miércoles, 28 de noviembre de 2012

¡A SEGUIR!

.
Querida gente. Hoy he tenido una nueva entrevista con el cirujano. Me ha comentado que sería bueno, antes de meterme en quirófano, hacerme una serie de pruebas que considera muy necesarias. La complicación principal de la operación, además de la importancia de la enfermedad, radica en mi mala circulación venosa, que puede provocar hemorragias importantes durante la intervención.

El médico ha consultado con varios departamentos y le han aconsejado este procedimiento, para minimizar en lo posible todos los riesgos.
Me ha informado de ello y me ha dado como fecha de la operación el 18 de Diciembre.
Yo por mi parte me he dado por enterado y me he puesto en las manos de este buen facultativo y también... por supuesto, quedo en las vuestras y en las manos de DIOS, el mejor de los médicos.
Estas son las nuevas (buenas) noticias..., disculpad la larga espera, pero es que este ordenador es familiar y no es de uso exclusivo.
Un fuerte abrazo y a seguir rezando, yo por vosotros, y vosotros si queréis... por mí.


*    *    *    *    *

7 comentarios:

Militos dijo...

Gracias Arcendo, estaba impaciente, pero confiada, Dios sabe más y también quiere que recemos más.
Bendito sea Dios que quiere venir en Navidad a tu corazón adornado con este nuevo ofrecimiento.

Puedes estar alegre por tu contribución sufriente a este "Año de la Fe."
Te ha elegido de manera portentosa, querido hermano.

BESIÑOS, SIEMPRE A TU LADO.

Maria del Rayo dijo...

Arcen sigues en mis humildes oraciones.
Y solo acierto a decir que Dios es muy bueno con nosotros.
Te dejo este enlace Oh Señor

Gracias!!
DTB!!

Rosa dijo...

¡A seguir! ¡Mucho ánimo!

Mi pasado, Señor, lo confío a tu misericordia, mi presente a tu amor, mi futuro a tu providencia.

(Padre Pío)

No te preocupes...Él nos cuida más de lo que podamos imaginar...


Te dejo la oración por la intercesión del Padre Pío desde la enfermedad:

ORACION DESDE LA ENFERMEDAD

Dios de bondad y de amor,
la enfermedad me ha visitado,
me ha alejado de mi trabajo y de mi familia,
me ha llenado de dolor y sufrimiento.

Es una experiencia dura, mi Señor,
una realidad difícil de aceptar,
algo para lo que no estaba preparado.

Siguiendo el ejemplo del santo Padre Pío,
quiero agradecerte por mi enfermedad,
quiero aceptarla como una oportunidad que me das
de conocer mi fragilidad y la precariedad de la vida,
y como un remedio para librarme del orgullo.

Ahora veo lo mismo que antes,
pero con nuevos ojos,
puedo vislumbrar la realidad detrás de la apariencia,
puedo descubrir que en realidad lo que tengo y soy,
no me pertenece absolutamente.

Estoy aprendiendo a depender de los demás,
a hacer cada vez menos por mis propios medios,
a callar, a llorar en silencio, a agradecer.

Estoy descubriendo qué es la soledad y la angustia,
pero también redescubro el afecto, el amor, la amistad.

Dios mío, aunque me cuesta te digo una vez más:
hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo!

Te ofrezco mis sufrimientos
y los uno a los de tu Hijo Jesucristo
y a los de tu siervo fiel el Santo Padre Pío.
Te ruego por todos los que me ayudan
y por todos los que sufren como yo.


¡Tantas veces nos lo has dicho tú todo esto...siempre ofreciendo alegría y generosidad ¡¡¡Gracias!!!

Un abrazo muy fuerte.

PD: como el "ventanuco" me haga la faena ¡se entera!

Ailyn dijo...

Claro que sí, Estimado Arcendo, cuenta con mis oraciones y ofrecimientos por ti y tu familia.
Dios les bendiga.
saludos muy bonito el mensaje de la imagen de este post y del que sigue.
Gracias.

Ailyn dijo...

Claro que sí, Estimado Arcendo, cuenta con mis oraciones y ofrecimientos por ti y tu familia.
Dios les bendiga.
saludos muy bonito el mensaje de la imagen de este post y del que sigue.
Gracias.

Anónimo dijo...

Arce
Cuanta con mis oraciones.
Dios ha querido hacer esta cadena de oracion muy grande por eso estamos aqui pidiendo por ti, que
Maria Guadalupe la santisima te llene de su amor.
Es el corazon que sabe recibir y valorar la bondad
de Aquel que comparte sin animo de lucro.
Bendiciones.

Martha

Boss dijo...

No creo que a Jesús le preocupe mucho la cirugía de tu cuerpo, como a tí y todos nosotros como no podía ser de otra manera.

Arcen a Jesús, le importa sobre todo ese luegar donde solo puede meter el bisturí sólo si tú le dejas, tu alma.

Déjate anestesiar, déjate operar, y no te preocupes.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...