lunes, 12 de septiembre de 2011

SU MIRADA

.
Casi todas las obras artísticas, sean plásticas, literarias o cinematográficas; tienen su parte polémica, y eso probablemente es así, porque a todas se les pueden extraer enseñanzas. Algunas tienen grandes virtudes y otras algún que otro defecto, de esa lógica disparidad, siempre muy subjetiva, nace la controversia.
.
Es indudable, que el musical "Jesucristo Superstar", tiene impreso desde su invención, el sello de ese debate.
Puede ser que, teológicamente hablando, la película sea más que discutible; digamos que su mensaje no es muy ortodoxo, y que posiblemente no se ajusta a la realidad evangélica. Sin embargo, creo que no todo en la película es desechable. De hecho a mí, la música me gusta mucho; la partitura y el libreto originales del tándem Rice-Lloyd Webber me parecen geniales; así mismo el -tempo- y la ambientación creo que son los más adecuados y las interpretaciones las considero más que aceptables.
.
Ahora bien, la ascendencia hebrea de su máximo responsable, Norman Jewison (su apellido lo revela), le estimuló, dos años antes,  a hacer uno de las películas más conmovedoras sobre la diáspora judía; : "El violinista en el tejado". Este musical le catapultó a la fama y sin duda paso a ser uno de los musicales más memorables de la historia del cine.
Por eso, creo que esos mismos orígenes del director de la cinta, son también los que provocan los excesos o incorrecciones, a la hora de tratar esta magnífica "Jesucristo Superstar".
.
De todos modos, no quiero ahora fijar mi atención en "Jesucristo Superstar". Hoy solo quiero utilizarla de introducción. Y es que, por una feliz asociación de ideas, me he acordado hoy, de una escena de esa película, al querer llevar mi pensamiento a "la mirada de DIOS".
El fragmento es el de Getsemaní, en esa escena aparecen sucesivos rostros de Jesús, en  cuadros famosos de los más importantes artistas de la pintura, mostrando la agonía del excepcional momento de la CRUZ.
Y gracias al recuerdo de esa escena..., he querido hacer una breve comprobación de la mirada de Cristo. No solo a través del arte, sino también de la lectura del Evangelio.
.
He oído alguna vez, alguna "crítica" a la Escritura, calificando sus descripciones de algo lacónicas; sin embargo sorprende a veces, las reiteradas referencias a las -miradas- de Jesús. Es más, es absolutamente descriptivo como  se cuenta con ciertos detalles, todo lo que entraba o salía (incluidas lágrimas) de los ojos del Salvador.
.
"Y Jesús FIJANDO SUS OJOS en él, le dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas"
.
"Y volviéndose Jesús y VIENDO que le seguían, dijóles: ¿Que buscáis?"
.
"VIÓ un hombre sentado, llamado Mateo. Y le dijo: Sigueme".. etc., etc., etc.
.
Si del Jesús físico apenas nos queda en los Evangelios, algún rasgo fugaz que nos permita adivinar su figura...; del Jesús psicológico si que tenemos muchas más referencias, y que duda cabe que esas referencias a sus miradas, son un documento de primer orden.
Le vemos llorar y sonreir, enternecerse y vibrar de indignación, ser dulce y también violento...
Jesús, es un complejo humano de dulzura y exigencia, de esa tensión espiritual que reflejó su mirada, tal y como nos transmiten los textos con los testimonios, de muchos de los que le conocieron.
Estoy seguro que los que tuvieron la oportunidad de contemplarlos, quedaron ciertamente impresionados. Los Evangelios.... nos muestran una mirada impactante.
Una mirada que transciende, anima, cautiva, provoca, enciende.
Su mirada es Fija..., penetrante, amorosa, irresistible...
.
¿No la has sentido alguna vez?
.
Yo.... si. Y si tú, te fijas un poco, también la sentirás. Él no deja de mirarte, ni un solo instante.
.
*     *     *
 
.
*   *   *   *   *

5 comentarios:

Militos dijo...

Estoy aquí, aguardando esa mirada de Jasús una vez más, pero quiero verla ya sin velo alguno.

A mí me gusta muchos Jesucristo superestar, la música y la letra, pero separando lo teológico. Tienes razón al alegar la ascendencia judia del autor.

BESIÑOS Y MUY BUENA SEMANA PARA TI Y TUS CIRCUNSTANCIAS

Mento dijo...

Gracias por esta entrada amigo. He pasado la noche en vela, en parte por mis problemas de salud y en otra pidiendo ver esa mirada que me aclaré acontecimientos de mi vida. Tanto dar vueltas y tenia aqui la respuesta desde el minuto uno del dia. Cada vez me sorprende más el lenguaje que utiliza el Señor,pero que exactitud tiene siempre. gracias por ser tú hoy quien me trae su mensaje.
Un beso.

Angelo dijo...

Yo soy fan de Jesucristo Superstar en cuanto a lo musical y me gustó la película en algunas escenas. La vi como musical y nada más.
En cuanto a la mirada de Jesús, es lo primero que busco al contemplar una imagen. Tengo muy presente las veces que tuve ante mí la mirada del beato Juan Pablo II y esa mirada, ¡¡¡te interpelaba!!! cuanto más debía ser la de Jesús en la tierra. ¡Cambiaba los corazones!
Cada vez que estamos ante el Sagrario la tenemos. Pues dejemos que nos mire y ... la transformación llegará.
Un abrazo

Bruce dijo...

La que más me ha impactado a mi es la del cuadro de la Divina Misericordia. Todos tenemos alguna que nos dice algo más que otras por el motivo que sea.
Las que se pueden ver en la película de La Pasión son verdaderamente sorprendentes también.

Maria del Rayo dijo...

Me gustó tu entrada!!
Cuando Jesús mira: ¡TODO LO TRANSFORMA!
Gracias!!
DTB!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...