domingo, 10 de agosto de 2008

EL RESCATE DE LOS NUESTROS IV: RAMIRO DE MAEZTU

.

Hace tiempo que tengo abandonada esa sección del blog que he dado en llamar “El rescate de los nuestros”. En este apartado pretendo hacer “memoria histórica” de aquellos escritores e intelectuales que el régimen del talante y la intolerancia pretende esconder a las nuevas generaciones.

Por este blog han pasado ya figuras como D. Pedro Muñoz Seca, Agustín de Foxá, Eugenio D´Ors, y Miguel de Unamuno; también hemos hablado de refilón de Rafael García Serrano, José María Pemán, Ortega y Gasset o Gregorio Marañon; todos ellos genios irrefutables, brillantes en su quehacer y sinceros en su proceder; ejemplos claros de la mentira interesada que pretende hacer creer que la inteligencia es inexistente en los intelectuales no afectos a los cerrados dogmas de la izquierda y que la España "nacional" fué el desierto cultural en España.

Así, que hoy rescato de la amnesia sociata, a otro de los grandes, que además de ser erudito de talla, fue mártir por sus ideas. Estoy hablando de Ramiro de Maeztu.


Ramiro de Maeztu y Whitney nació en Vitoria, Álava, el 4 de mayo de 1875, de padre español, de origen cubano y madre inglesa, pasó su juventud entre Cuba e Inglaterra.

De hecho en Inglaterra vivió, nada menos que 15 años y además estuvo casado con una inglesa.

A su regreso a España, hizo sus primeros trabajos periodísticos en Bilbao. Ya entregado de lleno al periodismo, lo cultivó en Madrid y el extranjero. Fue corresponsal en Londres de “La Correspondencia de España”, “Nuevo Mundo” y “El Heraldo de Madrid”, y además ejerció de corresponsal de guerra en Italia (1914-15).

Fruto de su formación en la cultura político-económica sajona fue su obra en inglés "Authority, Liberty and Function in the Light of the War" (1916), que luego (1918) se convertiría en "La crisis del Humanismo".

Inicialmente, su postura intelectual le sitúa en la «generación del 98», en esta etapa de su vida colabora con distintos periódicos y revistas, como “Germinal”, “El País”, “Vida Nueva”, “La España Moderna”, y hasta “El Socialista”, todas ellas propagadoras de una óptica de orientación socialista reformista.

En esos tiempos también, traba amistad con Azorín y Baroja (del que hablaremos otro día), afines a estos a planteamientos europeístas; con los dos mencionados formó el llamado “Grupo de los Tres”.

En sus colaboraciones de prensa de aquellos días, principalmente agrupadas en su libro “Hacia otra España”, examina las causas de la decadencia españolas del 98 y hace una crítica muy dura de la vida nacional.

Más adelante, imbuido por el convencimiento de los errores y mentiras de sus anteriores planteamientos, en 1919, comienza su desconfianza en aquel socialismo idealista y va cuajando su evolución hacía un tradicionalismo, combativo, sincero y comprometido. Repudia sus escritos anteriores, principalmente “Hacia otra España” y será ya un apasionado hispanista católico.

En 1931 fue co-fundador del movimiento y la revista -Acción Española-. Desde esos posicionamientos hace una crítica frontal de la subversión de los valores marxistas, entonces tan en boga.


.

En 1934 escribió el libro fundamental, posiblemente el que le valió su propio asesinato: “Defensa de la Hispanidad”. Libro polémico e inteligente, alabado por la intelectualidad de la época pero que le enemistó definitivamente con la prensa y la clase política de la época.

Maeztu, por su obra y su pensamiento, no deja de ser un pensador tremendamente actual.

Su filosofía se puede calificar de tomista renovadora, también se puede decir que siguiendo fielmente una lógica kantiana incontestable, defiende sus ideas con honradez y contundencia, estableciendo la primacía de los valores frente a lo contingente, afirma sin dudas, la superioridad de los valores, de los principios frente a los relativismos liberales o marxistas.

