jueves, 13 de marzo de 2014

Hola a todos. Hoy por fin me decido a entrar en el blog después de las Navidades, y mi sorpresa es saber que aún estamos en vuestros pensamientos, cosa que me emociona mucho.
Vamos saliendo adelante los tres, cada uno en su lugar. Mi hija y yo estamos saliendo  de esta gran tristeza, pero mi hijo el pequeño está pasándolo regular en el colegio. Le falta ilusión y ganas de luchar. Está muy desanimado y triste; yo espero que su padre, desde el cielo, nos ayude a salir adelante. Cuando el timón del barco se rompe éste navega sin rumbo, pues esto nos está pasando a nosotros. En fin, espero sinceramente que Dios nos ayude. Solo Él sabe por qué  hace las cosas. Yo a veces no le entiendo.
Cuando Antonio vivía yo no solía leer sus comentarios, no le comprendía el tiempo que dedicaba al blog. Me sentía un poco celosa de que os dedicara tanto tiempo, y ahora que no está me siento triste y apenada por no haber compartido con él todo lo que escribía. Lo único que salía de mí es "Arce que pedante eres". Pero, ya no puedo darle más vueltas porque solo consigo desesperarme. ¡Cuántas cosas pude haber hecho mejor de lo que hice!
Todos estos pensamientos rondan todos los días por mi cabeza, y lo único que consigo es perder la paz. Espero que todo esto desaparezca con el paso del tiempo.
Gracias por acordaros de nosotros

14 comentarios:

Armando dijo...

Mi más profundo respeto y admiración por todo lo que con el corazón has expresado con tus sentidas palabras.
Estoy seguro, que pesé a la ausencia de un ser querido,los que poseemos, como es mi caso, una fe muy de a pie, nos sentimos confortados por ese Padre Dios, misericordioso y siempre con su mano abierta,
para recibir nuestras plegarias y otorgarnos el único consuelo que, junto con el de tu marido, que ya es uno con Él, abrigarnos en su amparo y ayudarnos a seguir el camino de la confianza, la aceptación y del Amor.
Mis oraciones por ti y por tu hijos desde este mundo, porque las de Arcendo , tienen muchísimo más valor.
Mi respetuosos saludos para ti y besos cariñosos para los niños.

Militos dijo...


Queridísima Guadalupe, no estés penosa por no haber compartido antes los pensamientos, las ideas y el Arte de tu marido en el blog, sin embargo, ahora lo estás haciendo de maravilla continuando al ritmo que puedes con tus palabras la labor de Arcendo, en esta Hoja del Arce que mantienes viva con tu esfuerzo. Seguro que él está contento con lo que estás haciendo y nosotros te lo agradecemos de todo corazón, no sabes cuánto.

Entiendo que te preocupe el estado de Tony, pero es lógico porque estaba muy unido a su padre, dile que lo supla desde el cielo, seguro que lo hace.

Rezo mucho por los tres, como lo hacen todos los seguidores más cercanos. Por mi parte voy a intensificar mi rezo por Tony, tiene una edad complicada, pero verás como sale adelante, con la ayuda de Dios y de la Virgencita a la que tanto rezas.

Os dejo mi cariño y mi deseo de apoyaros en cualquier cosa que deseéis.
Besos a los tres.


Enrique Arturo Blay dijo...

Tira hacia atrás. Lee todo lo que escribió. Arcendo conectó con muchísima gente, de hecho era uno de los grandes. En este océano que es Internet nosotros sólo somos gotitas en medio de ese océano. Conseguir llegar a una decena de personas que te lean fielmente cada día es MUY difícil. Y sin embargo Arcendo llegó a muchísima gente, te lo aseguro. No sé si sabes que tuvo otro blog antes que este, supongo que lo sabes. Usaba otro nick y lo puedes comprobar en los enlaces que te adjunto. Aún hay en la red menciones a él cuando se despidió. Aquí y aquí. Luego regresó como Arcendo... Como ya te he dicho en otras ocasiones él estaría muy orgulloso de lo que estás haciendo. A mi me gustaría que mi mujer hiciera lo mismo llegado el caso. Ánimo... Y adelante... Ah. y coje el timón, las naves solas no van a puerto ;)

Rosa dijo...

