viernes, 25 de mayo de 2012

CAMINAR, ¿CON ELLA?: ¡A CIEGAS!


.
Queriendo estar alejados de copas, pitos y polémicas, hoy viernes vamos buscando otros argumentos que nos inciten a buscar los sosiegos del alma.
Estamos ya rozando el último sábado del mes de Mayo, y es de ley que este fin de semana intensifiquemos el trato con Nuestra Madre, por eso este post quisiera dedicarlo a Ella.
Hoy me mueve una de esas sencillas canciones que, afortunadamente muy a menudo se oyen en nuestros templos: “Mientras recorres la vida, tú nunca solo estás. Contigo por el camino Santa María va”, porque además de ser una preciosidad, encierra grandes verdades.

En nuestro deambular por la vida, siempre contamos con la presencia amorosa de Nuestra Madre, el Señor así lo quiso. El Cristo desde el mismo trono de la Cruz, manifestó su deseo -urbi et orbe- y nos regaló la maternidad de su propia madre... , desde entonces María, recorre con nosotros el camino, y nos cuida sin descanso.

«He ahí a tu Madre»., María es el horizonte de nuestro recorrido, el que la mira, el que la sigue..., está en el camino.., porque Ella siempre busca el encuentro con su HIJO.
Juan Pablo II decía:
«Cristo es el Maestro por excelencia, el revelador y la revelación. No se trata sólo de comprender las cosas que Él ha enseñado, sino de “comprenderle a Él”. Pero en esto, ¿qué maestra más experta que María? Si en el ámbito divino el Espíritu es el Maestro interior que nos lleva a la plena verdad de Cristo; entre las criaturas nadie mejor que Ella conoce a Cristo, nadie como su Madre puede introducirnos en un conocimiento profundo de su misterio»
Así... el amor a María se convierte en un verdadero camino espiritual, un camino de crecimiento: crecemos en nuestro amor a Jesucristo.

Me da pena que, algunos no sientan la labor continua que la mano maternal de María realiza cada día en sus vidas. Estos son los mismos -entre ellos lamentablemente muchos cristianos- que no comprenden que el amor que le profesamos no es un simple acto de piedad, ni una mera devoción. Es algo más profundo, intenso... mucho más rico.
Y esto es así, solo por la intima relación que existe entre la Madre y el Hijo. Unión tan honda como misteriosa. Como ocurre con todo misterio, nuestras palabras y categorías se quedan cortas.
María es Nuestra Madre -la de TODOS los hombres- y también es la Madre del Creador del Universo. María es la premisa de nuestra Esperanza. María es la razón de nuestra alegría. Esa es la explicación de toda nuestra devoción, la más fácil de sentir y quizás -para algunos- la más difícil de asumir...

En el camino de nuestra vida cristiana, hay una persona que siempre está ahí. Andando a nuestro lado, a pesar de que muchas veces no la notemos. Su presencia es constante y silenciosa, y a la vez, sumamente activa, dinámica y efectiva. Se trata de Nuestra querida María, nuestra Madre, a la que hoy queremos seguir incondicionalmente...
Hoy en esta HOJA, No queremos perder su paso..., queremos que ELLA nos indique el camino y nos marque los ritmos, queremos coger su mano... y cerrar los ojos. Solo eso.

*     *     *     *     *

5 comentarios:

Militos dijo...

Con esa canción me pasa lo que a tí, me da mucha alegría cada vez que se canta, dice mucho, no caminamos solos siempre Ella viene con nosotros, de la mano, como niños pequeños.
Qué alegría oirla en tu Hoja.

El amor a María es algo tan especial que cuesta explicarlo, es verdad que lo principal es que nos lleva a Jesús, no se queda en Ella, pero yo lo siento también como amor humano grande, grande, amor de MADRE a la que puedes acudir para que te resuelva los problemas, las preocupaciones, los decaímientos, para que explique a su Hijo y al Padre como somos, débiles, inconscientes, pero con un amor inmenso al Dios que nos amó primero y nos salva.

Algo así quería expresar San Josemaría cuando decía que hay que amar a Dios con el mismo corazón humano con el que amamos a los hombres.

Volveré a leer el post porque tiene muchos matices marianos, no puede ser de otra forma por el amor a nuestra madre que sé tienes como un gran tesoro.

BESIÑOS, HERMANO EN ELLA

Militos dijo...

Me gusta mucho el bastón de caminante que lleva María.
¿Se lo has colocado tú?

BESIÑOS DE CAMINO

Albertus dijo...

Muy buena tu reflexión muy apropiado para finalizar este mes les invito a visitar mi blog. http://albertusquintus.blogspot.com/

Br dijo...

Qué gran verdad Arcen.
Pero tratando de ser comprensivos con nuestros hermanos que no le tienen una devoción especial a María, hay que entender que todo tiene su momento.
De la misma forma que María te lleva a sus Hijo Jesucristo, si conoces antes a Jesucristo ÉL se encarga de llevarte a su Madre para que la ames también.

Un ejemplo sería mi propia vida. En toda mi vida de creyente, mi gran devoción por la Virgen se ha despertado hace pocos años. Siempre le rezaba y contaba con Ella, pero me faltaba ese sentimiento que tenía por Jesús, ya he contado muchas veces, hasta que fui a Medjugorje, donde Ella me desbordó, por eso no debemos perder la esperanza en que todos más tarde o temprano compartan nuestro amor por la Virgen Santísima Madre de Dios y Madre Nuestra.

Saludos!

Maria del Rayo dijo...

Siempre con Ella, nuestro Faro de Luz y Guía hacia Jesús.
Esta muy bonita esta canción.
Gracias Arcen.
DTB!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...