lunes, 3 de diciembre de 2012

REFLEXIONES AL LÍMITE

.
Dada la gravedad de mi enfermedad y la complicación de mi operación, creo que tengo que estar dispuesto a afrontar cualquier posibilidad, incluso la de la muerte. 
No, no quiero ponerme pesimista. Ni estoy triste, ni mi intención es causar pena. Simplemente pretendo ser serenamente realista, y aunque parezca mentira (porque siempre he sido un gran miedoso), quiero transmitir que estoy alegremente confiado en la voluntad de DIOS. Sobretodo quiero eso, Su Voluntad. 
No voy a negar, porque creo que no está mal hacerlo, que pido con insistencia mi curación a DIOS a través de distintos intercesores, pero también he de decir que -sinceramente, DIOS lo sabe-, que lo pongo todo en sus manos, porque sé, estoy persuadido de que ÉL sabe más, y quiere para mí lo mejor.
También estos días me sobrevienen recuerdos, de textos o vivencias, que me ayudan a pasar estos -a veces- amargos tragos. Me ayuda acordarme de que "el jardinero siempre recoge las flores, en el momento preciso, cuando más bellas son"..., a DIOS le pido que me lleve, sin dejar que me marchite. El sabe cuando. Así mismo, me viene a la memoria, lo que he dicho tantas veces, y ahora puede ocurrir.., y es que yo siempre le he pedido a DIOS que me lleve antes que mi mujer. Ella es fuerte, en cambio yo, sin ella, probablemente me hundiría. Como dice la Madre Maravillas, EL sabe cuando, como y donde, hay que dejarle hacer, actuar como DIOS y ejercer como PADRE. 
Por eso, últimamente, cada vez que rezo el Padre Nuestro, -y lo hago bastante a menudo-, siempre me paro, saboreando, pensando, ofreciendo precisamente ese "Hágase TU voluntad"..., Eso es lo que realmente importa; ya sea (como dice la oración que Cristo nos enseñó) en la tierra o en los cielos.

También pienso en todos los que familiares, amigos, conocidos y desconocidos, están rezando por mí. La tentación es fácil: ¿cómo puede ser posible que tanta gente rezando y ofreciendo por mí, y DIOS se mantenga al margen, no haga caso, no oiga?, ¿Está ahí, realmente???
Sin embargo, con la Oración constante y los Sacramentos es relativamente sencillo superarla, darle la vuelta. Y en seguida me pienso, que podría ser peor, que podría no estar tan arropado como ahora me siento. Pienso en toda esa gente que está ayudándome tanto y le pido a DIOS que todos los bienes que me desean y le piden para mí, "rebote" en ellos y les colme de gracias, para que juntos podamos salvarnos y llegar a ÉL.
Sinceramente, miro a algunos -que yo no creía muy rezadores- que ahora dicen que lo están haciendo por mí, y me asombra, y me emociona toda esa cadena de oración que se ha formado en torno a mi persona. Y me digo, si todo esto sirve para algo, si a alguno de los que están rezando por mí, les sirve para aumentar su fe y su devoción, pues bienvenida sea mi enfermedad...; estamos aquí para prepararnos para el cielo y para ayudar a los demás a llegar; sea como sea. Si somos dóciles instrumentos de DIOS le dejaremos decidir como y cuando. Si ayudamos a los otros con nuestra vida, bienvenida sea la vida terrena. Si DIOS -en su sabiduría-, en cambio decide que, nuestra muerte va a ser más beneficiosa para el prójimo y va a llevar más almas arriba, pues también bienvenida sea la hermana muerte. EL decide.

Habrá que vivir esta vida convencidos de nuestra misión, viviéndola con la responsabilidad con los demás y con nosotros mismos, en la ulterior dedicación a Cristo y a su Reino.
Este Papa nuestro, que es siempre una fuente de la auténtica LUZ, lo explica muy bien, dice Benedicto XVI que...:
"El SEÑOR nos quiere santos, es decir ¡SUYOS!, y no preocupados por construir una carrera humanamente interesante o cómoda, no a la búsqueda del aplauso y del éxito de la gente, sino enteramente dedicados al bien de las almas, dispuestos a cumplir HASTA LO ÚLTIMO nuestro deber, con la consciencia de ser "siervos inútiles", dispuestos a ofrecer nuestro pobre aporte a la difusión del Evangelio." Al final... solo importa eso.

*    *    *    *    *

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Arcendo, que manera más valiente de enfrentar el duro paso que te ha tocado llevar. Al leerlo no he podido evitar acordarme de Abraham y aquel momento en el que iba a sacrificar a su hijo y Dios consideró su fé probada y le propició un carnero para que finalizara el sacrificio.

También me ha venido a la mente la frase: Sin cruz no hay gloria ninguna.

Ideas que me has transmitido en tus palabras, que denotan fortaleza y eso es lo más importante.

No cabe duda que se hará la voluntad de Dios, y que seguro saldrás reforzado de esta dura experiencia a nivel humano. Creo que haces mucha falta en casa y aunque toquen momentos duros como los que vas a enfrentar en los próximos días, debes estar fuerte, tener fé en Dios y confiar en la Virgen María.
Admiro la valentía que tienes, la fé y la fuerza que nos transmites a tus amigos virtuales a través de tus palabras en el blog.
Que Dios esté contigo amigo mío, yo sigo a lo mío, teniéndote en mis oraciones, mi madre también lo hace.

Un fuerte abrazo.

Julio dijo...

