martes, 26 de agosto de 2008

A LOS CUARENTA Y MÁS… ¡MUCHO MEJOR!.

En una de mis muchas andanzas por la red me he encontrado con un poema precioso que quiero compartir con vosotros y que me dá pie para reflexionar sobre la mujer, el hombre y esa necesaria relación que existe entre los dos sexos.
El poema pertenece al libro “Elogio de la mujer madura” y su autora es Gioconda Belli.
.

Y DIOS ME HIZO MUJER
..
Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos, nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
.
Todo lo que creó suavementea martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.
*****
La mujer, más bien, La hembra con la que hemos soñado muchos es un sueño moldeado por siglos de prepotencia y años de machismo casi infrahumanos, Cuando somos jóvenes y las neuronas están en plena ebullición y la cabeza hueca, pensamos en “adquirir” una pareja joven y mansa, dulce y sumisa, siempre con una sonrisa en la boca. Una mujer bonita que no discuta, que sea simpática y siempre diga frases amables.
La realidad, en muchos casos es otra, pero curiosamente, y siempre gracias a la sabia providencia suele tener el ajuste adecuado. –siempre hay un roto para un descosido-.
.
A medida que pasan los años nos damos cuenta que son seres muy normales, envejecen, como nosotros, y ya no tienen piel ni senos de veinte añeras (mirémonos el pecho también nosotros, y los pies, las mejillas, lospoquísimos pelos), las hormonas les dan ciclos de euforia y mal genio; pero al mismo tiempo esa transformación les ha dado un alto valor añadido, ahora probablemente ya no tendrán las curvas de infarto, ni las tetas perfectas, pero ahora ya son sabias para vivir y para amar, y si alguna vez en la vida se necesita un consejo sensato (siempre se necesita), ella estará ahí para dártelo.
.
Así,a medida que avanzo en edad, valoro mucho más a las mujeres que sobrepasan los 40 años, y por consiguiente de “mi chica”. Es un hecho real que las mujeres, como el buen vino se van superando con el tiempo.
Las mujeres de más de 40, tienen suficiente seguridad en sí mismas.
Las mujeres de más de 40, son generalmente generosas en alabanzas. Ellas saben lo que es no ser apreciada lo suficiente.
Las mujeres de más de 40 se vuelven adivinas a medida que pasa el tiempo.
No necesitas mentir, ni confesar tus pecados, ellas siempre lo saben. Son honestas y directas, te dicen directamente que eres un imbécil, si es lo que piensan de tí.
A una mujer de más de 40 le queda bien el lápiz de labio, rojo brillante. Esto no es cierto en mujeres jóvenes.
A una mujer asentada y madura, que no mayor, le sienta bien cualquier cosa que se ponga..¡y que decir de la mia, que la sigo viendo igual de hermosa!.
.
Los hombres siempre tienen muchas cosas buenas que decir de las mujeres de más de 40, y por múltiples razones, lamentablemente no es recíproco, para cada impactante mujer de más de 40, inteligente, sexy, bien vestida, hay un hombre de más de 40… calvo, gordo, haciéndose el gracioso, a veces de forma lamentable, con una mujer de 20.
.
¿Qué hariamos nosotros sin ellas?, este es un puzzle maravilloso y perfecto que Dios hizo para que nos entendieramos y casaramos nuestras cualidades y diferencias. Bendigo a Dios –también- por haberme arrebatado mi costilla para crear ese ser maravilloso que hoy duerme a mi lado.

* * * * *

5 comentarios:

ANAROSKI dijo...

Como mujer que soy, precioso post dedicado a la mujer, aunque no cumplo los requisitos hasta diciembre no cumpliré 36, así que para más de cuarenta me faltan cuatro años cuatro meses y 12 días.

Un abrazo Arcendo.

Terly dijo...

Aunque con retraso, por fin he dado cumplimiento a mis deberes de premiado y he hecho público en mi blog el premio por ti concedido.
Pido disculpas por mi tardanza y de nuevo manifiesto mi agradecimiento.
Vendré a visitarte con más calma pero en tanto recibe un abrazo.

Terly dijo...

Y...¡Gracias a Dios que Dios la hizo mujer!: la hizo mujer para provocarnos, lo hizo con la manzana, para sublevarnos en muchas ocasiones, para llevarnos siempre la contraria, pero también la hizo mujer para dirigir nuestro rumbo muchas veces perdido, para ser en ocasiones dulces como gotas de miel, para ser la inteligencia que a veces nos falta, para amarnos y ser amada, para ser nuestra esposa y madre de nuestros hijos, para ser nuestra propia madre...en fin...gracias Dios por haberla hecho mujer.
Un abrazo, Arcendo.

Anónimo dijo...

gracias a dios las maquinas van a reemplazar la funcion que cumple deberian desaparecer y volver al infierno

Militos dijo...

Oye que miedo me da este anónimo, debe ser un pretendiente que dejé plantado en la universidad.
Muy bonita entrada. ¡Que pena tener 15 años!
Besiños agotados de tanto recorrer tus post.
Agotados de cansancio no de que ya no me queden más.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...