viernes, 10 de agosto de 2012

DADME LA VUELTA, QUE YA ESTOY HECHO.

.
Hoy diez de agosto, la Iglesia celebra la partida al cielo de un santo muy cercano para todos los madrileños..., San Lorenzo.
"San Lorenzo" es también, una preciosa localidad de la serranía de Madrid donde está ubicado el famoso Monasterio de El Escorial, edificado por orden de Felipe II, para conmemorar su victoria en la batalla de San Quintín, que tuvo lugar un 10 de agosto, como hoy, del año 1557.
En Aquel tiempo ya se celebraba a San Lorenzo este mismo día, por lo que la planta definitiva del Monasterio se construyó adrede con cuatro torres en las esquinas y el Palacio Real haciendo de «mango», recordando la forma de una parrilla. Se escogió esta singular traza precisamente evocando el martirio de San Lorenzo, que murió martirizado en una parrilla.

Lo que pocos saben es el motivo de tan terrible muerte.
San Lorenzo vivió en una época de turbulenta persecución. El emperador Valeriano, había proclamado un edicto de prohibición al culto cristiano, por el cual muchos sacerdotes y obispos fueron privados de sus bienes, enviados al exilio o condenados a muerte.
San Lorenzo, por entonces, era diácono y una de sus obligaciones principales era ser tesorero de ciertos bienes de la Iglesia, (se cuenta que, incluso tuvo a su cuidado el verdadero Santo Grial). Sabiendo de sus funciones, el alcalde de Roma, pagano y muy amigo de conseguir dinero, ordenó a San Lorenzo que le entregara todas las riquezas de la Iglesia que obraban en su poder. San Lorenzo no se negó pero le rogó tres días para poder recolectarlas.
Durante ese tiempo, San Lorenzo citó a todos los mendigos, huérfanos, viudas, ancianos, mutilados, ciegos y leprosos que él ayudaba, para comparecer al tercer día, ante el prefecto, con tal muchedumbre, Al llegar ante él le dijo:
"Estos son los tesoros de la Iglesia".
Al oír aquello, el prefecto romano enfureció y le dijo:
«Osas burlarte de Roma y del Emperador, y perecerás. Pero no creas que morirás en un instante, lo harás lentamente y soportando el mayor dolor de tu vida».
De esa manera, San Lorenzo fue quemado vivo en una hoguera, concretamente en una parrilla, cerca del Campo de verano, en Roma. ¡Y aquí viene lo bueno...!: como todos los buenos santos, no perdió el humor, ni en el último momento... Se dice que en medio de aquel atroz martirio, exclamó:

"Assum est, inqüit, versa et manduca" (Traducción literal: Asado está, parece, da la vuelta y come.
Traducción coloquial: "Dadme la vuelta, que por este lado ya estoy hecho".... No sé si será cierta tal anécdota, lo que si diré y digo es que conociendo la pasta de la santidad..., no me extrañaría la veracidad de esta historia, que dicho sea de paso, me recuerda mucho la actitud de uno de los mártires más famosos de nuestra Guerra Civil española, Don Pedro Muñoz Seca.
Hasta para morir, el escritor Muñoz Seca tiró de buen humor. Es conocido que durante el trayecto desde que lo bajaron de la camioneta hasta que llegara al lugar del crimen en Paracuellos del Jarama, tuvo tiempo de decirles a sus asesinos lo siguiente:
Veo que ustedes no tienen intención de incluirme en su círculo de amistades”.

Efectivamente, San Lorenzo ya estaba hecho, estaba maduro, estaba preparado para LA VIDA; y seguramente... Muñoz Seca, también
DOS conclusiones saco yo de estas vidas y de estos finales..., aparentemente poco felices:

La primera es que martirios y persecuciones no son cosa de una época determinada. Miles de cristianos en África y en otros continentes están sufriendo -hoy mismo- igual que en los tiempos de Cristo.
A pesar de todos los avances tecnológicos, no hay nada nuevo bajo el sol. Los tiempos..., se calcan.
El otro día discutía con alguien que me negaba la posibilidad de que en esta hora del mundo DIOS consintiera hechos extraordinarios para mostrar su poder:
"no es tiempo de milagros", me decía... "Los milagros son la técnica y la medicina"... apuntillaba.
Yo también creo en esos "milagros" científicos, que a mi personalmente me gusta llamar del -octavo día-, como continuación obligada del hombre a la obra creadora de DIOS. Sin embargo..., también tengo necesidad y obligación de creer en la posibilidad del MISTERIO.
Podrán decir que no son tiempos de martirio.... ¡a los hechos me remito!
Podrán decir que no son tiempos de milagro...., al fin y al cabo, como dije antes..., nada nuevo hay bajo el sol.
El Evangelio está igual de vigente que lo estuvo en tiempos de SAN LORENZO. El Evangelio es la Palabra de DIOS y no pasa, está viva, no tiene tiempos, es eterna y verdadera..., y es PALABRA que está llena de actos extraordinarios del poder y la misericordia de DIOS, ¿COMO NO VOY A CREER EN LOS MILAGROS? Creo firmemente en los milagros y que estos son posibles, aquí y ahora. Otra cuestión, bien distinta..., es que convengan, porque como vengo diciendo una y otra vez estos últimos días..., ¡DIOS sabe más!