Querida Guadalupe: lo acabo de leer, me has emocionado.

Después regreso con tiempo.

Un beso muy grande.

Anónimo dijo...

Guadalupe, que la gracia de Dios
los sigan confortando y sanando sus
corazones con el amor de su hijo amado
y Maria santisima.
Me da gusto saber que estan logrando
Salir adelante poco a poco.
Ojalá que te animes a en el blog, de vez en
Cuando.

Dios los guarde y los bendiga siempre.

Martha V.

👼

Anónimo dijo...

Guadalupe, que la gracia de Dios
los sigan confortando y sanando sus
corazones con el amor de su hijo amado
y Maria santisima.
Me da gusto saber que estan logrando
Salir adelante poco a poco.
Ojalá que te animes a en el blog, de vez en
Cuando.

Dios los guarde y los bendiga siempre.

Martha V.

👼

Ramón en http://nocheoscuradelalma.wordpress.com/ dijo...

Que alegría leerte, y a la vez quiero darte mucho ánimo. Tengo una prima hermana de mi madre que perdió a su esposo con 5 hijos, ya hace veintitantos años y te aseguro que ha logrado salir adelante. Si vieras a sus hijos e hijas, mis primos, luego de veintitantos años, lo alegres, educados y profesionales que se hicieron. Todos con carreras y de altísimas notas. Mi abuela Antonia también es un ejemplo, embarazada de mi abuelo, con mi padre en su vientre, y con dos hijos vivos, mi abuelo fallecía de una úlcera gástrica. Encima en 1943 en un pueblo llamado San Martín de Valdeiglesias, postguerra y salió adelante. Tuvo que emigrar a Venezuela, separarse de mi padre niño, de su madre anciana, y su hermanas y hermano, y así trabajar como una burra y enviar dinero desde Venezuela para su madre y sacar adelante a sus sobrinos y sus tres hijos. Sé que extrañas a tu querido marido, pero dedícate con fuerza a tus hijos, dale muchos achuchones al chico y a la chica. Recuerda que María tuvo que ver a su Hijo ser clavado en un cruz.

Te recomiendo un libro: Del Sufrimiento a la Paz, del Padre Ignacio Larrañaga.

Rezaré por ustedes.
Que Dios te dé una caricia.

Rosa dijo...

Querida Guadalupe: me emocionaste por todo lo que dices y me alegro mucho de que escribas. Comprendo que tiene que ser muy duro por lo que pasáis y siento mucho el desánimo de Tony.
Tantas veces tu marido nos ayudaba con sus reflexiones y generosidad. No te preocupes, tu marido solo puede estar en el cielo, os ayuda. Se tomaba muy en serio su fe y su trabajo en el blog. Nunca ha disminuido en mí esa sensación, me impresionaba su generosidad con todos, su fe, su esperanza, su alegría al compartir. Es una sensación razonada y nítida.

Dios está a tu lado, te ayuda. Todo el amor que Hoja dejaba en el blog, se multiplicaba cuando hablaba de vosotros, de ti. En estos momentos quisiera darte un abrazo muy fuerte; no te preocupes, poco a poco, con ayuda de Dios y de nuestra Madre, se dulcificará el dolor. Tu oración será tu fortaleza y guía, la oración compartida

Era una persona culta y humilde, siempre me pareció muy humilde, tenía claro que el mérito no era de él, y lo repetía constantemente. Me hiciste sonreír cuando dices lo de pedante.
Esto de los blogs dedicados a evangelizar no lo entendía muy bien, pero aquí, lo entendí del todo, era muy directo, con mucha fuerza, me hizo abrir los ojos "de par en par". Solo puedo dar gracias. La Hoja del Arce siempre será, si Dios quiere, un referente muy claro en mi vida. Rezo mucho más desde que conocí este blog.

Solo podemos darte gracias por mantener el blog. Si en algún momento decides lo contrario, no dudes, es comprensible lo que decidas.
Quiera Dios que Tony se recupere poco a poco y termine bien el curso.

Os dejo un abrazo enorme y de todo corazón. Siempre os llevo y os llevaré en mi oración.
Perdona por la extensión, pero en este blog, es imposible no extenderse, es tanto lo que tenemos que agradecer, a los dos.

