martes, 15 de enero de 2008

FUERZAS OCULTAS

.
La ofensiva contra la Iglesia Católica es como el rayo que no cesa; pero esto es aquí y en todo el mundo; es un odio ancestral que conlleva el izquierdismo. No en vano esta ideología malsana, tiene muy a gala, el haber recogido los postulados jacobinos, con tintes claramente masónicos, de la revolución francesa.
Para muestra de lo dicho, dos noticias, a cual más esclarecedora.
.
Ayer, en España, una Fundación auspiciada por el Partido Gobernante y dirigida por uno de los ex ministros del gabinete de Felipe González, arremetió contra la simbología cristiana, tachándola nada menos que de anticonstitucional. ¡Ni el mismo González se atrevió a tanto!.
La fundación Alternativa, que ha si se llama este negocio, promueve la supresión por ley, de los símbolos religiosos (católicos) en todos los centros públicos, especialmente en colegios, por ser, según ellos, “contrarios a los principios constitucionales”. (Ld).
Está ciertamente demostrado que el peso de la masonería en las líneas maestras de conducta del gobierno de Zapatero es determinante.
De la “discreta” masonería, se sabe que siempre ha maquinado para el desprestigio del catolicismo; disfrazados de altruismo, dicen empeñarse en recuperar una “civilización” (¿les suena?), en la que se trabaje para anular en la sociedad cualquier ingerencia y autoridad del Magisterio de la Iglesia.
Lo estamos viendo en el plano educativo, que tanto les importa, "la única educación que agrada a los masones, es la que llaman laica, independiente y libre; es decir la que excluya el más mínimo atisbo de catolicismo", de ahí su empeño por adoctrinar en su contra y por eliminar, incluso su simbología.
.
La otra noticia distante en la distancia pero cercana en su contenido, nos viene del otro lado del Atlántico. En la ya castigada Venezuela, los católicos tampoco se libran de los insultos, trabas y dificultades por parte de la más alta representación política de este país. Hugo Chávez, de nuevo ha dirigido sus ataques a los obispos venezolanos. El Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Prosa Sabino, ha salido al paso de las declaraciones de Chávez, en las que dictador acusa a al Nuncio Apostólico, Mons. Gil cinto Birlocho, de ocultar a un “delincuente” en la Nunciatura; en alusión al líder estudiantil, Nixon Moreno, refugiado en esta sede desde marzo de 2007.
El Cardenal Prosa ha exigido respeto a las autoridades y al Presidente, lamentando los continuos ataques, ofensas y la incomprensión de la que son objeto.
También Prosa, recordó a Chávez, que existen mecanismos, incluso internacionales, a través de los cuales el Gobierno podría presentar su reclamación. "Estas solicitudes o críticas pueden hacerse sin necesidad de recurrir a las ofensas contra los representantes de la Iglesia". Ha dicho el Arzobispo. (ACI-digital).
Desgraciadamente estoy convencido, que estas declaraciones, además de caer en saco roto, probablemente sean motivo para nuevas ofensas. Porque en realidad a estos izquierdistas mesiánicos, cuando existen las mínimas posibilidades de cargar contra la Iglesia, la legalidad les importa un bledo.
Chávez, al igual que Zapatero, ni gobiernan para todos, ni para el bien común, gobiernan exclusivamente para los suyos y para sus oscuros intereses.
.
La masonería, a lo largo de los siglos, no ha cambiado en su esencia. Esta organización, pretende situarse por encima de la religión; efectivamente propone un solo dios, y ese dios es el hombre a la medida de sus postulados, excluyendo la convicción de que el ser humano pueda abrirse a lo sobrenatural; de ahí su manía, principalmente a la Iglesia Católica.
Curiosamente, para cubrirse de falsa condescendencia, presumen defender la diversidad, y promueven alianzas imposibles con países, incluso totalitarios en lo político e inhumanos en sus religiones; pretendiendo demostrar una tolerancia, que tan sólo es simulada.
.
Los jerarcas, muy probablemente masones, de la Fundación Alternativa, a los que tanto les molestan nuestros inofensivos símbolos, dicen, en clara referencia a Monseñor Rouco Varela, Arzobispo de Madrid, que “cada vez hay más distancia entre lo que piensan los cristianos y lo que expresan alguno de sus obispos"; sin embargo, a este que escribe, y le dá por ir contracorriente, le parece todo lo contrario.
Cada vez, que habla este gran apóstol de la verdad, que Dios ha tenido a bien, ponernos en la capital de España, en este crítico momento de nuestra Historia, me siento en íntima y total comunión con este divino gallego. Que el Señor nos lo conserve muchos años.
.

4 comentarios:

Eleonora dijo...

Odian lka libertad. odian al hombre libre y el totalitarismo ya sea de izquierdas o de derechas siempre ha tenido como enemigo al hombre que vive comprometido en unas leyes más altas que el simple dogma de un partido.

Un saludo afectuoso.

eduardo dijo...

Desde Argentina, Tucumán, el panorama no es muy distinto al de España, no podemos lucir nuestra bandera Provincial por llevar una cruz, signo del fachismo, según dicen los que les molesta. Gracias a Dios tenemos un templo de adoracion permanente, que nos ha traido muchas Gracias y vocaciones, y mientras nos atacan, nosotros rezamos y rezamos, y la virgen nos acompaña. Un saludo y los felicito por el blog.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Si Rodríguez Zapatero tuviera un mínimo de sensibilidad democrática, debería buscar la forma de tender puentes, de dialogar en estos temas tan criticados, en lugar de dedicarse a perseguir a aquellos ciudadanos que discrepan políticamente.

Yo pienso que la iglesia tiene que estar vinculada con el estado (diferentemente que un gobierno sea,ateo,pagano,etc) pero llevamos más de dos mil años de catolicismo,no viene eso de "franquismo" como suelen maquillar los socialistas.

Militos dijo...

España no puede ser otra cosa que católica. Su unidad se llevó acabo en torno a la fe católica. Por eso lo primero es conseguir su fragmentación territorial y los ataques furibundos a la Iglesia.
La concentración de diciembre fue maravillosa. Quedó bien patente la verdadera dimensión de la familia unida a la Iglesia.
No hay más que ver los ataques para darse cuenta de donde les duele. Pensaban que estábamos ya casi recluidos en las sacristias.
Reconforta saber que somos muchos los que amamos y seguimos a la Iglesia. en sus verdaderos pastores.
Y lo de la masonería estaba cantado, lo que pasa es que muchos se carcajeaban de quien nos advertía de ese peligro. Pero ahí lo tenemos.
Que conste que no defiendo un nacional catolicismo, aunque en su día debió de ser necesario, pero sí un respeto y reconocimiento a ultranza de sus raices y símbolos católicos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...