viernes, 21 de diciembre de 2012

SALVE, ESPOSA VIRGEN.

.
"¡Salve, oh Vos, en Quién la virginidad y la maternidad convergen!", esta es una más, de las diversas manifestaciones de cariño de un maravilloso himno mariano.
Es posible que, más de uno sepa o tenga conocimiento de esta primorosa oración que este sábado, DIA DEL ROSARIO BLOGUERO, traigo hoy a la HOJA.
Es casi seguro, que BRUCE, nuestro proveedor oficial de cosas buenas, se lo haya enviado a más de uno. Sin embargo, a mí me ha gustado tanto esta enorme y preciosa colección de piropos a Nuestra MADRE, que no me resisto a dejar de postearla, para que todo el mundo la conozca y la rece.

Al parecer se trata de una oración-letanía llamada AKATISTO. En realidad es un himno litúrgico que desde hace 15 siglos canta la iglesia griega ortodoxa para celebrar el misterio de la Madre de Dios.
Desde siempre, me ha conmovido tanto la devoción, como la sensibilidad de los ortodoxos, tanto en sus oraciones y ritos, como en sus representaciones visuales, tal y como se refleja en el ICONO de portada. Obsérvense las manos del cuadro..., como Jesús busca, incluso por detrás del manto, el cuello de su Madre. Me parece un detalle tiernísimo y precioso.
¡Que decir de este himno que me ha descubierto BRUCE!, QUE... como me ha gustado tanto, he indagado un poco más en internet para saber más cosas, así he sabido que la fecha probable de composición, según estudios recientes, oscila entre la segunda mitad del siglo V y los primeros años del siglo VI, ¡NADA MENOS!
Tanto tiempo pasó de eso que, la autoría exacta se pierde en la noche de los tiempos. Se desconoce quien lo compuso pero debió de ser, sin duda, un gran poeta, teólogo y contemplativo que supo reducir a oración poética todo lo que la fe profesa.

De esta oración también se sabe que, en el rito bizantino ocupa un lugar privilegiado y goza de su propia fiesta: el quinto sábado de cuaresma, llamado precisamente por eso sábado de Akáthistos.
Una curiosidad más, es el significado de su nombre griego; es un adverbio que significa "no sentado" o "de pie",  (a =negativo, y kathistomai=sentarse).  Esto es así porque este himno, a diferencia de otros de la Iglesia Bizantina, se debe cantar y escuchar de pie, igual que el Evangelio, en señal de atención reverente.

Pues sin más dilación... con la máxima reverencia y todo el cariño a Nuestra Madre, os dejo aquí este AKATISTOS. Todo a ELLA, que como bien dice este precioso canto es, Medicina de mi cuerpo y Salvación de mi alma.
Espero que os guste, que lo recéis y que ¡paséis la bola!. Buen sábado bloguero y buen "finde" prenavideño.
...

¡Salve, oh Vos, por Quién resplandecerá la alegría!
¡Salve, oh Vos, por Quién cesará la maldición!
¡Salve, Restauración del Adán caído!
¡Salve, Redención de las lágrimas de Eva!
¡Salve, oh Cima inaccesible al humano entendimiento!
¡Salve, oh Abismo impenetrable aún a los ojos de los mismos ángeles!
¡Salve, porque sois el Trono del Rey!
¡Salve, porque lleváis a Aquél que lo lleva todo!
¡Salve, Estrella que anunciáis al Sol!
¡Salve, Seno de la divina Encarnación!
¡Salve, oh Vos, por Quién la Creación es renovada!
¡Salve, oh Vos, por Quién ha tomado carne humana el Creador!
¡Salve, Esposa Virgen!

¡Salve, oh Vos, la secretamente iniciada en el designio inefable!
¡Salve, oh Vos, Fe de los que oran en silencio!
¡Salve, Preludio de las maravillas de Cristo!
¡Salve, oh Suma de Sus dogmas!
¡Salve, Escala celestial por la que Dios bajó!
¡Salve, Puente que conduce a los de la tierra al cielo!
¡Salve, oh Maravilla alabadísima por los ángeles!
¡Salve, Azote en gran manera temido por los demonios!
¡Salve, oh Vos, que inefablemente disteis a luz a la Luz!
¡Salve, oh Vos, que a nadie habéis enseñado cómo ello fue realizado!
¡Salve, oh Vos, que sobrepujáis en inteligencia a los sabios!
¡Salve, oh Vos, que ilumináis el entendimiento de los fieles!
¡Salve, Esposa Virgen!

