domingo, 28 de septiembre de 2008

VENEZUELA, CRUCIAL CAMPO DE BATALLA.

.
Bien es verdad, que detesto profundamente el desorden, sobretodo en lo tocante al Gobierno de una Nación, pese a sus connotaciones peyorativas me considero un “hombre de orden”, y lo llevo a mucha honra. Como decía Pitágoras “El orden es el más hermoso ornamento de una casa. Con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo, y de hacerlo bien”. Sin embargo, también amo profundamente la libertad, y pienso que esos dos conceptos pueden casar perfectamente, es más, creo que es tarea de todo buen gobernante el compaginar ambas cosas, en su justa medida.
Y es, precisamente esa inclinación por al orden y a la libertad, la que me enfrenta a las dictaduras y a la demagogia, que es todo lo contrario al respeto, a la libertad, a la democracia e incluso al orden justo y natural de las cosas.

Máximos exponentes actuales del desorden y de la corrupción del quehacer democrático y por consiguiente de la violación de la libertad, son los llamados populismos. Porque son esas políticas del exceso de talante y escaso talento, las que pretenden en base a la verborrea y la mentira engañar a los pueblos que tienen la desgracia de caer en sus pegajosas redes.
Y aunque, desgraciadamente en España, después de dos legislaturas de desgobierno socialista, estamos empezando a sentir los efectos de esta “dictadura tranquila”, considero que el germen de esta peligrosa epidemia populista hoy por hoy, reside y se propaga con fuerza inusitada, en el continente americano; siendo Venezuela el estandarte donde se miran los nuevos tiranos y los aspirantes a serlo..
Desde su ascenso al poder en 1998, el Presidente Hugo Chávez Frías, suscita en occidente, grave preocupación. Su proyecto, por sus gestos, por su férrea represión a la disidencia y por la excesiva concentración de poder es la materialización real de la tentación autoritaria y antidemocrática, del totalitarismo.
Chávez se sustenta en la enormes riquezas petroleras de su país ( 100 mil millones de barriles diarios de petróleo) para poner en marcha su régimen populista, donde la libertad, precisamente no es lo primero. Como afirmaba recientemente, el Premio Príncipe de Asturias. Carlos Fuentes, el sistema político de Venezuela no es socialismo sino fascismo. Y esto es tanto así, que este mismo intelectual mexicano, se atrevía a calificar a Chávez de Mussolini tropical de cuarta, o –banana Mussolini-. (Link).

Está claro que, el temperamento y el particular discurso de Chávez, para cualquier persona medianamente formada y alejada de prejuicios, sólo conducen a pensar en Chávez, como un individuo con los dejes propios de un dictador, un caudillo a la antigua usanza. Un personaje trasnochado y decadente, obsesionado por la autocracia y por lo tanto molesto por el más mínimo atisbo de contestación. Con Chávez, se resucita en América “la caza de brujas”, porque quien no comulgue con los ideales de la “revolución bolivariana”, tiene asegurada su censura, en primera instancia, y su posterior persecución hasta el confinamiento. Cómo hemos podido saber, no pocas veces, desde los pocos focos de libertad que van quedando (*), la esclavitud regresa con plena vigencia en pleno siglo XXI, en la desdichada Venezuela.

Lo peor del caso, es que el tirano empieza a clonarse peligrosamente. Porque además de sus conocidas apretadas relaciones con la cuba castrista; el presidente Evo Morales ya se mira en él, como en un espejo y ha dado sobradas muestras de seguir el dictado de Chávez, casi al dedillo; y el otro hitlerín caribeño, Daniel Ortega, que había pasado mucho, en el dique seco mediático, ahora igual que el ave fénix, vuelve a tomar aire, gracias a su colega venezolano. El reguero de polvora, se extiende y amenaza con una explosión de enormes proporciones.

En la “otra” política exterior de Chávez, desde el famoso “¿Por qué no te callas?”, al más reciente “Váyanse para el carajo, una y cien veces, yanquis de mierda”, son conocidos mundialmente, sus gestos hostiles. Estas actitudes chabacanas y ofensivas, son un exponente más, de su prepotencia caudillista, que no hace sino hundir más a su país, deteriorar su imagen y aislarlo internacionalmente.
Pero, por si esto fuera poco, también la ruina económica se cierne sobre esta querida nación venezolana; porque, que a nadie le quepa duda, que las mayorias venezolanas son mucho más pobres que antes, tal y como recoge El Banco Central de Venezuela en la revista “The Economist” . donde se estima que la desigualdad en el país, desde la llegada de Chávez al poder es notoria y palpable. “The wind goes out of the revolution”, -The Economist- 6/diciembre/2007.
Posiblemente, la desigualdad en la distribución y el afán totalitario por intervenir en todo lo privado, tengan la culpa de estos datos.