No te quepa duda, querido Arcendo, que nos estás santificando a todos.
Un fuerte abrazo
¡Semper Fidelis!

Rosa dijo...

No te preocupes, no te preocupes, no nos cansamos de rezar por ti.

Bienaventurado P. Pío, testigo de fe y de amor. Admiramos tu vida como fraile Capuchino, como sacerdote y como testigo fiel de Cristo. El dolor marcó tu vida y te llamamos "Un crucificado sin Cruz".

El amor te llevó a preocuparte por los enfermos, a atraer a los pecadores, a vivir profundamente el misterio de la Eucaristía y del perdón.

Fuiste un poderoso intercesor ante Dios en tu vida, y sigues ahora en el cielo haciendo bien e intercediendo por nosotros.

Queremos contar con tu ayuda. Ruega por nosotros.
Lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.


Un abrazo muy fuerte.

Militos dijo...

Gracias, Arcendo, por vivir la vida como la vives tú.

BESIÑOS DE GUARDIA.

Te envie un mail

Adriana dijo...

Dios lo bendiga abundantemente!!!!!!!!!!!!Me sumo a las oraciones!!!!!!!!

Boss dijo...

Ánimo!

gosspi dijo...

Hola Arcen.....me llegan al alma tus palabras....tu disposicion para ser lo que Dios quiera de ti....todo un testimonio de entrega sencilla y simple....El Señor te está dando muchas Gracias para que te tomes sus "caricias" con esa valentía....ya imagino a los santos -que tambien les llegan estas palabras, aunque no tengan internet- con las caras exultantes de ver en ti lo que en ellos hubo en momentos asi.....no dejo de rezar por ti, y sé que estas oraciones no son en vano....pero el tener a la hermana muerte cerquita es todo un Don, siempre que no te lleve al desasosiego.....creo que es la mas dulce de las hermanas....
mucho animo Arcen y pido al Señor te colme de Paz interior y con ella la Alegria gozosa de saberte tan amado por El...la Madre te abraza cosntantemente....estas almas asi, son sus predilectas. un abrazo

Sacramento Rosales dijo...

¿Sabes Arcen? Yo siempre le pido a Dios saber vivir el momento. Y desde que tengo este descontrol de células cada vez me preocupo menos del mañana y más del hoy, gracias a Dios.
Sentirse así frente a una situación que nos pone al umbral de pasar al otro lado es normal. Pero estoy convencida de que si Dios lo permite antes de lo que nosotros esperamos también proporciona los medios a todos los implicados para afrontarlo y sobreponerse. Independiente de lo fuerte o no que seamos. Él no se equivoca nunca. Vamos a vivir hoy, que mañana Dios sabe que dar a cada uno. Todos caminamos hacia el mismo destino así que el que llegue antes que se encargue de hacer allá junto al Padre lo que sea que hagamos allí por los demás que quedan abajo.
Los días previos a los controles yo me pongo algo alterada y cuando siento miedo simplemente doy gracias de saber que si llega el momento se a donde voy y ya desde allí veré que se hace. Y mientras ofrezco esos momentos por tantas personas que desde el sufrimiento aún no conocen a Dios. Aún no sienten el calor de un hermano en la fe, el calor de una oración. El calor de la fe compartida en la resurrección de Cristo.
Animo, que Cristo Resucitado se manifieste en nuestros dolores y sufrimientos para la salvación de muchos.
Tu generosidad frente a tu situación personal me desarma y me convierte y me hace mirar a Dios y darle gracias por no dejarnos en la ignorancia de nuestras circunstancias presentes.
Estamos con vosotros, con Guadalupe, contigo, con tus hijos... Somos una familia unida por lazos más fuertes que los de la propia sangre.
Un abrazo sanador.

Belen dijo...

Que el Adviento sea para ti un camino de esperanza e ilusión,yo LE ofrezco mi humilde oración por ti.

Un cariñoso saludo Arcen.

George Orwell dijo...

No te rindas...

Angelo dijo...

Me gusta la forma en que estás subiendo la montaña. El día que se te presentó, casi renunciabas a escalarla, ahora nos admira la forma en la que lo haces. ¡¡¡ Sigue confiando!!! Un abrazo

Rosa dijo...

http://hermosas-palabras.blogspot.com.es/2012/12/320-fe-de-vida-de-un-cumpleanero.html

Te dejo este blog de Fray Rufino, fraile capuchino, que hoy ha puesto una oración que te reconfortará.

¡Ánimo! que la Iglesia es comunión.

Un abrazo muy fuerte para ti y toda tu familia, querido amigo.

Puro y Eterno Amor dijo...

Un abrazo fuerte,milll bendiciones.

Maria del Rayo dijo...

Unidos en oración!!
DTB!!

Terly dijo...

Querido Arcendo: Cuando a mi madre se le presentaba un gran problema, de esos que no se pueden esperar soluciones humanas, siempre decía; "yo rezo, rezo y todo se me arregla" Estoy convencido de que entre lo que rezas tú y lo que rezamos todos los que te queremos,todo se va a arreglar, así lo deseo y espero.
Un fuerte abrazo.

Miriam dijo...

Gracias. ESta entrada me transmite mucha fuerza
Un superabrazo

Raquel YG-I dijo...

Amigo, he de confesarte que gracias a ti, estoy acercándome más a Dios porque estaba un poquito alejada y tú lo has logrado, mi hermano-amigo. Sigue así y pa' alante!!! Te queremos muchoooo!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...