¡Salve, Sarmiento de una cepa incorruptible!
¡Salve, Huerto de perenne fructificación!
¡Salve, Vos que cultivasteis al amoroso Cultivador del género humano!
¡Salve, Campo fértil en abundancias de misericordia!
¡Salve, Ara colmada de ofrendas propiciatorias!
¡Salve, puesto que florecéis transformada en prado de delicias!
¡Salve, ya que preparáis puerto acogedor a las almas!
¡Salve, grato Incienso de la plegaria intercesora!
¡Salve, Expiación del mundo todo!
¡Salve, Benevolencia de Dios para con los mortales!
¡Salve, Confianza de los mortales ante Dios!
¡Salve, Esposa Virgen!

¡Salve, Madre del Cordero y del Pastor!
¡Salve, Redil de las místicas ovejas!
¡Salve, Defensa contra los enemigos invisibles!
¡Salve, Llave de las puertas del paraíso!
¡Salve, Causa del común de regocijo de cielo y tierra!
¡Salve, Armonía de las voces terrenas con los coros celestiales!
¡Salve, Boca nunca muda de los Apóstoles!
¡Salve, Valor invencible de los Mártires!
¡Salve, Soporte inconmovible de la fe!
¡Salve, Señal resplandeciente de la gracia!
¡Salve, oh Vos, por Quién el Hades quedo desnudo y desierto!
¡Salve, oh Vos, por Quién hemos sido revestidos de gloria!
¡Salve, Esposa Virgen!

¡Salve, Madre del Astro sin ocaso!
¡Salve, Aurora del día místico!
¡Salve, oh Vos, que habéis apagado la fogata del error!
¡Salve, oh Vos, que ilumináis a los iniciados en la Trinidad!
¡Salve, oh Vos, que expulsáis del poder al tirano inhumano!
¡Salve, oh Vos, que mostráis a Cristo el Señor, El que ama al género humano!
¡Salve, oh Vos, que nos librasteis de las supersticiones paganas!
¡Salve, oh Vos, que nos libráis de las obras del lodo y de las tinieblas!
¡Salve, oh Vos, que pusisteis fin a la adoración del fuego!
¡Salve, oh Vos, que libráis de las llamas de las pasiones!
¡Salve, Guía de los fieles hacia la sabiduría!
¡Salve, Alegría de todas las generaciones!
¡Salve, Esposa Virgen!

¡Salve, Restauración del género humano!
¡Salve, Ruina de los demonios!
¡Salve, oh Vos, que hollasteis las imposturas del engaño!
¡ Salve, oh Vos, que denunciáis la superchería de los ídolos!
¡Salve, oh Mar que sumergió al Faraón espiritual!
¡Salve, oh Peña de la que beben los sedientos de vida!
¡Salve, Columna de fuego que guía los que se hallan en la oscuridad!
¡Salve, Protección que cubre al mundo, más amplia que el manto de las nubes!
¡Salve, Alimento que sustituisteis al maná!
¡Salve, oh Vos que nos procuráis santas delicias!
¡Salve, Tierra de promisión!
¡Salve, de la que brotan leche y miel!
¡Salve, Esposa Virgen!

¡Salve, Flor de incorrupción!
¡Salve, Corona de la continencia!
¡Salve, oh Vos, que hicisteis brillar el arquetipo de la Resurrección!
¡Salve, oh Vos, Espejo de la vida angélica!
¡Salve, Arbol cargado de fruto, alimento de los fieles!
¡Salve, Ramaje frondoso, bajo el que se refugian las muchedumbres!
¡Salve, oh Vos, que habéis llevado en el seno al Guía de los descarriados!
¡Salve, oh Vos, que habéis dado a luz al Redentor de los cautivos!
¡Salve, oh Súplica insistente ante al justo Juez!
¡Salve, oh Perdón de muchos de los que caen!
¡Salve, Túnica de confiada esperanza para los que están desnudos!
¡Salve, Ternura maternal, vencedora de toda pasión!
¡Salve, Esposa Virgen!

¡Salve, Lugar del Dios inmenso!
¡Salve, Umbral del sagrado misterio!
¡Salve, Noticia dudosa para los incrédulos!
¡Salve, Gloria incontestable de los creyentes!
¡Salve, Carro Santísimo de Aquél que se halla por encima de los Querubines!
¡Salve, Palacio excelentísimo de Quién está por encima de los Serafines!
¡Salve, oh Vos, por Quién concuerdan las cosas que eran contrarias!
¡Salve, oh Vos, en Quién la virginidad y la maternidad convergen!
¡Salve, oh Vos, por Quién la transgresión fue derrocada!
¡Salve, oh Vos, por Quién fue abierto el paraíso!
¡Salve, Llave del Reino de Cristo!
¡Salve, Esperanza de los bienes eternos!
¡Salve, Esposa Virgen!