.

Prueba de su brillante verbo y de su ideario puede servir el ejemplo de este párrafo de su libro inacabado “Defensa del espíritu”:

“Frente al liberalismo que atomiza al hombre y el marxismo que le quita el alma, redescubrir la dignidad del hombre, la familia y la nación, revestidos de todos los derechos que exijan sus deberes y sin otro derecho que cumplir con su deber”.

.

Empezó a escribir “Defensa del espíritu” pero sólo logró acabar la primera versión desde la cárcel, poco antes de su asesinato. Maeztu, estaba en Madrid al comenzar la guerra civil y fue detenido rápidamente por sus ideas. Posteriormente fue fusilado junto a tantos otros en la localidad madrileña de Aravaca, el 29 de octubre de 1936. Sus últimas palabras fueron: «Vosotros no sabéis por qué me matáis, pero yo sí sé por lo que muero: ¡Porque vuestros hijos sean mejores que vosotros!».

.

Todo un ejemplo de intelectual y de persona, que no queremos olvidar, antes bien, hemos querido honrar y agradecer por toda la sabiduría de su pensamiento y por la valentía de haberse sabido sacudir, el engaño de una izquierda mentirosa, falsa y enemiga de la cultura y del humanismo.

***
Para saber más:

Biografía.

Defensa de la Hispanidad

Artículos de Acción Española


EX LIBRIS DE ACCIÓN ESPAÑOLA
* * * * *

5 comentarios:

Aguijón dijo...

arcen,
Te voy a comentar un "secreto". El abuelo de un amigo mío ocultó en su casa, mientras pudo, a Ramiro de Maeztu antes de que se lo llevaran para asesinarle.
te mando un fuerte abrazo desde Madrid,

Militos dijo...

Mañana leeré despacio este post de "recuperando los nuestros" que sabes tanto me gustan. Hoy me he quedado exausta contestando correos y no quiero meterme en otro tema.
Espero que me entiendas.
Besiños de buenas noches

Militos dijo...

Fantástica frase "Vosotros no sabéis... Es la generosidad del verdadero intelectual que con su obra solo pretende hacer un mundo mejor, aún a costa de su vida. También es de admirar el "bajarse" de sus errores en los que se ve claramente que se metió de buena fe.
Mayor crimen que su asesinato me parece el fusilamiento, por olvido, de las obras de estos intelectuales irrepetibles, por lo menos en la España de hoy.
¿Puedo pedirte un favor?: Como yo en ese lugar perdido de la Mancha donde voy no tengo medios a mi alcance, me gustaría rescatar a un poeta que siempre me gustó y que ha sido muy mal tratado, hasta por su familia. Murió pronto (no en la guerra) y hoy nadie le conoce. Es Leopoldo Panero, (no confundir con Leopoldo María Panero).
Muchas gracias por Ramiro y por todos tus rescates.
Besiños, Rescatador de ilusiones.

MARISELA dijo...

Querido amigo: me estremecen estos post cada vez que los leo, pues aprendo esa Historia de la que no me hablaron en Cuba y que aquí están tratando de borrar.Siempre ha sido así y siempre lo será: la izquierda se atribuye las glorias y los demás callamos; pero tú no, resiste y cuéntanos, en esa forma tan bonita y ajena a ñoñerías y pancartas, ajena a lemas repetitivos y gritos enfervecidos,cuenta la verdad que nos quieren ocultar. Eres un ejmplo para muchos españoles y te digo que aunque no te escriba mucho, siempre que me conecto te leo.Que Dios te bendiga y su Espíritu te ilumine!!!!.Un beo de hermana,Marisela.

Al Neri dijo...

Buenísimo post. Muchas gracias por rescatar la memoria de los buenos españoles, que hace mucha falta en estos tiempos de marejada.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...