miércoles, 14 de septiembre de 2011

¡¡¡SUERTE!!!

.
Este martes que hemos dejado atrás, hubiera sido un día muy propicio para hablar de... la suerte.
Martes y 13, con la mala fama que tienen, tanto el día de la semana, como el dichoso numerito... ¡y que decir si van unidos...!
Me muero de risa cada vez que pasa, pero cuando coincide la fecha en cuestión, sé de muchos que hasta les cuesta salir a la calle, por pavor al mal fario. Sin embargo..., a mí me ocurre justo lo contrario:; ¡Me encanta tal combinación!, y casi siempre, cuando ocurre tal confluencia, me suelo acordar de un par de cosas.
.
La primera es una historia, sobre -la suerte-, que hace bastantes años leí, la guardé muy dentro y siempre me gusta relatarla a los que quiero, por eso ahora trataré de compartirla, lo más brevemente que pueda.
.
Érase una vez....
Un anciano labrador, que tras años de trabajo solo poseía un caballo tan viejo como el, que había sido su compañero inseparable en el cultivo de los campos.
Sin embargo, llegó un día en el que el caballo tomó las de Villadiego, escapó a las montañas.
Cuando los vecinos del viejo campesino se acercaron para compadecerse con el y lamentar su desgracia, el hombre les dijo:
¿Mala suerte?, ¿Buena suerte?, ¿Quién sabe?.
.
A la semana, el caballo volvió con una manada de caballos salvajes. Entonces los mismos vecinos corrieron a felicitar al labrador por su buena suerte. Y este les volvió a repetir:
¿Mala suerte?, ¿Buena suerte?, ¿Quién sabe?
.
Así pasaron algunos día y cuando el hijo del labrador quiso domar uno de aquellos caballos salvajes, se cayo y se rompió una pierna, y todos consideraron el suceso como una señal de desgracia. No así el labrador se limito a decir:
¿Mala suerte?, Buena Suerte?, ¿Quién sabe?
.
Unas semanas mas tarde, el ejército entró en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna rota, lo dejaron tranquilo. Había sido  ¿Buena suerte?, ¿Mala suerte?, ¿Quien sabe?-
.
De lo que se deduce, que lo que a primera vista parece un contratiempo puede ser un disfraz del bien. Y lo que parece bueno a primera vista puede ser dañino. Así pues, la postura más sabia, sería efectivamente la del labrador; dejar que DIOS decida lo que convenga en cada caso y aceptarlo.
El ideal en cuanto a esto, nos lo da un singular místico burgalés, San Rafael Arnaiz que decía: "Feliz el que vea la mano de Dios en todo lo que le suceda"
.
La segunda cosa, que me gusta recordar en martes y 13, tiene que ver mucho con un Santo al cual, tengo una devoción especial: San Antonio de Padua.
Precisamente su festividad se celebra en fecha TRECE del mes de Junio. Y esto es así, porque San Antonio murió el día 13 de Junio de 1231 , que además correspondió curiosamente en MARTES.
Ese es también el origen de una preciosa devoción, "Los Trece Martes del Santo Antonio"; y se debe a la gran cantidad de milagros que obró el Santo, el martes siguiente al día de su muerte, tanto es así que, cuentan que ninguno de los afligidos que le invocaron quedó sin consuelo.
.
¿Que..., por qué le tengo tanta devoción a San Antonio? ¡Toma, pues... porque es mi santo! jajaja. Así que, como os podéis imaginar... guardo muy buenos recuerdos de los días TRECE, y más, los del mes de junio. Cuando llega ese día, solo recibo regalos, felicitaciones, abrazos, besos.... ¿Como puedo yo decir que el 13 da mala suerte?.. ¡Vaya tontería!...,
Ah!,¿ os dije que siempre he tenido gatos negros???, y por si fuera poco ¿que una de mis cadenas de televisión favoritas es 13TV???,  jajaja.
.
La gracia de DIOS y nuestra colaboración con ella, es lo único que importa. Solo eso.
El vídeo que viene a continuación es un genial spot publicitario repleto de valores, que ejemplifica, el hecho de que tengamos un buen o un mal día, o contribuir a que otros lo tengan..., a veces solo depende de un pequeño esfuerzo de nuestra parte.
.
 
.
En cualquier caso, ya me despido y lo hago, jocosamente, con una de las frases antológicas de uno que, AFORTUNADAMENTE ya se va:
.
¡¡Buenas noches y buena SUERTE...!!
.
*    *   *   *    *

5 comentarios:

Militos dijo...

Ya sé, desde hace algunos años, de tu especial afección por el martes y trece. A mi ni fu ni fa, pero la verdad es que hoy se me dió fatal.
Los gatos no me gustan, ni negros ni blancos, desde que uno gris se comió mi precioso canario que cantaba como los ángeles.

BESIÑOS DE DESPEDIDA

Tienes un mail

Mento dijo...

Que arte tiene Militos con el comentario del gato y el canario. Yo tenia un periquito amaestrado que se llamaba Suerte y tambien se lo comió un gato y desde entoces el chiste imaginateló a sido imposible con mis amistades y la familia, hasta tal punto que dejé mi aficcion a amaestrar periquitos.Ja,ja.
En cuanto a tu entrada me ha encantado. la historia ya la conocia por D. Juan que en gloria de con Dios esté. Me ha gustado volver a oirla y recordar al sacerdote mayor que caminaba en mi comunidad.
Ciertamente la suerte es muy relativa, si es que existe. Yo prefiero confiar en que Dios dispone y uno debe esperar con paciencia y elegir.
Un abrazo.

LAH dijo...

Yo tampoco creo en la suerte! buen nombre tienes, mi padre es muy fervoroso de este santo, y me gustó mas cuando lei su vida.
Con respecto al dia de ayer...hoy me decia una amiga que su marido no le dejó abrir internet porque dicen que entran virus!!! y alli se quedó obedeciendole...
un abrazo.

Angelo dijo...

Hace tiempo que desterré la palabra suerte de mi vocabulario. Yo estoy convencido de que todo tiene el mejor plan que Dios pueda haber diseñado para cada uno de nosotros. Y mi experiencia me dice que con esa seguridad, se van muchos miedos que algunos dejan a la suerte.
Abrazo

Maria del Rayo dijo...

Que suerte, leer el post de "La suerte".
No creo en la suerte.
SL2!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...