conocer el modo en que lo quiere.
Nuestra doctrina sienta la base de nuestro comportamiento, pensamientos, emociones y acciones, la cual se basa en la Palabra de Dios, en los Evangelios y en el resto de la Escritura.
En los tiempos actuales, me temo que a veces, incluso los cristianos, nos olvidamos con cierta frecuencia de la doctrina. Sin embargo, la doctrina es el cimiento.
.
Recuerdo, cuando no hace mucho, yo daba catequesis y les ponía a los chicos un ejemplo muy gráfico (creo que ya lo he contado aquí, alguna vez):
.
Les decía, Dios es el mejor fabricante de lavadoras, las lavadoras son nuestras vidas, y Él, que sabe exactamente como funciona la máquina y lo que tiene que usar para su mejor rendimiento nos facilita el mejor libro de instrucciones (la doctrina).
En ese folleto, se nos dice como la debemos encender, como poner los programas idóneos para cada tipo de tejido, que tipo de detergente debemos usar y la cantidad exacta del mismo… etc, etc, etc. Todo, todo, todo.
Por supuesto, que tenemos toda la libertad del mundo para saltarnos, a la torera, el librito de instrucciones, pero…. estaremos poniendo en peligro la máquina incluso estaremos a riesgo de romperla para siempre. Pero lo podremos hacer.
Sin embargo, lo mejor, lo óptimo es utilizar siempre, ese imprescindible libro de instrucciones hecho por nuestro propio fabricante, por el mismo Creador; por eso, la doctrina es tan importante.

.
Yo, incluso diría… que además, tenemos la suerte de contar con una impagable –guía rápida- de nuestra máquina que son….: Las Bienaventuranzas.
.
No hay cosa más revolucionaria, más contracorriente y más antagónica de este mundo tan desesperanzado que las Bienaventuranzas. Todas ellas son un auténtico aldabonazo en el alma que quiere querer. Pero son también una tremenda bomba a la línea de flotación de las almas comodonas y aburguesadas.
.
Se puede decir que las Bienaventuranzas definen la felicidad misma. En ellas se nos propone un auténtico estilo de vida, único, ambicioso, sorprendente…
El mundo de hoy, nos dice que la felicidad está en el dinero; en el dominio sobre los demás; en el gozar por el gozar; en recibir honores y grandezas, elogios y alabanzas; pero Jesús nos dice, la felicidad está en vivir a fondo EL AMOR.
¿¿¿Habrá algo más hermoso y contradictorio que esto???:
.
Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Bienaventurados los mansos , porque poseerán en herencia la tierra.
Bienaventurados los que lloran, porque serán consolados.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa.
Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.
.
¡Que gran desafío, y que claras las palabras del Maestro!, sin embargo todavía, hay quienes andan buscando controversias y confusiones…
La mala intención pasa, en los que tergiversan el mensaje queriendo ver un Dios sadomasoquista, cuyo único deseo es que el cristiano se conforme con su suerte, siendo su destino llorar, sufrir.
Nada más lejos de la realidad. No se trata de sufrir para apaciguar a Dios, no se trata de complacerse en el sufrimiento, no se trata de “satisfacer” a Dios mediante el sufrimiento.
.
Los términos "dichosos" o "bienaventurados", son expresiones que animan, que confirman, que corroboran, que felicitan…., al bravo que sea capaz de abrirse a los demás. Que nadie entienda pues, que aquí se dice “dichosos los infelices”…, porque las Bienaventuranzas son palabras de alegría a la donación, a la generosidad sin límites.
Las bienaventuranzas están cargadas de fuerza, radicalidad, esperanza, convicción, contraste, autenticidad, compromiso y de una visión de vidas transformadas por el AMOR.
.
Decía Papini: “¿Quien ha leído el Sermón de la Montaña y no ha sentido, por lo menos en el corto momento de la lectura, un escalofrío de agradecida ternura, un impulso de llanto en lo más hondo de la garganta, un estrujamiento de amor y de remordimientos, una necesidad confusa, pero punzante, de hacer algo para que aquellas palabras no se queden tan sólo en palabras?"
La felicidad de las bienaventuranzas es un estado de plenitud de vida, de ausencia de temores, y de libertad interior.
.
Para finalizar, quisiera hacerlo recordando una anécdota realmente curiosa. El escenario fue la Rusia stalinista, donde todo lo que olía a religión estaba totalmente prohibido.
Un buen día, un grupo de estudiantes se propusieron hacer una obra de teatro donde el actor principal tenía que tomar distraídamente la Biblia, comenzar a leer el inicio del capítulo 5 de San Mateo, “Bienaventurados los pobres... bienaventurados los que sufren..." y arrojar el libro al suelo acompañando la acción con una sonora carcajada, a modo de burla.
Comenzó la obra, y cuando el actor comenzó a leer, ya delante de todo el auditorio, fue tal el impacto que sintió al ir leyendo, que ya no pudo retirar su vista del texto que tenía en sus manos, y subyugado por la profundidad del texto, siguió leyendo y leyendo, hasta tal punto que no tuvieron más remedio que bajar el telón rápidamente.
Aquello se había salido totalmente de lo planeado y aquel momento inesperado se había convertido en una inmejorable lección catequística con base en las Bienaventuranzas. ¡Ver para creer!
.
Que bien le iría al mundo, si los cristianos nos afanásemos en poner en marcha este reto. Probablemente, este primer mes de 2011, sería un gran momento para aceptar ese desafio…
.