Chávez, se cree el amo y señor de Venezuela, su pueblo le importa un bledo. Dice que es comunista y probablemente, no sabe ni lo que es eso. Dice que es bolivariano y temo que tampoco esté muy informado. En palabras de “El libertador”: "El soldado no es el árbitro de las leyes ni del gobierno, es el defensor de la libertad. Sus glorias deben confundirse con las de la República; y su ambición debe quedar satisfecha al hacer la felicidad de su país”. ¡Que dignas palabras, y que alejadas de los hechos de este militarillo de opereta”.

Y aún hay más, porque si todas estas premisas no me fueran suficientes para abominar de Hugo Chávez, lo que ya me decanta definitivamente en su contra, son los datos contrastados que le sitúan como el principal hostigador del terrorismo internacional. Está demostrado que Chávez entregó 300 millones de dólares a la guerrilla comunista de las Farc, pero es que además la -Coordinadora Simón Bolívar- que él financia, ampara, ayuda y cobija a grupos abertzales, y a personas, hoy buscadas en España, por delitos de sangre. De hecho, se sabe que Chávez concedió una indemnización a etarras que suman cuarenta asesinatos, que ahora viven protegidos por Chávez y están gestionando la nacionalidad venezolana, para huir de la Justicia española. Y esto ya me toca, aún más de cerca.

Como dije al inicio de este comentario, El orden, la libertad y ahora añado, también la justicia, deberían ser las bases de los sistemas democráticos del siglo XXI, algo que aún no ha entrado en la cabeza medieval de este fantoche caribeño, ni de los que le siguen y le apoyan. En los feudos de estos neofascistas colorados se cobran a diario, derecho de pernada, de tal manera que, la violación de las libertades, es lo cotidiano. Su juego es imponer arbitrariamente “su orden” para aniquilar definitivamente la libertad; y eso, para una persona de orden, en su justo término, es además de intolerable, profundamente aborrecible. Chávez es la antítesis de la razón y de todos los valores naturales que nos hacen persona.

Para finalizar, y para aquel ingenuo utópico que piense que lo que aquí se dice, no puede ser cierto, o es una broma. Os quiero regalar con una imagen, de esas, que dicen que vale, mucho más que mil palabras en un blog. La gráfica pertenece a “diario de la crisis”; se trata de la reproducción de un folleto de mano que el chavismo y sus seguidores anda repartiendo por distintas poblaciones venezolanas y es un perfecto retrato de esta pseudo ideología del odío populista. Basta con leer en el mismo que “el fín justifica los medios” para afirmar con rotundidad que esto es puro fascismo.

Así empezó Hitler y acabó construyendo Auschwitz y Treblinka, ¿Qué “solución final”, tendrá reservada Chávez para sus compatriotas disidentes?.... Si se le deja, y occidente, mira para otro lado, este Fuhrer venezolano no tendrá límites; porque es en Venezuela, donde se está librando, ahora mismo, la batalla de las batallas, la batalla por el orden, por la justicia y por las libertades. No es posible permanecer neutrales.

* * *
.
(*) Además del blog ya mencionado “diario de la crisis”, os recomiendo muy vivamente, que no dejéis de visitar:
- El blog de Martha Colmenares.
- El blog de Buensancho.
- y el blog de Alexis Marrero.
En todos los brillantes comentarios de estos ilustres blogueros, la verdad, el análisis, el interés y el buen criterio se aúnan para dar la información precisa, del día a día, sobre la terrible situación, en la que está sumida nuestro querido país hermano.
.
* * * * *
.

5 comentarios:

Martha Colmenares dijo...

Muy bueno tu análisis, Arcendo. En cualquier momento lo enlazo como referente.
Te comento, en la misa pasada que asístí por los presos políticos decía el padre que "libertad es respetar el derecho de los demás". Me ha parecido la mejor definición y es lo que como personas debemos llevar como premisa.

ARCENDO dijo...

Querida Martha, siempre son un placer y un honor, tus visitas y comentarios. Un saludo.

Militos dijo...

Lo peor de estos gobernantes es que no tienen formación ni preparación para ocupar el puesto y creen que por el petróleo se pueden permitir cualquier cosa, desde oprimir al pueblo hasta los exabruptos que suelta. Bueno y ¿el alerta?: parece imposible que hayan podido lanzar semejante panfleto. Eso de que "el fin justifica los medios" debería ser un delito internacional, peor que los que juzga Garzón.
Y tienes razón, esto se extiende como la pólvora.
Un beso

Militos dijo...

A mí siempre se me queda algo en el tintero. Quería decir que tiene razón Martha, vaya trabajo completo que has publicado sobre el problema hispano. Y si ella que lo está viviendo dice que está muy bien, imagínate los que lo vemos de lejos. Felicidades. Un beso

Terly dijo...

Felicidades, Arcendo, por tu magnífico y exhaustivo análisis de la situación venezolana y del dictador Hugo chávez. Leido el panfleto que nos adjuntas, se pone la carne de gallina. ¡Que Dios proteja al pueblo venezolano!
Y a Martha, mi buena amiga, una vez más el agradecimiento de los demócratas por estar ahí defendiendo la libertad en unas condiciones poco pavorables.
Un abrazo, Arcendo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...