La otra lección de la vida de SAN LORENZO es su actitud ante la muerte. Su disposición. ¿Se puede reír uno ante los acontecimientos más graves y serios por el que atraviesa nuestra vidas o la humanidad misma...?
No parece que esté el mundo para muchas risas, empezando por nuestra propia situación. Y sin embargo, no hay nada más eficaz que el buen humor para expresar la plenitud de la alegría verdadera,

Otra de las anécdotas que se conocen de la muerte de Muñoz Seca es que cuando el pelotón estaba a punto de fusilarle les dijo a los milicianos...
“Me podéis quitar todo, la familia, la libertad, mis bienes, Pero, ¿sabéis lo que no podréis quitarme jamás? El miedo, este miedo horrible que tengo”.
Yo en cambio pienso, a parte de esos miedos a veces inevitables, que si nuestras convicciones están bien ancladas, nada ni nadie, ni siquiera todos los males del mundo juntos, puede arrebatarnos esa ALEGRÍA INTERIOR que nos da la confianza total en el AMOR de DIOS.

*       *       *
Este video muestra LA ALEGRÍA de hace un año..., lo curioso es que a mí..., TODAVÍA ME DURA, Y DURA, Y DURA, Y DURARÁ
Entonces se recargaron las pilas que hacen que a día de hoy, con todas mis dificultades personales siga FIRME Y ARRAIGADO EN LA FE. BENDITO SEA DIOS, que es mi ALEGRÍA.
.
 
...
*   *   *   *   *

8 comentarios:

Altea dijo...

Pues en Valladolid tenemos como patrona a Nuestra Señora de San Lorenzo. Se llama así, simple y llanamente, porque cuando se encontró la talla se la ubicó en la iglesia de San Lorenzo. El santo le dejó su sitio (¡cómo no!) en el centro del retablo y él ha quedado a su lado.
Es cierto que hay mucha gente que no sabe las circunstancias del martirio de San Lorenzo, pero siempre que se lo he contado a alguien se ha quedado impresionado. San Lorenzo demostró mucha veracidad y fortaleza al llevar a los enfermos ante el prefecto.

Siempre dijo...

Luego te leo despacio, pero quería decirte que San lorenzo es uno de mis santos preferidos, mi abuelo materno, al que no conocí, se llamaba así y mi madre siempre nos lo recordaba cuando llegaba esta fecha.

Esta noche en la lluvia de estrellas, en el campo se ven de lujo, te recordaré de manera especial, algun deseo pediré para ti y como las estrellas se suponen más cerca de Dios que las creó tan hermosas, se lo llevarán con su luz.

Gracias por el post, lo leeré en la tranquilidad de la noche.

BESIÑOS, MI ORACIÓN Y CARIÑO

Militos dijo...

Querido: me temo que mi comentario anterior salió con la dirección de Tamara (Siempre), es que aquí todo se comparte, hasta los hijos.

Bueno, que sepas que era mío y claro que SON TIEMPOS DE MILAGROS, faltaría más.

Esta noche te releo.

BESIÑOS DE MILITOS

Mento+ dijo...

:)

Maria del Rayo dijo...

Gracias por tu invitación a la alegría.
No conocía estas historias y me ha emocionado tu entrada.
¡Sigue! ¡Sigue!
DTB!!

Puro y Eterno Amor dijo...

Que bueno es tener la fe,la plena seguridad de que Dios nunca! nos dejara solos.
Que entrada tan linda.

Bendiciones.

Br dijo...

La primera vez que oí la historia de San Lorenzo fue de una persona no creyente (anticatólica más bien), y contaba que fueron los propios católicos los que lo mataron, y encima después lo hicieron santo. Que esas eran las burradas que hacía y hace hoy día la Iglesia. No comments.

Un par de años después cuando leí la historia en páginas fiables católicas y supe la verdad, me di cuenta de la mierda que le meten a la gente en la cabeza.

No me extraña nada eso de que los que nos persigan crean que hacen un gran bien, después de lo que les meten.

En fin, si San Pablo descubrió la verdad, estos perlas también pueden.

Off topic:
Que dientes tan perfectos tienen todos los que salen en el vídeo que pones, del primero al último, que contentos deben estar sus dentistas.

ARCENDO dijo...

Jo Bruce... te fijas en unos detalles..., jajaja.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...