* * * * *

9 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

¡Wooow!
¡Vivir en Cristo!
¡Gracias Señor por que me hablas!
Arcen gracias por ser un medio.
Besos

LAHDDEC dijo...

Gracias Arcendo por llevarme de nuevo a ellas. La anécdota buenisima y asombrosa pues asi actúa El, cuando menos lo esperas.
un abrazo

Claudio dijo...

Amen! Arcendo, las bienaventuranzas no son mandamientos ni obligaciones... son el evangelio puro. Es la obra de santificación que el Espíritu va haciendo en nuestras vidas.

Gracias grande. Un abrazo

Kara dijo...

Que buenas y que bonitas son las bienaventuranzas, y que paz aportan en muchas situaciones de la vida. Un saludo ¡¡¡

Angelo dijo...

El día que todos los cristianos se crean de verdad las Bienaventuranzas, se comerán el mundo con alegría y sin temor. Y una vez más digo que Jesús nunca miente, sus palabras son siempre verdad y vida.
Un abrazo.
Off topic: Genial la peli, genial el cd y el libro sé que lo será.
Que los reyes te traigan lo que le hayas pedido.

Bruce dijo...

Tú sí que eres bienaventurado Arcen.

Aquí va mi plan católico frente a tanta superstición al comienzo de cada año, es lo que hice yo con mi familia:

CRISTIANISMO VS SUPERSTICIÓN:
Esto es exactamente lo que yo hice en el momento de las campanadas, nada de uvas de la "suerte", ni gallumbos rojos, ni anillos de oro dentro del champán, ni pisar con el pie derecho la calle nada más salir después de las campanadas...y otras imbecilidades.

Bendije la casa con agua bendita con una oración de la Santa Iglesia Católica, y consagré con una oración a toda mi familia al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María así como al Espíritu Santo para todo el año, invoqué a todos mis santos de devoción, mi Ángel de la Guarda y San Miguel Arcángel, y recité las oraciones de liberación y desifestación derramando la sangre y el agua que brotó del corazón de Jesús todas ellas oraciones compuestas por la Santa Iglesia Católica.

Despedí el año con una misa y una buena confesión el día 31 por la tarde y empecé el año el día 1 llevándome a mi familia a un santuario mariano donde asistimos a otra misa, dimos gracias por el año anterior y toda nuestra vida y nos consagramos para todo el año venidero y toda la vida futura y la eternidad.

Unos prefieren hacer ritos del tipo: apunto tres deseos en un papel y después de las campanadas lo quemo, si arde por completo se cumplirán y si no arde completo es que no se cumplirán...bla bla bla!,

Nosotros como católicos no hacemos esos ritos absurdos y supersticiosos.

Habiéndo leido los libros de Medjugorje y sabiendo lo que le gusta a la Virgen le escribí una carta, un folio por dos caras a la Virgen y se lo puse bajo su manto.Sabiendo claramente eso sí,que no es necesario que escriba nada, ni que se lo lleve, sabiendo que de palabra o incluso de pensamiento ya soy escuchado.
No quemo nada, no tienen porquè ser tres deseos, Dios no pone límites y me harté de pedir y pedir tambien de agradecer y agradecer y pedir perdón que se suele olvidad también, y se cumplirá lo que Dios quiera que se cumplan de todo lo que le pedí, ni más ni menos, que coincidirán sin duda con lo que más nos convengan ni más ni menos, no lo que diga una llama o papel chamuscado, ni la bruja Lola de turno, o el horóscopo y vete a saber que tonterías más.

Cuando nació Jesús en Belén, vino la luz al mundo, LUZ con mayúsculas para sacarnos del oscurantismo de la ignorancia, del pecado y de las supersticiones, no caigamos ni dejemos que quienes estén a nuestro alrededor se confundan, al menos que no falten nuestras sugerencias,luego que libremente eligan.

Un saludo.

Bruce dijo...

Perdón donde puse eligan quería decir elijan. A ver si voy yo a ser ahora como la Pajín que dice conyugues en vez de conyuges.

Aunque después de todo yo me puedo equivocar porque no soy ministro ni cobro como tal, ahora que lo de la Pajín...tiene delito.

Militos dijo...

Si Dios nos ayuda asumiremos este reto un año más.
Gracias, Arcendo, por impulsarnos a ello.
Estoy super liada y dolorida, querido, pero Dios es mi Dios y tú el hermano que amuralla mi ciudad.

FELICES REYES.
BESIÑOS AGRADECIDOS

LAHDDEC dijo...

Bendito comentario Bruce, da gusto leer cosas asi, estoy viendo ahora por al tele la parafernalia televisiva de la cabalgata...y uf! ya ni saben que poner más eh? pues eso

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...