lunes, 16 de junio de 2008

EL INCIDENTE DEL CONGRESO


Hablar de reconciliación y de perdón, siempre está bien. El cerrar heridas siempre, es síntoma de curación.
Lo que ocurre es que, desde el punto de vista político, las profundas heridas provocadas por la guerra civil española, se suponía que, quedaron selladas con la instauración de la democracia, y gracias al consenso de muchos españoles de buen criterio y ánimo generoso de uno y otro bando. Sin embargo, a la vista de lo sucedido el sábado pasado en el Congreso de los Diputados, parece que para una gran parte de resentidos, la Constitución y las leyes actuales, no va con ellos; y mucho menos el perdón y la reconciliación.
.
Según cuentan distintos medios, este sábado en el Congreso de los Diputados, bajo la presidencia de José Bono, se montó un circo para homenajear a los presos políticos del franquismo. Cuando las cosas se hacen tarde y además sin razón para hacerlas, las cosas salen como salió esta pantomima inútil y gratuita, es decir rematadamente mal.
El acto tuvo que concluir de forma precipitada, porque mientras que un grupito de los agasajados no paraba de lanzar -Vivas a la República-, otros exhibían el trapo tricolor, y allá en el púlpito maese Bono con energía y talante de pocos amigos, de cara a la galería, reprendía a los presentes por el enorme cachondeo armado allí. Sin embargo, ya nadie podía evitar que una de las principales instituciones del Estado, se hubiera convertido ya, en la casa de “tócame Roque”.
Sin embargo, no es eso lo más grave, porque la tropa que allí se encontraba, no es que rozara la ilegalidad, sino que clara y abiertamente cometieron un delito contra la legalidad vigente, además de demostrar una gran falta de respeto a los españoles, a las Instituciones y al Estado.
.
España, nos guste o no, a mi no me gusta, es una monarquía parlamentaria; por supuesto que eso no quita para que, todo hijo de vecino, muestre su disconformidad con tal forma de Gobierno, porque también afortunadamente vivimos en un régimen de libertades, donde por supuesto, se contempla la libertad de expresión; pero una cosa es esta y otra muy distinta es cagarse en la legalidad e ir en actitud insultante a la casa de quien te ha invitado. Eso es signo de mala educación, falta de respeto, y en este caso, repito, es un delito.
.
En este caso, llama la atención la persecución y la inquina contra la bandera franquista con el águila de San Juan, y la condescendencia con este otro trozo de tela antediluviana. Eso no se explica más que, por el ánimo revanchista y rencoroso que tienen algunos, y el afán por quedarse encima y cambiar el rumbo de la historia que no fue, como ellos quisieron.
Hay quien alaba la actitud de Bono, yo no puedo hacerlo; porque lo primero que hay que decir, es que este acto nunca se debía haber celebrado, sobraba. Pero también he de decir, que la postura de la oposición, en esta y en otras muchas cosas, ha sido y es negligente, pasiva e inoperante. El hecho no puede quedarse en anécdota, tiene máxima importancia, porque es símbolo del atropello mayúsculo que se nos viene encima y la cuestión no es para quedarse callado, sino para pedir explicaciones, y responsabilidades.
Porque en un Estado de Derecho, los delitos han de pagarse, y este repito, de nuevo, lo fue.
.
Lo único que me enorgullece es, que ese mismo sábado mientras que unos pocos chalados reivindicaban la vuelta del odio y de lo rancio, otros millones de españoles lucían alegremente en toda España y además en Insbruck, la bandera roja y gualda; me dá lo mismo, si la causa fue deportiva o no; el caso es que una vez más, se demostró que lo que pasa en las Instituciones, dista mucho de lo que quiere la calle.
.
* * * * *

5 comentarios:

Militos dijo...

El acto fue una irresponsabilidad de Bono que siempre juega a dos bandas. Seguro que presos políticos y exiliados ya no deben quedar muchos, que da la casualidad que se les dejó volver en el franquismo y no quisieron hacerlo porque ya tenían allí su vida afincada, cosa lógica, pero ahora argumentan que no se les permitió.
No hay nada peor en esta vida que el resentimiento. Malo para la salud del cuerpo y del alma.

Está muy bien que denuncies este hecho. Ya es hora de que pensemos en otras cosas urgentes y necesarias para la convivencia y el progreso de España. Ya vamos camino de llevar el mismo tiempo de democracia que de dictadura y sin embargo, nadie es capaz de olvidar el franquismo. Es parecido a lo que hace el Psoe que cuando no tiene argumentos para defender su posición le echa las culpas al gobierno de Aznar.
Culpando al pasado nunca se progresa, el único camino es la superación con hechos de ese pasado.
Perdona esta arenga.
Besiños

Alter ego (el otro yo) dijo...

Militos,son repúblicanos queramos o no y haran todo lo posible en destruir el país.

Arcen,ví la entrevista de Pío Móa y el perdiodista jauregui,si no me equivoco y lo hizo muy bien D.Pío.
Creo que compraré el libro que acaba de editar.

Saludos arcen (estoy en ello)

Hispanicus dijo...

Yo firmo lo que dice Militos, no se puede decir mejor.

Hispanicus dijo...

Yo firmo lo que dice Militos, no se puede decir mejor.

Caballero ZP dijo...

Arcendo creo que este es un problema que va a persistir siempre, ¿lo crea la derecha?, nooooo. Este problema lo genera la izquierda que siguen intentando ganar una guerra que perdieron y además están empeñados en tener una razón que no tienen.
Saludos
P.D: Pásate por el blog y mira el video de la cabecera, que pena que no todos en el PP sean iguales.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...