¡Mucho ánimo!

Anónimo dijo...

Dios ha pensado darnos unos dones en un momento preciso. Entonces hace falta ponerse en actitud de recibir; pues como dice san Agustín, "el que te creó sin ti, no te va a salvar sin ti." Necesita que nuestra libertad le acepte a Él con sus regalos, en especial uno que se ha prometido en el Evangelio esta semana, el Espíritu Santo. El lugar donde se da la comunión de los santos, juntos Iglesia militante y triunfante; es la Eucaristía; de allí emana la fuerza para el camino; para el día a día.

Otra cosa, todos los hubiera vienen del diablo que quiere que estemos como dice su nombre, "el que divide", o sea el que separa, y la única unión que necesitamos para vivir es unión con Cristo que ahora es Espíritu que da vida.

Espero que estas pobres palabras te ayuden a ti y a tus hijos.

ANGELO ST dijo...

No es fácil y seguro que todos entendemos lo duro que debe ser, la ausencia de alguien tan especial. No desfallezcáis. Necesitáis tiempo para asimilarlo, y día a día todo irá situándose, descubriendo lo mucho que os dejó. Mira por donde, este blog, es un gran apoyo para vosotros y nosotros. Nuestra fe, nos habla de esperanza en el reencuentro. No la perdamos. Sigamos pidiendo unos por otros. Los amigos de Arcendo, seguimos a vuestro lado. Un abrazo fuerte

Toñi dijo...

De todo corazón... os deseo lo mejor, Antonio, es vuestro querido ángel, siempre junto a vosotros.
Es normal, sentir esas emociones, el duelo cada uno lo siente diferente.
Mi apoyo y oración... para vosotros.
Un fuerte abrazo... inmenso.

eligelavida dijo...

Hola Guadalupe;

No te apenes por lo del blog. Yo agradezco que en casa me den tirones de orejas para encontrar el equilibrio entre el día a día e internet, que es también parte de esa vida cotidiana.

Pienso que es muy natural lo que sientes, porque en el proceso de duelo las emociones van y vienen. Pasado un tiempo, los amigos, el entorno de trabajo vuelven a la normalidad, pero el dolor que sientes sigue ahí y a veces se intensifica como en oleadas.

El duelo tiene sus tiempos (Ecl 3,1-8). Rezo para que no pierdas la paz y tus hijos estén siempre pendientes de lo que su padre les enseñó y les sigue enseñando con su legado.

Os encomiendo y pido a la Virgen mucha paz y fortaleza para ti. No estás sola. Un abrazo fuerte!!

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hablando de cosechas según el Evangelio de estos últimos días, ésta es la cosecha, la hermosa cosecha de Arcendo. Sus frutos abundan en la amistad y comentarios que siguen latiendo en este, su hermoso blog, que llega a incidir en su propia familia.

Es bueno tener motivos para la lucha y para vencerse. Nada de atormentarse porque eso, lo de nuestros pecados, lo sabe Dios, y los necesitas para purificarnos, perdonarnos y salvarnos.

Así que entregárselos con humildad, confianza y sabiendo que Él nos perdona, tal y como hizo con el prodigo del Evangelio de hoy.

En mis Eucaristías rezo, entre otros, por Arcendo.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

Militos dijo...


Querida Guadalupe, hoy te encomiendo especialmente a nuestra Madre Purísima, Ofreceré la Misa por vosotros.
Creo recordar que un día como hoy os casasteis Antonio y tú, él solía recordarlo en algunos de sus post, siempre con mucho cariño y muy feliz de esos aniversarios.

Puedo imaginar que sentirás un gran dolor en este día, pero alégrate porque vuestro matrimonio sigue vivo, aunque él no esté visiblemente a tu lado hoy estará más unido a ti, a vosotros, que nunca, seguro que sentirás como te hace un gran regalo.

Te escribiría mucho más, pero no quiero romper tu intimidad, todos somos testigos por sus posts de cuánto te amaba y amaba a sus hijos.
Deseo de todo corazón que sientas su cercanía de manera especial este 23 de marzo, así lo pido a nuestra Madre del Amor Hermoso que Ella vuelque hoy sus gracias sobre ti.

Con todo mi cariño para los tres.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...