¡Salve, Vaso de la sabiduría de Dios!
¡Salve, Cofre de Su Providencia!
¡Salve, oh Vos, que mostráis la necedad de los vanos filósofos!
¡Salve, oh Vos, que dejáis sin palabras a los expertos en controversias,
¡Salve, porque ante Vos acabaron como estultos los hábiles discutidores!
¡Salve, porque ante Vos se esfumaron los creadores de fábulas!
¡Salve, oh Vos, que quebrantasteis las maquinaciones de los paganos atenienses!
¡Salve, oh Vos, que llenáis las redes de los Pescadores!
¡Salve, oh Vos, que sacáis afuera del abismo de la ignorancia!
¡Salve, oh Vos, que ilumináis el conocimiento de muchos!
¡Salve, Bajel de los que quieren salvarse!
¡Salve, Puerto de los que por la vida navegan!
¡Salve, Esposa Virgen!

¡Salve, Columna de la virginidad!
¡Salve, Atrio de la salvación!
¡Salve, Iniciadora de nuestra regeneración espiritual!
¡Salve, Canal de la divina bondad!
¡Salve, oh Vos, que habéis regenerado a quienes fuimos concebidos en pecado!
¡Salve, oh Vos, que amonestáis a quienes tienen la mente confundida!
¡Salve, oh Vos, que habéis derogado el poder del corruptor de las almas!
¡Salve, oh Vos, que habéis dado a luz al Sembrador de la pureza!
¡Salve, Tálamo de boda espiritual!
¡Salve, Conciliadora del Señor con sus fieles!
¡Salve, Preceptora de las vírgenes!
¡Salve, Guiadora de los santos a las místicas bodas!
¡Salve, Esposa Virgen!

¡Salve, Rayo del Sol espiritual!
¡Salve, Dardo de luz inextinguible!
¡Salve, Relámpago luminoso que fulgura sobre las almas!
¡Salve, Trueno que asusta a los enemigos!
¡Salve, oh Vos, que habéis dado el amanecer a la esplendorosa claridad de la Aurora!
¡Salve, oh Vos, Símbolo de la pila bautismal!
¡Salve, oh Vos, que borráis la mancha del pecado original!
¡Salve, Fuente en la que se lava la conciencia!
¡Salve, Pozo que derrama alegría!
¡Salve, Efluvio del perfume de Cristo!
¡Salve, Agape de vida mística!
¡Salve, Esposa Virgen!

¡Salve, Tabernáculo del Dios y Verbo!
¡Salve, Santa mayor que los Santos!
¡ Salve, Arca labrada en oro por el Espíritu Santo!
¡Salve, inagotable Tesoro de vida!
¡Salve, Diadema preciosa de los reyes piadosos!
¡Salve, Gloria venerable de los sacerdotes temerosos de Dios!
¡Salve, Torre inconmovible de la Iglesia!
¡Salve, Baluarte inconquistable del reino!
¡Salve, oh Vos, gracias a Quién se erigen los trofeos de victoria!
¡Salve, oh Vos, por Quién son abatidos los enemigos!
¡Salve, Medicina de mi cuerpo!
¡Salve, Salvación de mi alma!
¡Salve, Esposa Virgen!

*     *     *     *     *

5 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

Que bello himno.
Me encantó.
Gracias Arcen!!
DTB!!

Boss dijo...

Sí es que es precioso. Solo Madre Agradecida me dijo conocerlo y que lo hacían al final de la misa. Pero hoy lo habré dado a conocer a más de una cuarentena de personas y no lo concocían y es PRECIOSOOO!!!

Muchas gracias Arcen por traerlo a tu blog.
Ahora como me desfogo en facebook, os daré menos la brasa por correo, limitándome a asuntos personales o cosas que veo que tiene mucho valor como lo que hoy has traido.

Ahora mi facebook es como mi blog, pero así un poco plan medio en broma, medio en serio, y siempre entremezclando cosas del Señor, Nuestra Madre, Nuestra querida Religión Católica.

Saludos, y me alegro muchísimo de verte por aquí.

Militos dijo...

Porque te me has adelantado que si no lo publico yo, jaja...

Es precioso y el detalle que cuentas de la manita del Niño, una ternura, no parece una pintura estática.
Además da para rezarlas durante varios días.

Te deseo un feliZ fin de semana, preámbulo de Navidad.

BESIÑOS MARIANOS, MUY MARIANOS.

Militos dijo...

Anoche me pasó algo curioso, tenía en borrador de Con sin Nada, el post del Rosario porque no sabía si publicarlo ahí o en De dentro, al final me decidí por éste y esta mañana me llevé la sorpresa de verlo también en Con sin nada, te prometo que yo no lo publiqué, salió sólo, ya no quise quitarlo por si era una señal de que la Virgen quería estar en los dos blogs.

Por eso me alegró verte a tí también en los dos, gracias Arcendo. La Mamita es así.

Besiños de buenas noches nos dé Dios

Militos dijo...

¿Y sabes una cosa?: que tú también debes buscar ese cuello maternal de María, no lo dejes.

MáS BESIÑOS, BLOGUERO MARIANO.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...